Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 21 s 6 s 2008 Eurocopa 2008 España- Italia DEPORTES 101 Dos santos bajo los palos Buffon y Casillas, los hombres que defenderán mañana las metas de Italia y España, tienen dos puntos en común: no empezaron de porteros y en sus equipos son conocidos como San Giggi y San Iker ROBERT BASIC El hombre que hoy defiende la portería de la selección italiana empezó su carrera en la medular. Aunque cueste imaginarlo, Gianluigi Buffon se arrancó como centrocampista ofensivo. Después de este erróneo diagnóstico de demarcación, y con apenas 13 años, Gigi Buffon- -encantado de meter goles en vez de pararlos- -entró en los juveniles del Parma y acabó siendo uno de los mejores guardametas del mundo. Y eso que podía haber escogido el lanzamiento de disco, como su madre, María Estella Masocco, campeona de Italia; o el de peso, como su padre, Adriano Buffon, campeón nacional júnior. Ni siquiera reparó en sus hermanas, Verónica y Guendalina, internacionales en voleibol. San Giggi rebuscó en su árbol genealógico y dio con su tío abuelo Lorenzo, un gran portero que defendió los colores del Milan y el Inter en la década de los cincuenta. Entonces decidió ser futbolista y, tras su infructuosa etapa como centrocampista ofensivo, terminó bajo los palos del Parma y la Juventus. Hoy, con la azzurra il muro se enfrenta a España por un puesto en las semifinales. Igual de temprano fue el descubrimiento de Iker Casillas. Después de pasar por todas las categorías inferiores del Real Madrid, empezó a entrenarse en la ciudad deportiva junto a Roberto Carlos, Hierro, Morientes... Tenía 18 años y cientos de cámaras de fotos disparándole. No estaba acostumbrado a tanta atención y tampoco a la multitud de aficionados que acudían a los entrenamientos del primer equipo merengue. ¡Iker ven aquí y dame un piquito! le gritaban las chavalas desde el otro lado de la verja. ¿Qué hacen aquí todas las mañanas? ¿Nunca van a clase? se preguntaba por aquel entonces el imberbe guardameta blanco, hoy uno de los mejores del mundo y el estandarte de la selección española. Mañana, con el brazalete de capitán, Luis Suárez NO BASTA SABER JUGAR a se pueden imaginar lo que estoy teniendo que soportar estos días. Todo son llamadas y bromas de que nos van a ganar. La verdad es que como siempre nos han ganado no les puedo decir mucho, pero sin ningún ánimo de triunfalismo creo que España puede y debe ganar el domingo a Italia. ¿Por qué? Porque como equipo creo que es mejor y está funcionando mejor. Tiene más confianza, técnicamente es mejor y físicamente están por el estilo. Mi experiencia me dice que todos estos partidos de dentro o fuera son especiales. No basta con saber jugar, con tener el balón, con dominar, hay que estar listo en los momentos cruciales que se presentan. Tenemos el ejemplo de Portugal contra Alemania. Portugal había demostrado más, tiene más fútbol, pero ha llegado el momento y Alemania ganó sin discusión. Italia se está despertando. Su triunfo ante Francia le ha hecho levantar la cabeza, pero yo les digo que este partido se les puso de cara con la expulsión de Abidal y jugaron contra un hombre menos. España está jugando bien. Los equipos de Luis, de toda la vida, han jugado bien. El centro del campo tiene personalidad y arriba Villa y Torres pueden resolver en cualquier momento. La velocidad del primero y la progresión del segundo tienen que dar muchos problemas a los dos centrales italianos, Panucci y Chiellini, que no son rápidos precisamente. A Panucci le salva la experiencia, pero no es un niño. Chiellini es fuerte pero lento y tiene problemas para sacar el balón. El partido se tiene que comenzar a ganar en el centro del campo, como casi siempre, y ahí España es mejor y más sin Pirlo, que es el único jugador italiano con calidad para jugar el balón, para tenerlo, para buscar al delantero. Definitivamente me jugaría un euro a que gana España. No sin dificultades, no sin sufrir, sacando la personalidad que tiene dentro si el partido se le tuerce. Ahí es cuando hay que ver a los jugadores, no cuando van ganando tres- cero. Yo confío y deseo la victoria. Y le pido a mi amigo Luis que gane porque, si no, lo que me espera pasar en Milan no se le deseo a nadie. Además él se lo merece después de la carrera profesional que lleva. Y Gianluigi Buffon se enfrentará a Italia. Casillas jamás ha tenido dudas acerca de su profesión. Ni médico, ni bombero, ni policía, ni piloto... Quería ser futbolista. De pequeño, solía jugar con su padre, José Luis, funcionario del ministerio de Educación, todos los fines de semana en su Móstoles natal. De delantero. A su viejo no le gustaba que su hijo se dedicara a parar EPA Iker Casillas EFE Buffon empezó a jugar como centrocampista, pero con 13 años unió su destino a la portería; Iker fue uno de los pocos elegidos por el Madrid con nueve años balones en vez de meterlos, pero a él sí. Con nueve años se presentó a las pruebas de selección del Real Madrid, peregrinación a la que se someten anualmente unos 8.000 niños. De todos vosotros, sólo uno o dos pasaréis a la siguiente categoría solían repetirles los entrenadores. Iker superó todos los filtros. Ahora, en el Bernabéu, le llaman San Iker La Eurocopa en breve Portugal Queiroz, favorito para suplir a Scolari El ex entrenador del Real Madrid es el primero de la lista para ocupar el cargo de seleccionador portugués. Madail, presidente de la FPF, señaló que fue contraproducente el anuncio del fichaje de Scolari por parte del Chelsea, en plena Eurocopa. España Si gana recibirá 5.200 botellas de Cruzcampo La marca de cerveza Cruzcampo, patrocinador oficial de la selección española de fútbol, regalará a los integrantes del equipo nacional su peso en cerveza si vencen a Italia en cuartos de final. Los jugadores y el equipo técnico de España recibirían 5.200 botellas de un tercio de litro, equivalente a los 1.732 kilos que pesan. El portero Reina sería el futbolista que mayor cantidad de cerveza recibiese, 85 kilos, es decir, 275 botellas de tercio. Rusia- Holanda Basilea espera más de 100.000 holandeses La marea naranja ya está preparada para desembarcar en Basilea, donde su selección se enfrentará a la de Rusia en busca de un puesto en semifinales. Según un responsable de la oficina de turismo, serán más de 100.000 los holandeses que se desplazarán hasta la ciudad suiza para apoyar a su selección. La organización ha cerrado una calle entera para acoger a la hinchada naranja una de las más numerosas, que podrá ver el encuentro por una pantalla gigante.