Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
98 DEPORTES www. abc. es deportes SÁBADO 21- -6- -2008 ABC Luis Aragonés y Sergio Ramos cerraron la conversación con un gesto amistoso REUTERS Ramos se disculpa y pide respeto El lateral se desquita en público y ante sus compañeros del tirón de orejas del seleccionador por impuntual JULIÁN ÁVILA NEUSTIFT (AUSTRIA) La selección española es masoquista históricamente. No se puede vender públicamente un escenario idílico o placentero. Entonces no sería España. Quizás vaya con el carácter de los entrenadores o de los jugadores, pero la realidad es que cuando juega la selección se habla de casi todo menos de fútbol. Lo confesó Camacho después de dejar el cargo. Yo montaba un lío en la rueda de prensa y los periodistas se echaban las manos a la cabeza. Así nos dejaban trabajar tranquilos mientras ellos fabricaban historias de barro Y lo cierto es que echando la vista atrás siempre encontramos un hilo del que tirar. En esta ocasión el culebrón lo protagonizan Luis Aragonés y Sergio Ramos. Dos pequeños detalles de régimen interno se han convertido para algunos sectores de la prensa en el Taj Mahal. El seleccionador le ha llamado la atención al jugador después de dos pequeños descuidos. Simplemente puntualizaciones. Se ha despistado con el reloj. Llegó cinco minutos tarde a una charla técnica y en otra ocasión fue el último en subir al autobús para ir a entrenarse con la bandera de control bajada porque estaba hablando por teléfono. Para Luis, un jugador que es la referencia para muchos compañeros no puede seguir este guión. No es el idóneo cuando se trata de un futbolista en formación. Sergio ha crecido muchísimo como futbolista y no puede frenar esa progresión porque los focos externos al mundo del fútbol le conduzcan por el camino equivocado. La lección del seleccionador a Sergio le llega en un momento complicado para el lateral porque ha sentido en sus carnes el acero de la crítica menos cuidadosa con su persona. Se siente zarandeado por un medio de comunicación desde hace tiempo y los anti- Ramos han aprovechado su dudoso rendimiento en los dos primeros partidos para hacer pupa. Como se ha sentido maltratado no esperaba el tirón de orejas en público del seleccionador, un detalle que le ha conducido al malestar. diana incómoda y demasiado desnudo para sus detractores francotiradores. Por este motivo, ayer, antes del entrenamiento matutino, Sergio Ramos quiso dejar clara su hombría delante de todos en casi diez minutos de intenso debate delante de las cámaras. Aceptó los cargos y se disculpó delante de sus compañeros. También tuvo su ración para el seleccionador. Le dijo que debió ceñirse a los códigos de los que hace gala en público y que no le parecía justa la reprimenda ahora que atraviesa un momento agridulce. Aragonés aceptó la explicación porque le gusta la gente que va de frente. Había captado el mensaje, lo había digerido y mandó el correspondiente acuse de recibo. Quizás el técnico haya matado dos pájaros de un tiro. Sergio estará más atento a todo lo que acontezca a su alrededor dentro de la concentración en la Eurocopa y posiblemente le haya picado en el orgullo para el importante partido de mañana frente a Italia. Disgustado y perdido Sergio ha pasado unos días de perro. Disgustado. Rodeado de malos pensamientos. Un exceso de Luis delante de los micrófonos le había situado en una Reconoce dos retrasos en la concentración y pide perdón a sus compañeros delante del seleccionador Pide a Luis que se acoja a los códigos del vestuario y que no acuda a los medios ahora que se siente atacado La concentración sigue siendo una balsa de aceite y Aragonés aplaude la gallardía del futbolista