Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 21 s 6 s 2008 MADRID 55 Tesoros bajo la pintura Las obras de restauración en el Convento de las Comendadoras de Santiago sacan a la luz pinturas murales con motivos ornamentales y materiales constructivos originales del siglo XVII POR ISRAEL VIANA FOTO CHEMA BARROSO MADRID. Un cuadro de Cavarozzi auténtico, policromías florales de Luis XVI, pinturas murales o materiales constructivos originales de la que para muchos es la obra más bella de la arquitectura madrileña del siglo XVII Esos son algunos de los secretos que el Convento de las Comendadoras de Santiago ocultaba bajo capas de cemento y pintura. Ahora, más de 300 años después, salen a la luz gracias a las obras de restauración que la Comunidad está llevando a cabo en la Sacristía de los Caballeros y otras estancias del convento. Los historiadores tendrán que rescribir sus libros- -aseguró la directora del proyecto, Manuela Gambini- ya que la Sacristía se ha transmitido siempre como un espacio blanco, anodino y amorfo, con esculturas negras que nadie conocía y unas columnas que se pensaba que eran de fábrica. Pero hemos descubierto un lugar completamente diferente Esta estancia, que estará restaurada antes de septiembre tras una inversión de 2.200.000 euros, era el salón que los caballeros de la Orden Militar de Santiago utilizaban para vestirse antes de las ceremonias en la iglesia. La primera capa de cal fue dada a princique la sacristía presentaba las misma trazas de buril que las del Patio de Moradillos, donde ya habían encontrado pinturas murales. Decidieron, por ello, hacer nuevas catas, que mostraron todo tipo de pinturas policromadas de flores de Luis XVI y falsas rejas de Moradillos, con los colores originales de la Orden. Me emocioné mucho cuando encontré los dibujos- -contaba Gambini- pero también cuando observé las técnicas empleadas con los colores y la perspectiva, enlazando con el escudo Pero esa no fue la única sorpresa. Poco después de que se llevaran a restaurar uno de los cuadros del coro, la restauradora llamó y dijo que acudieran inmediatamente. Recuerdo a la madre superiora muy asustada por si se había roto la pintura recordaba la directora. Cuando llegaron, la restauradora les comunicó que en la limpieza de la pintura habían encontrado una firma y una fecha. Resultó ser una de los cuadros más importantes de Bartolomeo Cavarozzi, un pintor italiano de principios del siglo XVII, más, incluso, que las que posee el Museo del Prado dijo Gambini. La obra estaba perfectamente documentada, pero en paradero desconocido. Cuando acaben los trabajos, el convento contará con una sala multifuncional de actividades culturales, un museo de cinco salas y dos deambulatorios. Se restaurarán, también, tres de las dependencias en desuso para albergar los despachos de la futura sede de las Reales Ordenes Militares. Un convento completamente nuevo cuya historia podrán redescubrir las 22 monjas que lo habitan en la actualidad y que los madrileños podrán visitar en cuanto las obras estén terminadas. Franco y Arregui reformarán las naves 8 y 9 del Matadero de Legazpi ABC MADRID. Las naves 8 y 9 de Matadero de Madrid, que albergarán la sede de Intermediae y tres nuevos centros dedicados a la producción artística, la arquitectura y el diseño, serán reformadas por Arturo Franco y Juan Arregui, que respetarán la estructura actual del edificio y separarán los diferentes espacios con maromas, según las necesidades de cada área. Para seleccionar el proyecto de rehabilitación de las naves, el área de Las Artes, en colaboración con el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) convocó, el pasado mes de marzo, un concurso internacional de arquitectura, al que se presentaron 107 propuestas tanto de España como desde el extranjero. Finalmente y de acuerdo con lo establecido en las bases, el jurado otorgó el primer premio al proyecto Hilo conductor de Arturo Franco y Juan Arregui. El segundo premio fue para Site specific de Ignacio Borrego, Néstor Montenegro y Lina Toro; mientras que el tercero fue para Acumularte de José Antonio Sosa y María Luisa González. En la rehabilitación de las dos naves, Las Artes invertirá 15 millones de euros. Cuando las obras estén acabadas, allí estarán la sede de Intermediae, un centro de producción artística, otro de diseño y, por último, un área dedicada a la arquitectura, donde el COAM tiene previsto realizar intervenciones culturales. Cuando las naves 8 y 9 se abran al público, el espacio de Matadero al servicio de los ciudadanos se habrá incrementado en unos 18.000 metros. La madre superiora, asustada Hilo conductor Varios restauradores trabajan en el Patio de Moradillos ayer pios del siglo XX para proteger a los feligreses de la fiebre española. Con ella quedaron ocultos los dibujos de Moradillos, el arquitecto que, en la segunda mitad del siglo XVIII, reformó algunas estancias del proyecto inicial de los hermanos Manuel y José del Olmo. Sin embargo, se conservó un escudo de Santiago como recuerdo. Hace cuatro años, Gambini mandó que se realizara una serie de catas en distintos puntos de la Sacristía, pero no se hallaron restos de la policromía original, según el estudio firmado por un historiador y una restauradora. Pero la directora no quedó satisfecha, sobre todo por el pequeño escudo de Santiago situado en el techo, aislado, sin mucho sentido Más tarde, se percataron de