Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 MADRID SÁBADO 21 s 6 s 2008 ABC Desconvocada la huelga de los parquímetros tras un mes de conflicto Hoy hay que volver a comprar los tiques o exhibir el distintivo de residente M. I. SERRANO MADRID. Después de veinticinco jornadas de huelga, los 1.600 empleados del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) desconvocaron ayer los paros. Sindicatos- -CC. OO. y UGT- -y empresas concesionarias del servicio- -Asesga y Anere- -llegaron a un acuerdo que fue ratificado, en asamblea, por los trabajadores. Esta huelga se inició el pasado 19 de mayo pero sólo se llevaba a cabo entre semana, es decir, de lunes a viernes. En total, han sido 25 días de paro. Si se cumplen los cálculos municipales de que cada jornada de huelga el Ayuntamiento perdía un millón de euros, las pérdidas totales se aproximan a los veinticinco millones. Ese millón de euros diario de dinero perdido se desglosa, según fuentes sindicales, de la siguiente manera: 260.000 euros por no vender los tiques; otros 250.000 que son la cantidad que el Ayuntamiento paga a la empresa concesionaria y, por último, otros 500.000 por las multas que han dejado de ejecutarse. Ante estas pérdidas millonarias, el Ayuntamiento ya advirtió que aplicará penalizaciones de hasta 60.000 euros diarios a las empresas por incumplimiento de contrato y, además, descontaría el cien por cien derivado de ese incumplimiento de contrato. La propuesta económica y social de la patronal, que ha sido aceptada por el 90 por ciento de los trabajadores, incluye una de las principales reivindicaciones de los empleados del SER que es cobrar, este mismo año, otros mil euros netos mensuales. En su conjunto, la oferta supone un incremento del 35 por ciento del salario en los cuatro años de vigencia del nuevo convenio colectivo y una paga extraordinaria de 700 euros en 2008 y 2009, que subirá a 900 euros en 2010 y a 1.200 euros en 2011. Según fuentes sindicales, se crea la categoría profesional de Auxiliar Técnico de Mantenimiento (recaudador) se regula la jornada laboral de los sábados y se facilitará a cada trabajador un carné identificativo profesional. También se concede un día más de vacaciones (32 en total) dos por mudanza y tres por hospitalización o fallecimiento de un familiar de hasta segundo grado. Los trabajadores podrán tener un permiso anual no retribuido de entre 10 y 30 días, además de acogerse a la lactancia acumulada de 21 días y a la jubilación parcial anticipada. Fuentes municipales han mostrado su satisfacción por el fin de la huelga y han señalado que durante el conflicto se ha comprobado un aumento del tráfico del 18 por ciento. Además, el tiempo de rotación (lo que se tarda en buscar aparcamiento y encontrarlo) también ha aumentado hasta los 35 minutos de media. El Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) cuenta con una plantilla de 1.600 trabajadores. La mayoría está empleado en Madrid capital aunque también en otros siete municipios de la región. Todo el personal se distribuye entre las empresas Eysa, Setex- Sufi, Dornier, Ute- Vea y Sufi- Hixienes, agrupadas en Asesga (Asociación Española de Aparcamientos y Garajes) y Anere (Asociación Nacional de Empresas Reguladoras del Estacionamiento) Los controladores del SER vuelven hoy a la calle. Los coches estacionados en esta zona deberán tener los tiques o el distintivo de residente. Las rebajas se prolongarán hasta el 21 de septiembre; en la imagen unos grandes almacenes CHEMA BARROSO La crisis hará que el gasto en rebajas sea el mismo de 2007 Comienzan hoy s Se calcula que cada madrileño gaste una media de 90 euros y que el sector textil facture 500 millones CARLOTA FOMINAYA MADRID. La crisis económica hará que el consumo madrileño durante las rebajas que comienzan hoy sea, si no exactamente igual que el del año pasado, sí muy parecido. Tanto es así que se prevé que cada madrileño gaste prácticamente lo mismo que en 2007, es decir, que compre artículos textiles por una media de 90 euros. Pero, según Borja Oria, presidente de la Asociación Empresarial del Comercio Textil y Complementos, se podrá sacar algo bueno de esto. En esta ocasión, los madrileños se encontrarán con que en los establecimientos se ofrecen unos descuentos y una oferta de artículos mucho mayor que en años anteriores, por lo que los consumidores van a tener la oportunidad de disfrutar de las rebajas más atractivas de los últimos años afirmó. Las causas parecen estar motivadas, según explicó Borja Oria, en el retraso del verano por el mal tiempo que hemos tenido que, unido a la recesión económica y a la ligera caída en el consumo registrada durante toda la temporada, hacen que haya más stock en los comercios, más variedad de producto, y más tallas Los tres factores que aducen desde Acotex hacen prever también que la facturación total del sector sea de 500 millones de euros. Esta cifra supone, según las mismas fuentes, cerca del 15 del volumen global del año. Una cifra que, como viene siendo habitual, hace que Madrid sea la región donde se registra una mayor facturación, seguida de Andalucía, Cataluña y la Comunidad Valenciana. La época de rebajas en la Comunidad de Madrid que comienza hoy se prolongará hasta el 21 de septiembre. En él, cada comercio deberá establecer un tiempo mínimo de una semana y un máximo de dos meses. No todos empezarán hoy. Algunos aprovecharán, continua Oria, el fin de semana del 29, para enlazar con la apertura del 30 avanzó. También desde la Consejería de Economía del gobierno regional recordaron ayer que en este tipo de ventas, el consumidor tiene sus derechos. Por ejemplo, que los productos ofertados como rebajados deben indicar el precio original y el reducido. O que sólo se pueden incluir en rebajas artículos que lleven a la venta un mínimo de un mes, es decir, que se excluyen artículos antiguos o deteriorados. Además, la rebaja de los precios no puede afectar nunca a la garantía que, por lo general, es de dos años: en ese plazo, si un producto resulta defectuoso, deben devolvernos nuestro dinero. Los establecimientos no pueden ofrecer información contradictoria sobre sus propias condiciones de venta. Es decir, si una tienda anuncia en los tiques o en la publicidad que acepta la devolución de productos que estén en perfectas condiciones, el dependiente no puede excluir de esta garantía adicional los productos rebajados avisó el consejero de Economía, Merry del Val. Respecto a la forma de pago, añadió que debe ser la misma que el resto del año, a no ser que el vendedor especifique lo contrario en un cartel bien visible. En caso de contradicciones en la información facilitada al público, prevalece la opción más favorable al consumidor añadió. Mejoras sociales Precio original y reducido Incumplir el contrato En la capital y en la región La forma de pago debe ser la misma que el resto del año, a no ser que se especifique lo contrario Si hay contradicciones en la información facilitada, prevalece la opción más favorable al consumidor En 25 días de paro, el Ayuntamiento ha perdido más de veinticinco millones de euros El acuerdo entre sindicatos y patronal supone un incremento salarial del 35 por ciento en cuatro años