Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 21 s 6 s 2008 INTERNACIONAL 39 La ONU califica la violencia sexual como arma de guerra En algunos conflictos bélicos es más peligroso ser mujer que soldado JOSE LUIS DE HARO SERVICIO ESPECIAL NUEVA YORK. De una vez por todas, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha decidido agarrar el toro por los cuernos y poner fin de forma unánime a los abusos sexuales como una táctica bélica, algo que pone en juego la paz mundial. El alto comisionado de la ONU debate este truculento asunto en busca de una solución rápida y efectiva que detenga esta clase de comportamientos en zonas de conflicto. Este espinoso tema ha sido puesto sobre la mesa por Estados Unidos, que asume este mes la presidencia rotatoria del Consejo de la ONU. Según los objetivos presentados, este debate debe culminar con la adopción de una resolución para exigir el cese inmediato y completo de todas las partes en un conflicto armado de cualquier acto de violencia sexual contra civiles La secretaria de Estado de EE. UU. Condoleezza Rice, quien participó el pasado jueves en la sesión del máximo organismo de la ONU, afirmó que ahora el mundo reconoce que la violencia sexual afecta profundamente no sólo a la salud y a la seguridad de las mujeres, sino además a la estabilidad económica y social de las naciones. En algunos conflictos, ser mujer es más peligroso que ser soldado denunciaron en la sesión convocada por EE. UU, que detenta la presidencia rotatoria del este órgano formado por 15 naciones. Rice enfatizó que la violación es un crimen que no puede ser excusado en ningún caso y, no obstante, en situaciones de con- La secretaria de Estado Condoleezza Rice (izquierda) saluda a la de Francia, Rama Yade, en la ONU flicto en el mundo, las mujeres y las niñas sufren actos de violencia sexual generalizada y deliberada El texto presentado por EE. UU. exige encarecidamente al secretario general de la ONU, Ban Ki- moon, que prepare un informe que recopile información sobre la violencia sexual en los conflictos armados y luego lo presente ante el Consejo para una futura votación. En dicha petición, diversos activistas en defensa de los derechos humanos reconocen que la violación ya no es simplemente una consecuencia traumática de la guerra, sino que se ha transformado en una cruel táctica cuyo fin es desmoralizar e intimidar a la población civil. En el documento se citan como ejemplos las gue- AFP rras en la antigua Yugoslavia, la región sudanesa de Darfur y la República Democrática del Congo. Por su parte, Ki- moon, dejó claro ante el Consejo su compromiso con el debate y reconoció que la violencia contra las mujeres ha llegado a proporciones incalificables y pandémicas en algunas sociedades que están intentando recuperarse de conflictos