Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 RELIGIÓN www. abc. es religion SÁBADO 21- -6- -2008 ABC Diez millones de españoles no pueden optar por la x de la Iglesia Se les hurta este derecho porque no están obligados a hacer la declaración LAURA DANIELE MADRID. Muchos españoles pagan sus impuestos como el resto de los ciudadanos, pero no pueden optar por la casilla de la Iglesia, al no estar obligados a realizar la declaración de la Renta porque sus ingresos no llegan al mínimo que fija Hacienda, no han tenido dos pagadores durante ese año fiscal, etcétera. Se trata, según cálculos estimativos de la Conferencia Episcopal Española (CEE) de unos 10 millones de ciudadanos. La solución no es sencilla, y depende en gran parte de cómo se interprete el acuerdo alcanzado entre la Iglesia y el Gobierno socialista en 2006, explica para ABC el vicesecretario para Asuntos Económicos de la CEE, Fernando Giménez Barriocanal. Dicho convenio, que desarrolla lo previsto por los acuerdos entre el Estado y la Santa Sede, establece que el Estado destinará al sostenimiento de la Iglesia el 0,7 por ciento de la cuota íntegra del IRPF siempre que cada contribuyente manifieste expresamente en la declaración correspondiente su voluntad acerca del destino de la parte afectada es decir, que pone como marco y límite para el ejercicio de este derecho: la declaración de la Renta. Con este párrafo, el acuerdo deja fuera a unos diez millones de ciudadanos que, pese a pagar sus impuestos, no están obligados a presentar la declaración y, por tanto, no pueden optar por la casilla de la confesión religiosa mayoritaria. Este problema, sobre todo teniendo en cuenta que la Iglesia con este nuevo modelo de financiación pasa a depender para su sostenimiento exclusivamente de la voluntad de los contribuyentes- -al eliminarse el complemento presupuestario y la exención del IVA- ha encontrado soluciones aceptables en otros países, como es el caso de Italia. Allí, Hacienda ha permitido que estos ciudadanos reciban un formulario, que se entrega generalmente Previsiones Se calcula que en 2008 unos 23 millones de personas (incluido el País Vasco) harán la declaración de la Renta. De ese total y de acuerdo a datos correspondientes a años anteriores, cerca del 32 por ciento de los declarantes no marcan ninguna de las casillas. Esto supone que el Estado se queda para sus propios fines con unos 345 millones de euros, según los datos de 2005, aportados por la Plataforma de ONG. Además, diez millones de ciudadanos que pagan sus impuestos, pero que no están obligados a hacer la declaración, no pueden, con el sistema actual, optar por marcar la casilla de la Iglesia católica. Millones de ciudadanos no podrán marcar la x en favor de la Iglesia católica silla de la Iglesia explicó Giménez Barriocanal. En Italia, además, el Gobierno ha optado por repartir proporcionalmente a las distintas confesiones religiosas, que tienen su casilla en la declaración de la Renta, el dinero recaudado, correspondiente a los contribuyentes que no han optado por ninguna de las casillas- -el 60 por ciento- Así, las confesiones que han recibido un mayor número de declaraciones a su favor- -la Iglesia católica, con el 36 por ciento- -perciben más dinero que las que han tenido menos- -resto de confesiones, 3 por ciento- En España, el porcentaje de contribuyentes que no marca ninguna de las opciones se sitúa en el 32 por ciento, lo que supone unos 345 millones de euros que se queda el Estado, de acuerdo a los datos de la declaración de la Renta 2005. El obispo de Ciudad Real y responsable del Secretariado para el sostenimiento económico de la Iglesia, Antonio Algora, ha reivindicado en una reciente carta pastoral el derecho de los ciudadanos que no No ocurre en otros países en las parroquias, para que puedan ejercer su derecho a marcar la x pese a no presentar su declaración. En su momento pondremos esta situación sobre la mesa, pero dependerá si en la negociación se toma como una cuestión mayor o menor el hecho de que el acuerdo establezca el marco de la declaración de la Renta como condición para poder marcar la ca- No estamos de acuerdo LA MISIÓN Jesús Higueras TAREA URGENTÍSIMA N os llegan noticias que en la Conferencia Episcopal quieren preparar un documento acerca de la Misión ad gentes en España. Muchos se preguntarán qué significa este tér- mino latino que simplemente se refiere al anuncio primero del Evangelio, pues debemos todos aceptar que España se ha convertido en un país donde se vive una doble realidad; por un lado, hay muchos cristianos comprometidos con la fe a través de una vivencia profunda con Cristo Resucitado y, por otro, hay muchos que aunque incluso están bautizados, no saben prácticamente nada del verdadero rostro de Jesús. Lo poco que conocen es lo que dicen las películas y novelas de historia- ficción, los periódicos y otros medios divulgativos que proponen un Cristo y una Iglesia verdaderamente defor- mes y alejados de su verdadera realidad. Por eso, es tarea urgentísima anunciar con valor y claridad la Salvación conquistada por Cristo para todos nosotros. Pero hemos de ser conscientes que en muchos casos hay que partir de cero, hacer una primera y muy básica evangelización, volver a la primera hora del cristianismo y pensar que nuestros tiempos no difieren mucho del paganismo que encontraron los apóstoles en su tarea. Necesitamos nuevos apóstoles, modernos y la vez fieles al mensaje inalterable de Aquel que es la Palabra pronunciada por Dios para todos los hombres. Decir que necesitamos apóstoles es lo mismo que decir que necesitamos santos, dispuestos a dar su vida por la vida del mundo, hombres y mujeres enamorados de Cristo que transmitan lo que están viviendo en su corazón. Tienen razón los obispos. No podemos perder tiempo en huecas discusiones intraeclesiales mientras la gente necesita la Vida de Cristo. Es hora de despertar de una falsa imagen por la que creemos que con ir a Misa nos basta para ser buenos cristianos. Anunciemos lo que creemos sin complejos y con la fuerza del Espíritu Santo que siempre acompaña a su Iglesia.