Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 ESPAÑA SÁBADO 21 s 6 s 2008 ABC Niños entre la basura Los gritos y los lloros se oían desde fuera de la casa y alertaron a los vecinos. Así es como la Policía de Gijón halló en un piso a dos niños de 15 meses y 5 años en situación de abandono. La madre fue detenida POR SUSANA NEIRA GIJÓN. La Policía Local recibió una llamada de aviso el jueves, cerca de las doce de la noche. Al llegar allí y comprobar que nadie abría la puerta, los agentes accedieron a la vivienda a través de una ventana. Allí encontraron a dos chiquillos solos, desatendidos, sin ropa y rodeados de excrementos de perros y gatos, cristales rotos y cables de enchufes al aire. El más pequeño estaba en su cuna, sin ropa de cama y con el pañal muy sucio, mientras que su hermana deambulaba por la casa. Los Servicios Sociales del Principado informaron ayer de que el bebé permanece ingresado en el Centro Materno Infantil de Oviedo y la niña en el centro María Isabel Larrañaga, en Gijón. Ninguno presentaba a primera vista síntomas de enfermedad, según fuentes policiales. La Administración investiga ahora si alguno de los familiares puede hacerse cargo de los pequeños. La Policía Local ya había acudido al número 33 de la calle Dolores Ibárruri de Gijón a las once de la mañana del jueves. Los vecinos indicaron que la situación de abandono se repetía desde que los tres se mudaron a la comunidad hace un mes. Cuando los policías llegaron al piso la primera vez, la madre de los niños ya había vuelto de un recado y les explicó que el bebé lloraba porque le están saliendo los dientes Decidieron marcharse pero dieron parte a los Servicios Imagen del piso de Gijón en el que los dos chiquillos estaban abandonados Sociales, la Fiscalía y el Instituto de Atención a la Infancia. Al recibir una nueva llamada cerca de medianoche y comprobar que la madre había salido, entraron a la fuerza en el piso y encontraron a los pequeños. Pasaron dos horas hasta que la joven regresó a su domicilio, sin síntomas de haber tomado drogas o alcohol. Justificó su ausencia en que había acudido a la farmacia porque se encontraba mal Una hora antes de su arresto ya se habían desplazado hasta la vivienda una abuela y el padre de al menos uno de los niños. EFE El asunto se llegó a tratar en una reunión del portal, pero los vecinos no dieron el aviso hasta el jueves. Según explicaron ayer, les llamaba la atención que los niños fueran vestidos como pordioseros y que las persianas del piso siempre estuvieran bajadas.