Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ESPAÑA XVI CONGRESO DEL PP EL OTRO CÓNCLAVE SÁBADO 21 s 6 s 2008 ABC Noticias en breve Elorriaga, el monocrítico Taciturno y deambulando por los pasillos del recinto ferial. Así se vio ayer al hasta ahora secretario ejecutivo de Comunicación del Partido Popular, Gabriel Elorriaga, quien aseguró a ABC que se ha quedado como el monocrítico del partido. Todavía no sabe si respaldará la lista que presente hoy Mariano Rajoy porque asegura que faltan por conocer a muchos de sus integrantes. A priori, define como potente el equipo. Aznar no se siente desplazado Tuvo que ser su mujer, Ana Botella, la que saliera ayer al quite de los rumores que apuntaban a que el ex presidente del Gobierno José María Aznar se sentía desplazado por haber sido trasladado su discurso del domingo a hoy sábado. Ayer, en los pasillos del congreso, consideró acertada esta decisión de la organización y aprovechó para pronunciarse sobre la propuesta de De Cospedal. Es una buena noticia dijo. Zaplana dice que no fue invitado El otro gran ausente en la jornada de ayer, además de María San Gil, fue el ex portavoz de los populares en el Congreso Eduardo Zaplana. Pero lo más llamativo es la razón que dio para explicar su ausencia: no había recibido la invitación oficial, según la versión ofrecida por fuentes cercanas al ex portavoz popular. Estas fuentes afirman que ha cubierto una etapa y que ya está fuera de la política. Rajoy invita a Nafarroa Bai La invitación más sorprendente para asistir a este congreso es la que realizó el presidente del PP, Mariano Rajoy, al portavoz de Nafarroa Bai y coordinador general de Aralar, Patxi Zabaleta. El político vasco declinó acudir a este cónclave, pero agradeció este insólito gesto afirmando que el diálogo político que se simboliza con este tipo de invitaciones es una exigencia de la democracia y una muestra de civilización Un marciano en la corte del PP ¿A qué se parece el Congreso de un partido político? Era una duda que inquieta el ánimo de un novato en este tipo de información, de un marciano recién aterrizado en este mundillo y que, como casi todo en la vida, encontró más de una respuesta POR DOMINGO PÉREZ VALENCIA. Para aprender: abrir mucho los ojos y escuchar a los más expertos que hacían corrillos por las kilómetricas avenidas- -que eso no son pasillos- -de la Feria de Valencia. Teniendo en cuenta la sordera que caracteriza al reportero en cuestión, sus colegas recién estrenados debieron pensar que el nuevo era un poquito raro. Parecía José Tomás, pero en escuchante Sin embargo, sólo sirvió para concluir que un congreso se parece a casi todo y a casi nada. ¡Toma ya! El gremio de los informadores políticos andaba mosqueadillo. Esperaban que el Congreso se convirtiera en un versión de la sangrienta Matanza de Texas y, tras la última jugada de Mariano Rajoy, parecía más bien una adaptación del Todo el Mundo es Güeno Así, desilusionados ante la escasez de sangre, un vecino de los que esperaban la llegada matinal de Mariano Rajoy- -aunque el Congreso no comenzaba hasta las cuatro de la tarde, el líder decidió acercarse a las once y media para dejar claro quién manda y completar la inspección del recinto- -apuntaba: Esto está tan soso que parece una boda Algo de celebración nupcial sí que atesora la reunión, tal vez porque los reporteros gráficos son de gatillo fácil y fotografían todo lo que se mueve. Además, sí hay un no se qué de festivo. La gente viene de fuera. Ha realizado un largo viaje. Tiene ganas de pasarlo bien... Pero sobre todo, se asemejaba a un bodorrio porque las damas se alicatan a conciencia. Todas reguapas, repeinadas, remaquilladas y reabanicadas. Pero a la comparación le fallaba el elemento varonil. Nadie, salvo algún periodista despistado y los consabidos guardaespaldas, llevaba traje y corbata. Para los hombres parece que manda en estos saraos el desenfado. De sport aparecieron Rajoy, Camps, González Pons... que, en unión de Ana Mato, Soraya, Saenz de Santamaría y Rita Barberá- -sólo faltaba en el paseo mañanero Cospedal- posaron en una pasarela situada junto a la entrada. Algo de pase de modelos también tiene un Congreso de este tipo. La gente va a que la vean y muchos a po- Fotógrafos de gatillo fácil Rajoy fotografía a los fotógrafos acreditados sar... Y de reunión de antiguos alumnos... Y hasta de feria de muestras... Se repartieron besos, apretones de manos y abrazos a ritmo frenético. En estas cortesías destacó Soraya, que siempre anduvo rezagada en la misión de inspección. Viajaba a una velocidad aproximada de dos besos por paso. El otro que debió acabar con la mano dolorida fue Javier Arenas. Él marchaba a dos pasos por apretón, aunque sus cariñosos saludos fueron casi todos destinados a los suyos. ¡Mira, allí están los de Olvera! (Cádiz) y para allá que se lanzó a decir hola. Mientras unos se esmeraban en las salutaciones, Rajoy imprimió un buen ritmo. Aquello parecía el Tour de Francia. El líder y su equipo en cabeza y el pelotón de los periodistas en JAIME GARCÍA Al menos 500 personas perseguían a Rajoy en busca de sus palabras, de una sonrisa o sólo para tocarle su persecución. Hay que valorar que en Valencia se han reunido 1.200 plumillas para cubrir un Congreso de 3.000 compromisarios. Al menos 500 personas, echando la gota gorda, formaron parte de la procesión de penitentes asfixiados tras Rajoy. Unos a la caza de sus palabras, otros ansiosos por recibir una sonrisa del boss algunos saltándose la vigilancia de los guardaespaldas para tocar a la estrella del fin de semana... Ni que fuera Bruce Springsteen... Y es que el Congreso también tiene, no se puede negar, algo de gran espectáculo mediático.