Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 EDITORIALES SÁBADO 21 s 6 s 2008 ABC DIRECTOR GENERAL: JOSÉ LUIS ROMERO DIRECTOR: ÁNGEL EXPÓSITO MORA Director Adjunto: Eduardo San Martín. Subdirectores: Santiago Castelo, Fernando R. Lafuente, Alberto Pérez, Alberto Aguirre de Cárcer, José Antonio Navas y Pablo Planas. Jefes de Área: Jaime González (Opinión) J. L. Jaraba (España) Miguel Salvatierra (Internacional) Ángel Laso (Economía) Mayte Alcaraz (Fin de Semana) Jesús Aycart (Arte) J. L. Sánchez Izquierdo (Deportes) Adjuntos al director: Ramón Pérez- Maura, Enrique Ortego y Ángel Collado. Redactores jefes: V. A. Pérez (Continuidad) A. Martínez (Política) M. Erice (Internacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura y Espectáculos) J. M. Mata (Deportes) F. Álvarez (Comunicación- TV) A. Sotillo (S 6 y D 7) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) y S. Guijarro. PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA CONSEJERO DELEGADO: JOSÉ MANUEL VARGAS PRESIDENTE DE HONOR: GUILLERMO LUCA DE TENA Área Financiera: Jorge Ortega Área de Márketing: Javier Caballero Área de Publicidad: Adolfo Pastor Área Técnica: José Cañizares Área de Recursos Humanos: Raquel Herrera CONGRESO M INTEGRADOR ás de 3.000 compromisarios, en representación de 700.000 afiliados, deciden este fin de semana en Valencia el futuro del Partido Popular. Mariano Rajoy llega al XVI Congreso en unas condiciones, muy favorables, que nadie hubiera imaginado hace pocas semanas. El fracaso de los sectores críticos para articular una alternativa y, en paralelo, una política inteligente de integración, plasmada en el nuevo equipo directivo, han dado un vuelco a la anterior situación. Rajoy dijo ayer que busca un PP unido, centrista y al servicio del interés general de los españoles. Nadie duda de que obtendrá por abrumadora mayoría la confianza de los compromisarios para conducir al centro- derecha en una etapa que debe estar marcada por una rigurosa labor de oposición y por el planteamiento de una oferta alternativa que atraiga a la mayoría social. A la emotiva despedida de Ángel Acebes, eficaz y leal secretario general del partido durante los últimos años y merecido protagonista de la jornada de ayer, suceden nuevas caras, y se perciben ánimos renovado en las filas populares después de un tiempo convulso. Ahora es obligado que la integración se traduzca en un impulso positivo para ilusionar a muchos millones de ciudadanos que no entienden de luchas internas, ni de supuestas etiquetas ideológicas: las señas de identidad del PP son bien conocidas, y lo importante ahora es que del Congreso de Valencia surja el liderazgo coherente y eficaz que necesita todo gran proyecto político. LA ARRIESGADA APUESTA CUBANA l Consejo Europeo de Bruselas ha llegado a un acuerdo sobre las relaciones de la UE y la dictadura cubana que, bajo la inspiración del Gobierno español, se elimina definitivamente las medidas diplomáticas de presión aprobadas en 2003. Esta era una condición que había impuesto el régimen de La Habana para considerar la normalización de las relaciones con Europa, y se entiende que la diplomacia española ha actuado teniendo en cuenta esta exigencia. No cabe duda de que la intención del Gobierno y del ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, era facilitar el camino para que la interlocución con las autoridades cubanas sea lo más fluida posible, con la esperanza de que ello permita cierta apertura del régimen. El Gobierno habla incluso de la posibilidad- -durante la presidencia española, dentro de dos años- -de firmar un acuerdo de cooperación de Cuba con la UE. El precio que ha tenido que pagar el ministro Moratinos para lograr el objetivo simbólico de levantar las sanciones al régimen castrista es una declaración que también satisface a los países que, como la República Checa, Alemania, Holanda o Suecia, no quieren darle un cheque en blanco a la dictadura. Es más: si se compara con la situación anterior, la declaración que acaba de aprobar el Consejo Euriopeo incluye- -tal como quería España- -el diálogo con Cuba, pero es mucho más clara en cuanto a las exigencias concretas a las autoridades de La Habana sobre la liberación incondicional de los presos políticos, la entrada de las organizaciones internacionales a las cárceles, el diálogo con la oposición pacífica o el acceso de la población a la red de internet. Además, en el mecanismo de revisión anual se ha invertido la carga de la prueba, de manera que, para mantener la política de diálogo que promueve Moratinos, todos los países tienen que estar convencidos- -por unanimidad- -de que ha sido útil. Debido a uno de esos azares del calendario europeo, la revisión del año que viene se realizará E bajo presidencia de la República Checa, el país que mantiene una posición más crítica contra la dictadura y contra la actual política española. De esta manera, lo que se ha aprobado es dar un año de prueba a las ideas que ha defendido España, pero manteniendo un riguroso criterio crítico. El problema para nuestra diplomacia es haber puesto el éxito de esta arriesgada gestión en manos de la dictadura cubana. Si Raúl Castro y su hermano decidieran por fin dar pasos concretos y relevantes a favor de la democratización del régimen, la apuesta de España habría sido un éxito, pero por ahora no existen indicios claros de que en La Habana estén pensando en estos términos. Igual que ha sucedido con Hugo Chávez, las sonrisas voluntaristas no sirven de nada cuando se trata con caudillos que obran sin control democrático. Un día todo son buenas palabras cuando Moratinos viaja a Caracas, pero al día siguiente se escuchan en boca del caudillo graves amenazas contra las empresas españolas, y europeas, a cuenta de una legislación sobre repatriaciones que- -por cierto- -ya había sido pactada con los líderes iberoamericanos en la cumbre de Lima. Justo después del regreso del ministro de Exteriores de Venezuela, la Unión Europea se encuentra con un Chávez desaforado que amenaza a la UE con cortar el suministro petrolero. Al gesto de tenderle la mano para que viaje a España, Chávez ha respondido frivolizando con la figura de Don Juan Carlos. La apuesta que hace Moratinos es muy arriesgada. Por mantener los contactos diplomáticos con el entorno de gobiernos populistas que va desde La Habana a La Paz, pasando por Caracas, ha hecho concesiones de principios. Asegura que obtendrá resultados y- -al menos en lo que se refiere a la dictadura cubana- -la UE le ha dado un plazo estricto para que lo pruebe. El reto de Moratinos no está exento de riesgos que podrían comprometer seriamente su figura como mediador. MÉTODO E AMERICANO l departamento de Justicia de Estados Unidos ha lanzado una campaña judicial contra los fraudes inmobiliarios e hipotecarios que han puesto a miles de ciudadanos al borde de la quiebra. La operación se ha llamado Hipoteca Maligna lo que expresa que el objetivo de las más de trescientas detenciones practicadas desde marzo es erradicar la delincuencia económica en el mercado de la vivienda. No se trata de una redada contra la corrupción pública en la política urbanística, como ha sucedido en la Costa del Sol, sino por fraudes en la concesión temeraria de hipotecas y en prácticas especulativas sobre viviendas embargadas. Incluso dos directivos han sido detenidos por el escándalo de las sub prime La víctima no es el erario público, sino el ciudadano, buen criterio de actuación del que debería tomarse nota en España, donde incurrir en insolvencias dolosas de promotoras, o dejar en la estacada a cientos de compradores particulares de vivienda- -que ni recuperan el precio ni logran su casa- -tiene la impunidad como respuesta.