Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 CULTURAyESPECTÁCULOS VIERNES 20 s 6 s 2008 ABC Cultura depositará millones de legajos en Salamanca sin un centro para su gestión La subdirectora del Archivo, responsable del Centro de la Memoria Histórica ROCÍO BLÁZQUEZ SALAMANCA. El Ministerio de Cultura, a través del Centro Documental de la Memoria Histórica, cuyo Patronato quedó constituido ayer, depositará en Salamanca más de 150.000 cajas de documentación relativa al período de la Guerra Civil española y la dictadura sin que exista ningún espacio adecuado para su gestión. El ministro titular, César Antonio Molina, agradeció ayer en su visita a Salamanca la colaboración del Ayuntamiento de la capital, de la Junta y de la Universidad para albergar esta cantidad de documentos, aunque por el momento no se podrá gestionar este material. Para el alcalde de Salamanca, Julián Lanzarote, las cajas están en este momento mejor en Alcalá de Henares, ya que pueden estar al servicio de los investigadores. El alcalde salmantino, que ha ofrecido para el almacenaje de los documentos los sótanos del centro de exposiciones DA 2 y de la Filmoteca Regional, subrayó que no contamos con un centro que tenga la estructura informática necesaria para gestionar estas cajas, ni con nada por lo que en este momento lo único que habrá serán miles de legajos almacenados en cajas hasta que se concluya uno de los edificios que el Ministerio ha proyectado. Siguiendo el cumplimiento de las directrices de la Ley de la Memoria Histórica aprobada por el Gobierno la pasada legislatura, ayer en Salamanca se constituyó el Patronato del Centro de la Memoria Histórica, que propuso en la misma reunión al ministro de Cultura la designación de María José Turrión, actual subdirectora del Archivo de la Guerra Civil, como directora del Centro. Asimismo, durante el encuentro también se ratificó como director del Archivo Nacional de la Guerra Civil a Miguel Ángel Jaramillo. Eugenio Trías, ayer en Madrid junto a un cartel que reproduce la portada del libro de Havel CHEMA BARROSO Mientras, el Ayuntamiento de Alcalá de Henares expresó ayer su protesta por el próximo traslado a Salamanca de documentos de la Guerra Civil y del franquismo que están depositados en el Archivo General de la Administración situado en laciudad. La concejala de Cultura, Dolores Cabañas (PP) señaló que no les queda otra posibilidad que protestar por esta decisión, porque de nuevo Alcalá de Henares sale perjudicada por una decisión del Gobierno que es meramente política Quejas en Alcalá de Henares Trías: En Havel no se puede separar al literato del político El filósofo presentó Sea breve, por favor un libro de pensamientos y recuerdos del dramaturgo y ex presidente checo MANUEL DE LA FUENTE MADRID. Para qué engañarnos, no suele ser muy habitual que el tramoyista de un teatro llegue a presidente de una república. Tampoco lo es (seguimos sin engañarnos) que llegue a tal puesto un intelectual comprometido, y mucho menos un dramaturgo, por más que la política tenga mucho de teatro, de papeles y papelones. Sin embargo, hay algún caso. Como el de Václav Havel, tramoyista, intelectual disidente y dramaturgo que llegó a presidir Checoslovaquia y la República Checa durante catorce años. Havel dejó la política activa (la pasiva nunca se deja) y sufrió dos mazazos, la muerte de Olga, su primera esposa, y el diagnóstico de un cáncer de pulmón contra el que sigue peleando con el mismo espíritu con que lo hizo contra los soviéticos, pero que ayer le impidió estar en Madrid en la presentación de Sea breve, por favor. Pensamientos y recuerdos (Galaxia Gutenberg Círculo de Lectores) un libro en el que repasa buena parte de una vida intensa y exprimida al límite. Václav Havel ha sido un intelectual que siempre se la ha jugado al máximo recordaba ayer Monika Zgustova, traductora oficial periodista y amiga del político checo. Es un hombre que siempre ha situado su responsabilidad por encima de todo, incluso por encima de su salud En agosto de 1968 los tanques del Pacto de Varsovia aplastaron las flores de la Primavera de Praga y Václav Havel decidió su paso a la disidencia activa desde su tribuna como intelectual y dramaturgo, escribiendo obras del teatro del absurdo en las que satirizaba al totalitarismo, en la línea de lo hecho por Ionesco y Beckett. De manera que Havel se convirtió en símbolo y bandera de la disidencia y, como decía ayer Monika Zgustova, también se convertía en conciencia de su pueblo Por su parte, el filósofo Eugenio Trías destacó que en el libro del político y autor checo se nota mucho el pulso del dramaturgo, y hay en él una voluntad literaria natural, nunca forzada Trías también recordó su paso por Praga antes de la caída del Telón de Acero, allá por 1974 era uno de los regímenes más sórdidos que han existido y subrayó el hecho de que el libro, que mantiene una estructura poliédrica es también muy incisivo, está dotado de un gran sentido del humor, y en él vemos al político y al literato fundidos Havel, marcado por el destino, y la gran dosis de azar en palabras de Trías, por los que es un dramaturgo que de repente se ve como conciencia nacional de su país Tras resaltar la admiración de Havel por el pueblo norteamericano y su democracia el autor de La edad del espíritu concluyó asegurando que la figura de Václav Havel es absolutamente excepcional; no puedo imaginarme a alguien como él, un tipo de intelectual que me recuerda a Azaña, en otro contexto, en otro país Bernat Soria se implica en una campaña personal para devolver la Dama a Elche A. R. ALICANTE. El ministro de Sanidad, Bernat Soria- -candidato del PSOE por la provincia de Alicante- se permitió ayer abandonar por unos momentos su área de influencia para reabrir un debate que, aunque reiterativo, parecía en cierta forma cerrado. Durante su visita a Elche, la mayor ciudad gobernada por el PSOE en la Comunidad Valenciana, Soria se implicó directamente en la campaña a favor del retorno, esta vez definitivo, del busto ibero de la Dama de Elche. El ministro afirmó que su papel es el de uña y carne con el alcalde, el socialista Alejandro Soler, para lograr traer la pieza -actualmente en el Museo Arqueológico Nacional (MAN) -a la ciudad. La escultura se expuso en la ciudad durante seis meses, entre mayo y noviembre de 2006, para celebrar el centenario de su hallazgo. No obstante, regresó al MAN, donde ha pasado los últimos años. El último alcalde de Elche, el también socialista Diego Maciá, convirtió la titularidad de la estatua en una suerte de cruzada personal, retomada ahora por Soria. Es un dramaturgo que de repente se ve como conciencia nacional de su país subrayó el intelectual barcelonés