Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 20 s 6 s 2008 INTERNACIONAL 33 El Senado francés rechaza el proyecto de lenguas regionales La Cámara Alta votó mayoritariamente contra la reforma de la Constitución para incluir los otros 75 idiomas del país JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. El Senado ha rechazado en primera lectura la enmienda al proyecto de reforma de la Constitución que había sugerido el posible reconocimiento del catalán, el vasco, el occitano, el corso, el bretón, y el resto de las 75 lenguas habladas en Francia y sus departamentos y territorios de ultramar, antiguas colonias. Un total de 216 senadores conservadores, centristas, socialistas y comunistas votaron contra tal proyecto de reconocimiento. 103 senadores centristas, socialistas y ecologistas votaron a favor. Entre los adversarios del reconocimiento de las lenguas regionales se encuentran grandes figuras históricas del socialismo francés, como Robert Badinter, que fue el primer ministro de Justicia de François Mitterrand (1981) el artífice de la abolición de la pena de muerte, y uno de los primeros abogados de ETA en Francia, entre 1978 y 1981. El rechazo del Senado de la propuesta de reconocimiento de la lenguas regionales en la nueva Constitución reformada deja muy poco margen de maniobra a un proyecto que no había sido previsto por el presidente Nicolas Sarkozy y fue una iniciativa solitaria de varios diputados liberal- conservadores. Tras el no senatorial, el texto de la reforma constitucional volverá a ser discutido en la Asamblea Nacional, que podrá volver a enmendarlo o aceptar el nuevo texto del Senado. La mecánica legislativa francesa prevé la indispensable aprobación del mismo texto, en la Asamblea Nacional y el Senado, antes de que el proyecto sea aprobado definitivamente. En el caso de la reforma constitucional, el proyecto todavía deberá ser aprobado por el Senado y la Asamblea reunidos en Congreso en el Palacio de Versalles. La Asamblea hizo su propuesta de reconocimiento de las lenguas regionales durante la segunda quincena del mes de mayo. Ante tal iniciativa, la Academia de la Lengua hizo público el pasado día 15 un texto muy duro denunciando tal iniciativa, considerándola totalmente absurda y fuera de lugar, por atentar a su modo de ver, contra los fundamentos de la identidad del Estado. Históricamente, en el Senado y la Asamblea son muy mayoritarias las fuerzas masivamente hostiles al reconocimiento de las lenguas regionales. A la derecha, sólo una parte muy minoritaria de diputados liberales y conservadores son partidarios de tal reconocimiento. A la izquierda, el PCF es enemigo tradicional de todo reconocimiento de las culturas regionales. En el PS, la mayoría ha sido históricamente hostil a las lenguas regionales. Las medidas de Berlusconi causarán la suspensión de más de 100.000 juicios VERÓNICA BECERRIL SERVICIO ESPECIAL ROMA. Los magistrados en Italia siguen en pie de guerra ante la aprobación por parte del gobierno de una enmienda que prevé la suspensión de los procesos que fijen penas inferiores a los diez años y referentes a hechos cometidos hasta el 30 de junio de 2002. La Asociación Nacional de Magistrados denunció que, aplicando esta medida quedarían suspendidos más de 100.000 juicios, y ofreció varios ejemplos. Entre un borracho al volante de un coche robado que atropella a tres personas en un paso de peatones y para el que está prevista una pena de entre 2 y 5 años, y el caso de un guardacoches que pide bajo amenaza un euro por vigilar el automóvil de posibles vándalos y para el que el código prevé una pena de 6 a 20 años, iría antes a juicio el guardacoches, considerado más peligroso por la ley. Pero no es el único ejemplo que dieron los magistrados visiblemente afectados no sólo por la enmienda, sino por las palabras del Cavaliere que calificó de togas rojas a los magistrados del juicio que le tiene como protagonista. A un gitano le sale mejor secuestar a un bebé (pena de 6 a 8 años) que robar un trozo de queso de forma violenta en un supermercado (pena de 4,6 a 20 años) ya que en el segundo caso iría inmediatamente a juicio. Más sorprendente es el caso de un cirujano al que le pueden condenar de 6 meses a 5 años por cometer un error médico que conlleve la muerte de un menor, pero cuyo delito quedaría suspendido para poder juzgar a un adolescente que roba el móvil a un compañero amenazándolo, ya que la pena en este caso es de 4 a 20 años. Los magistrados, que ayer cantaban victoria al anunciarse el veredicto final en el proceso Spartacus que condenaba a cadena perpetua a 16 jefes de los clanes de la camorra, se lamentaron también en particular de la limitación de las escuchas telefónicas, que no podrán ser aplicadas para delitos tan graves como el secuestro de persona, la extorsión, la violencia sexual o el robo.