Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 19- -6- -2008 Los médicos permiten que Andrés Pajares abandone temporalmente la clínica 105 Lagerfeld, protagonista de una campaña de seguridad vial Su imagen pretende sensibilizar sobre el uso del chaleco reflector PARÍS. Es amarillo, es feo, no pega con nada, pero puede salvarte la vida Ese es el mensaje que lanza el diseñador alemán Karl Lagerfeld, protagonista de la campaña de seguridad vial presentada ayer por el Gobierno francés para obligar a los conductores a ponerse el chaleco reflectante cuando salgan del vehículo en caso de avería y a colocar el triángulo de señalización. El famoso diseñador de la firma francesa Chanel es la estrella de esta campaña, a través de la cual se intenta sensibilizar a la población sobre el uso del chaleco reflector y el triángulo señalizador en caso de averías de vehículos, presentada por las autoridades francesas con motivo de la publicación del balance de 2007 sobre los accidentes en las carreteras. Todos los automóviles tendrán que estar equipados con chalecos y triángulos a partir del 1 de julio, pero las multas por su ausencia- -que ascenderán a ciento treinta y cinco euros (unos doscientos diez dólares) -sólo se pondrán en marcha a partir del próximo 1 de octubre. Cuando un vehículo se pare en el andén de cualquier carretera, el conductor deberá llevar puesto el chaleco reflector antes de salir del automóvil y colocar el triángulo señalizador, al menos treinta metros de distancia del coche. EN SU PUNTO Beatriz Cortázar LOS AZNAR, EN LA EXCLUSIVA BODA DE BRIATORE La actriz llegó a asegurar sus AFP piernas por un millón de dolares casi veinte años atrás Greta Garbo. Probablemente sea Brigadoon esa película mágica de Vincente Minelli, la que deja para los futuros ojos a la Cyd Charisse más encantadora y más briosa, empujada por el ímpetu de Gene Kelly y de un sorprendente Van Johnson. Y probablemente esté en esta misma historia de Brigadoon un elogio al encanto de lo efímero y a la vez eterno, donde esté la metáfora de su propia historia, pues la brillante y espectacular Cyd Charisse se empezó a esfumar de la pantalla con el final de su década... En 1956 protagonizó Viva Las Vegas en la que ella, sin Astaire o Kelly, era la flecha de la brújula, y que dirigida por Roy Rowland no sólo resultó fascinante en sus números musicales, sino como actriz en el interior de un personaje que resulta vagamente parecido al que en ese mismo año interpretó Marilyn Monroe en Bus Stop Otros dos títulos importantes precedieron a su casi total desaparición, uno insólito en su carrera, Chicago años treinta de Nicholas Ray, junto a Robert Taylor y Lee j. Cob, y su broche, Dos semanas en otra ciudad de nuevo con Minnelli, junto a Kirk Douglas y cine dentro del cine. No es Cautivos del mal pero es la gran última película que hizo Cyd Charisse. Probablemente el árbol de sus piernas nos impidió ver con rotundidad el bosque de su talento, y durante demasiado tiempo fue sólo la Cara B de Fred Astaire, a falta de Ginger. Cartel publicitario de la campaña que protagoniza el diseñador EFE Jennifer López y sus hijos, de gira con Marc Anthony AMBERES. Tras pasar por Chile como un auténtico vendaval y encandilar al público que acudió a verle en los tres multitudinarios conciertos que ofreció en Santiago, Marc Anthony, acompañado en todo momento de su esposa y de sus hijos pequeños, los gemelos Marc y Emme, puso rumbo a Europa, adonde llegó ayer para dar un único concierto en Amberes como parte de la gira de presentación de su último disco, El cantante que después lo traerá a España e Italia. La pareja, ayer con sus hijos, a su llegada al aeropuerto AFP icen algunos que a Aznar le pasó factura el bodón de su hija Ana con Alejandro Agag en El Escorial. Aquella boda supuso un antes y un después en la imagen del ex presidente, a quien muchos acusaron de perder su conocida discreción con ese alarde de ceremonia y convite. En su defensa también se dijo que Aznar fue el padre de la novia. Y ya se sabe cómo se quiere a una hija. Esta semana es otra boda la que sitúa a los Aznar en el punto de mira, con la diferencia de que ahora van como invitados pero con la particularidad de que son el principal reclamo de una exclusiva que publica Hola revista que dedica su portada al enlace de Flavio Briatore con la guapísima Elisabetta, quienes posan con los matrimonios Aznar y Agag una vez terminada la ceremonia. El empresario y playboy italiano también acudió a la boda en El Escorial, sólo que en aquella ocasión su pareja era una impresionante colombiana que dejó boquiabierto a más de uno cuando hizo su particular paseíllo en la alfombra roja que conducía hasta el Monasterio. Desde entonces, tanto los Aznar como los Agag frecuentan en verano el yate de Briatore, y no deja de ser un llamativo contraste ver en la cubierta a Ana Botella y su hija conversando con las amigas de Briatore (antes de su boda) y últimamente con la que ya es su esposa. La verdad, hay fotos que una nunca querría hacerse por aquello de las comparaciones y la lupa con la que se miran estos reportajes. En la foto de la citada portada no hace falta tirar del cuentahilos para ver las arrugas que Botella luce en la falda (qué momento para el photoshop ni para observar cómo Briatore luce en los pies los Stubbs Wootton que en España han puesto de moda los hijos de Naty Abascal. Una vez más, el resultado no es el mismo. D