Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 19 s 6 s 2008 INTERNACIONAL 35 La OTAN se lanza a defender Kandahar Al menos dos soldados afganos y 36 talibanes mueren en los primeros ataques tras la fuga masiva de presos POR MIKEL AYESTARÁN MADRID. El sur de Afganistán se prepara una vez más para la guerra. La liberación de cerca de mil presos de la prisión de Kandahar hace cinco días no fue más que el primer aviso de una ofensiva que parece tener el objetivo final de recuperar el control de una ciudad que es el auténtico feudo espiritual del movimiento talibán. Los insurgentes liberaron a cientos de los suyos y ahora esperan el momento idóneo para volver a golpear desde el estratégico distrito de Arghandab, al norte de Kandahar, donde en las últimas horas se han producido combates y, según el Ministerio de Defensa afgano, han perdido la vida al menos dos soldados afganos y 36 insurgentes. Los medios locales informan de que los talibanes han roto puentes, minado campos y cortado carreteras. La aviación de la OTAN, por su parte, lanza panfletos para pedir a la población local que no salga de sus casas y así evitar el alto número de víctimas civiles que suelen provocar los bombardeos. Este mensaje es contrario al que lanzan las fuerzas afganas que han pedido a los vecinos que huyan, lo que ha provocado la marcha de al menos setecientas familias, según informó el Ministerio de Defensa, que asegura que los talibanes ya controlan al menos diez pueblos de este distrito. Las últimas comparecencias del portavoz del Ministerio de Defensa afgano se han convertido en auténticos partes de guerra con detalles sobre las bajas en ambos bandos y explicaciones de las operaciones que el Ejército nacional, de la mano de las fuerzas internacionales, están llevando a cabo para intentar atajar la enésima ofensiva talibán. El dispositivo más importante se inició ayer a las ocho de la mañana en Arghandab, donde las tropas de Canadá, país que aporta 2.500 soldados a la misión de la OTAN y que lidera el Equipo de Reconstrucción Provincial en la provincia, se desplegaron para apoyar a las fuerzas de seguridad locales. Desde el cuartel general de ISAF (Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad) en Kabul, el portavoz Mark Laity reconoció el inicio de esta operación, pero sólo manifestó que ha habido choques aislados y nos limitamos a apoyar al Ejército afgano con Soldados afganos, ayer, en el aeropuerto de Kabul, se disponían a salir con destino a Kandahar para tratar de sofocar la rebelión AP OFENSIVA EN EL SUR DE AFGANISTÁN TURKMENISTÁN IRÁN TAYIKISTÁN Participan más de 1.000 soldados afganos y de la coalición internacional ISAF Ayer se produjeron las primeras bajas en operaciones de limpieza 36 talibanes 2 soldados afganos Ghazni Kabul Uruzgan Zabul Kandahar La coalición distribuye panfletos donde pide a la población local que se quede en casa para evitar víctimas civiles Partes de guerra N A F G A N I S T Á N P A K I S T Á N 200 km Char Rah Delaram Gereshk Xasrrod Laskar Gah Qurya Yakhchal Pir Zadeh Distrito de Arghandab Qarah Bagh Los 400 talibanes huidos de prisión controlan las aldeas Surki 4.000 personas han dejado Mogor la zona Gilan Gajoy Qalat Shahi Kalay Kandahar Mandisar Takhteh Pol Spin Buldak Daman Jaldak Kharjuy AFGANISTÁN PAKISTÁN un número sustancial de hombres El silencio de ISAF es compartido por los portavoces estadounidenses, que califican de infundadas las informaciones sobre la importante presencia talibán en las proximidades de Kandahar. Un portavoz talibán, que se identificó como Yousuf Ahmadi, sin embargo, se refirió a la batalla de Arghandab asegurando que no hemos cedido un solo metro. Utilizaremos el distrito como base para próximos ataques con cohetes sobre Kandahar y también emplearemos kamikazes La situación de guerra abierta en el sur de Afganistán llega pocas semanas después del acuerdo de paz alcanzado entre los talibanes y el Gobierno de Islamabad tras la llegada al poder Tregua en Pakistán del nuevo primer ministro, Yusuf Raza Gillani. Una tregua que en las últimas horas parece peligrar debido a que las autoridades paquistaníes sólo han liberado a 18 de los 75 presos de la insurgencia, una de las condiciones exigidas por el movimiento fundamentalista para acabar con los atentados suicidas en todo el país y con sus actividades antigubernamentales. ABC 0 km 50 Pese a la fragilidad del acuerdo, los combates se han detenido de momento en la parte norte de Pakistán, donde los servicios de inteligencia de Estados Unidos aseguran se encuentra el auténtico santuario talibán, y se han trasladado al sur del vecino afgano. Las tropas de la OTAN, sumadas a las de la Operación Libertad Duradera de Estados Unidos, alcanzan en 2008 su número máximo de soldados desde el inicio de la misión, cerca de 60.000, pero no son capaces de frenar el empuje de una insurgencia que llega al verano si tener que preocuparse de combatir en su retaguardia gracias a la tregua en Pakistán. Al frente abierto en Kandahar se le suma el de la vecina provincia de Helmand, otro de los puntos más problemáticos del país. Allí han muerto cuatro soldados británicos, entre ellos la primera mujer que cae en combate en la misión afgana, tras la explosión de artefacto al paso de su vehículo.