Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 19 s 6 s 2008 Corrupción en el Ayuntamiento socialista de Estepona s La investigación ESPAÑA 17 La trama de corrupción estaba dirigida por un triunvirato con el alcalde a la cabeza Su jefe de gabinete, José Flores, y el concejal de Hacienda, también socialista, tenían un papel clave J. M. CAMACHO C. MORCILLO P. MUÑOZ MÁLAGA MADRID. La Policía considera que la trama de corrupción desmantelada en el Ayuntamiento de Estepona estaba dirigida por un triunvirato en el que el alcalde de la localidad costasoleña, Antonio Barrientos, ocupaba la cúpula. Junto a él, según las fuentes consultadas, se perfilan dos personas más en puestos relevantes: su jefe de gabinete, José Flores, y el concejal de Hacienda, Francisco Zamorano, todos ellos detenidos por los agentes de la UDEF Central de la Comisaría General de Policía Judicial. Alrededor de estas personas se movían el resto de implicados en la trama, con la que están relacionados además de varios concejales, técnicos del Ayuntamiento, empresarios y también algunos abogados. Precisamente en estos momentos los investigadores analizan muy detenidamente las actividades de uno muy conocido en Estepona, que tiene una importante cartera de clientes y despacho, además de en esa localidad, también en Madrid. Siempre según las fuentes consultadas por ABC, el alcalde tenía una estrecha relación, además de como es lógico con su jefe de gabinete, con el empresario Luis Fernando Linares, ex consejero delegado de Valle Romano y muy introducido en el mundo inmobiliario. Con éste trabajaría codo con codo otra de las personas presuntamente implicadas, Antonio García González, que al parecer tiene algunas publicaciones. También estarían relacionado con ellos los abogados relacionados con Valle Romano Daniel Delgado y Armando Pérez, que fueron arrestados en Bilbao. Más vinculado al concejal de Hacienda aparece el empresario Enrique González, igualmente detenido y que fue el encargado de la campaña electoral del PSOE en Estepona en las últimas elecciones municipales. Asimismo, es relevante otro grupo de personas que se unieron en torno a una de las concejales arrestadas, en el que hay implicados arquitectos. En la investigación están siendo importantes las declaraciones de algunas personas que son llamadas como testiBarrientos fue uno de los invitados a la toma de posesión del presidente de la Cámara Baja, el pasado 1 de abril, cuando ya estaba bajo la lupa de los agentes de la UDEF Central de la Comisaría General de Policía Judicial. En cuanto a Rojo, la relación es más evidente, ya que una de sus hijas trabaja en un puesto destacado en el Ayuntamiento de la localidad costasoleña. Esta mujer, que en ningún caso está implicada en los hechos, ha prestado declaración ante la juez instructora como testigo. Pero sobre ella no recae sospecha alguna. Sobre el futuro político de Estepona, distintas fuentes señalaron que el que podría tomar el relevo en el PSOE es el concejal de Urbanismo, Rafael Duarte, que ya fue vocal de este área en el Ayuntamiento de Marbella a propuesta del PSOE. Precisamente su paso por la localidad donde se desarrolló la Malaya estuvo marcado por la polémica al haber asesorado al entonces alcalde de Manilva, Pedro Tirado, que acabó en prisión tras haberse encontrado en su casa 800 millones de pesetas. El PP pidió su salida de la gestora, pero los socialistas le defendieron hasta el final. Hasta el cierre de esta edición la juez había tomado declaración a al menos doce de los 26 detenidos. La mayor parte de ellos quedó en libertad bajo fianza de hasta 500.000 euros, y el resto con cargos. La fianza más alta fue para Luis Fernando Linares, ex consejero delegado de la promotora inmobiliaria Valle Romano Rafael Duarte El alcalde de Estepona, custodiado por la Policía gos y que están aportando datos de interés. Es el caso de la ex concejal del GIL Marta Solís, hija del ex ministro de Trabajo José Solís Ruiz, una persona de mucho prestigio. Asimismo ha prestado declaración otro ex concejal del GIL, Víctor Sánchez Pinacho, que fue condenado el pasado 19 de abril por el Tribunal de Cuentas junto a otros cuatro ex ediles- -entre ellos el detenido Crespo- -a abonar 900.000 euros que gastaron sin que hubiera justificación en nueve sociedades municipales creadas por el GIL entre 1995 y 1999. Este hombre, al parecer, trabajó REUTERS Valle Romano Uno de los empresarios detenidos se ocupó de la campaña electoral del PSOE en la localidad malagueña para la empresa Gilmar, fundada por el ya fallecido ex alcalde de Marbella Jesús Gil. Uno de sus hijos, Jesús Gil Marín, fue alcalde de Estepona. Pero al margen del avance de las pesquisas, las fuentes consultadas destacaban ayer que Antonio Barrientos, el alcalde de Estepona, presumía de mantener una estrecha amistad con los presidentes del Congreso, José Bono, y el del Senado, Javier Rojo, que tiene allí una vivienda. La lista de los detenidos Al menos doce de los detenidos en la operación Astapa han pasado a disposición judicial en las últimas cuarenta y ocho horas. En libertad provisional con fianza de 300.000 euros está el presidente de Prasa, José Romero; y en la misma situación, aunque con una fianza de 30.000 euros, Ana María Crespo, hermana del ex miembro del GIL y actual edil y portavoz del PES, José Ignacio Crespo, otro de los arrestados. También deberá abonar 30.000 euros J. L. C. A. La juez ha decretado libertad sin fianza, aunque mantiene los cargos, para Andrés Flores, responsable del servicio jurídico del departamento de Urbanismo del ayuntamiento de Estepona, así como para M. C. H. Durante la jornada de ayer, fueron trasladados ante la instructora Enrique González Ceano, empresario que se ocupó de la campaña electoral del PSOE en Estepona en las últimas municipales; Luis Fernando Linares, ex consejero delegado de la inmobiliaria Valle Romano Daniel Delgado, abogado de esa misma promotora con despacho en Bilbao, y el abogado Armando Pérez. Anoche, se decretó libertad con fianza de 300.000 euros para el empresario Antonio Bazán. También se puso en libertad a los hermanos y empresarios de Codelsa, Félix y Vicente Delgado, con fianza de 100.000 euros, así como al técnico municipal Ignacio de la Hoz, con fianza de 50.000 euros. Esta amplia operación ha llevado a la detención del alcalde socialista de Estepona, Antonio Barrientos, presunto cerebro de la trama, y de cuatro miembros de su equipo de gobierno: el concejal de Hacienda, Francisco Zamorano, y la de Cultura y Fiestas, Asunción López, ambos también del PSOE; la edil de Playas, Marisa Rodríguez Pino; y la de Educación, María Victoria López. También están detenidos como presuntos miembros de la trama el jefe de Gabinete del alcalde, José Flores; el ex edil de Hacienda, Manuel Reina, del PES; el arquitecto municipal Arturo Cebrián; el ingeniero de Urbanismo Javier Wittmeur; y Pedro López, ex gerente de Urbanismo cuyo nombre apareció en las intervenciones telefónicas de la operación Malaya