Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 OPINIÓN JUEVES 19 s 6 s 2008 ABC MONTECASSINO KRAUS Y EL HEGEMÓN dicado fundamentalmente a la vida literaria y disipaARL Kraus fue ante todo un genio de la lengua, da del café vienés y siempre financiado por negocios facomo demuestran su propia prosa y sus análimiliares de los que jamás se ocupó. Cuando se quemó sis de la ajena que muy frecuentemente se conel Café Griensteidl, templo de la bohemia, se mudó, covertían en minuciosa y autopsia de autores contempomo Peter Altenberg, Felix Salten, Arthur Schnitzler y ráneos. Pero Kraus fue también un malhumorado peotras decenas de escritores, periodistas, borrariodista que gozaba sin disimulo de desarrochos y charlatanes, al Café Central, que, por llar nuevas fórmulas para expresar la irritacierto, pronto sería también guarida para dos ción que le generaban su tiempo, su entorno, buscavidas llamados Trotzky, periodista, y Lesus contemporáneos y, ante todo, sus colegas. nin, revolucionario a plena disposición, que juGuardo como un pequeño tesoro una corta cogaban allí al ajedrez. lección de números originales de su revista Die Aunque escribió diversos libros notables, esFackel, en parte encontrada en la biblioteca de pecialmente su drama teatral Los últimos días mi padre y aumentada con números compraHERMANN de la humanidad Kraus es recordado sobre todos a lo largo de años en librerías de viejo en el do por su obra magna, que sin duda fue Die Facsexto distrito de Viena. Un ejemplar se lo regakel De publicación irregular hasta la muerte lé hace años al periodista español que probabledel periodista en 1936, esta revista se convirtió en un mente mejor conoce y representa el espíritu de Kraus, éxito sin precedentes que vendía decenas de miles de que es Arcadi Espada. ejemplares en todo el imperio a un público ávido de coKraus era un periodista muy atípico, entre otras nocer las trifulcas intelectuales de la corte y las crítimuchas cosas porque tenía dinero. Hijo de un rico cocas literarias, teatrales y periodísticas, casi todas salimerciante judío de Bohemia llegado a la capital de Ausdas de la propia pluma del editor. tria- Hungría en las postrimerías del XIX, se paseó por Vienealcaso Kraus hoy aquí porque el panorama pediversas facultades sin pretender jamás licenciarse, de- K riodístico en el que nos vamos sumiendo lenta pero inexorablemente comienza a parecersea aquel coro monocorde y cortesano tantas veces denunciado por Die Fackel. Porque nuestro mundo mediático español puede ser muy amplio y lo es cada vez más, pero también en él sehan impuesto leyes no escritas que castigan a quienes intenten romper con la corrección política que lleva consigo la aceptación de una supremacía intelectual y moral supuestamenteintangible. Hay muchas opiniones diversas sobre acontecimientos y devenires, pero el miedo al conflicto con los guardianes de la hegemonía de la bondad cortesana que aquí no se apiña precisamente en torno al Rey, debe saber que será atacado al alimón por una inmensa mayoría de miembros de la profesión, todos dispuestos a demostrar su fidelidad a quienes tienen en sus manos los resortes del principal argumento, que es el empleo. No hace falta estar de acuerdo con estilos y argumentos quizás insufribles para considerar un espanto elespectáculode toda una profesión aplaudiendo la picota o peor condena a un colega. Todos saben que, de haberse revuelto políticos insultados y vejados sistemáticamente por algunos medios del Gran Hegemón, no se habrían aplicado los criterios que han llevado a la sentencia contra un periodista radiofónico. Y que, en caso de haberse aplicado, la picota parecería una fiesta periodística de esas que presiden varios ministros. Igual que en la Viena fin de siecle. CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. mejor definición, se les pasara a llamar cargas públicas Sin señalar a nadie, claro. Jordi S. Berenguer Barcelona ña un clásico papel de idiota. Felipe Fernández Pujol Cutler Bay (Estados Unidos) La ironía del IPC y las tarifas Pese a que el presidente del Gobierno afirmó que el incremento de la factura eléctrica no sobrepasaría al del IPC, dicho incremento para los consumidores de la tarifa 2- -la inmensa mayoría de los hogares, según los cálculos de la OCU- -incrementará nuestra factura en un 9,7 por ciento. Eso sí, aplicando políticas de ahorro energético, esto es, prescindiendo del agua caliente, la vitrocerámica y la nevera, el incremento rondará el 5,5 por ciento. Pero si tenemos en cuenta el gasto que representará la compra de velas, hielo en las estaciones de servicio y carbón vegetal, el gasto real se incrementará en el citado 9,7 por ciento. Y no pudiendo pensar ni por un momento que todo un presidente del Gobierno me pueda mentir, habré de admitir que el incremento del IPC es de ese 9,7 por ciento. Juan Díaz Barcelona sión independientemente del sexo de quien la ejerce. Y sin que a ninguno de los varones que se ocupan de tales oficios se les haya jamás ocurrido reclamar un cambio en la terminación del nombre de su profesión para precisar su masculinidad. Me cuesta imaginar que a partir de ahora, con ese empeño en establecer un lenguaje paritario, tuviéramos que utilizar periodisto, artisto, electricisto, taxisto... Proponer a la RAE que introduzca esos vocablos para satisfacer ciertos delirios feministoides me parece un intento de convertir el diccionario en una aberración. Aunque en algunos casos, tampoco parece desacertado que a algunos cargos públicos, para su Observo con no poco asombro el entusiasmo con que el Ministerio de Asuntos Exteriores viene impulsando el levantamiento de las sanciones diplomáticas de la UE a Cuba. Francamente, no sé si el Gobierno conoce las últimas noticias procedentes de la isla, tales como la integración de la Juventud Comunista con su Ministerio del Interior, para fortalecer la represión, o los nuevos llamamientos a la persecución de los disidentes lanzados por la prensa oficialista. Tengo que concluir que gobiernos como el checo, que se han estado oponiendo a dicho levantamiento, están salvando la dignidad de Europa y ahorrándole a Espa- Últimas noticias de Cuba Riesgo de embarazo... en los hombres Como autónomo cotizo en el R. E. T. A. y en los meses de abril y mayo figura en mi boletín de cotización un nuevo concepto bajo el epígrafe textual: Cotiz. Adic. Riesgo Embarazo y Lactancia Nat. Lógicamente, yo, como hombre, no tengo tal riesgo, por lo que, extrañado y entendiendo que se trataba de un lapsus, me dirigí a una oficina de la Seguridad Social para que lo corrigieran. La funciona- ria que me atendió, muy atenta, eso sí, me explica que no se trata de un error, sino que es debido a la Ley de Igualdad, que tras su aprobación implica la cotización por dicho concepto para todos. Yo creía que a la Seguridad Social se cotizaba por conceptos que afectan al asegurado, como son las contingencias comunes, ciertos riesgos profesionales, pensión futura, etcétera. Pero no, estamos de enhorabuena. Una ley española ha conseguido lo que la biología no ha logrado en siglos de evolución: que los hombres tengamos riesgo de embarazo. Miguel Haro Madrid Andalucía versus Dinamarca Nos falta un Hamlet que evidencie lo obvio. Algo huele a podrido en la Junta de Andalucía y, por extensión, en todos y cada uno de los organismos e instituciones que deberían ser garantes de nuestras libertades y referentes de comportamientos éticos. Barrientos, el alcalde de Estepona, puede ser el sexto edil- -seis ediles, seis- -que visite la prisión. A este paso, el penal de Alahurín de la Torre se va a convertir en hotelresidencia de regidores corruptos. Y todo ello, bajo el Gobierno autonómico socialista y con la ominosa falta de pegada de una oposición que ha asumido su papel de comparsa. Pero si esto es triste; si duele comprobar cómo se pueden pervertir valores que han costado siglos de enfrentamientos y se quiebran esperanzas como si nada; si lamentable es que quienes debían velar por la justicia sean injustos, más lo es aún que todos y cada uno de nosotros lo consintamos. Cuando se destaparon los primeros casos de corrupción del periodo felipista, no faltaron voces que presagiaran lo por venir, ahora que roben los nuestros Así de doloroso y descarnado. Poco cabe esperar de una sociedad civil que da por hecho que va a ser engañada, que asume, quizás por reiterado abuso del poder, que poco puede hacer contra el poderoso. No he de ser yo el que dude de la debilidad del ser humano, ni de la fragilidad de los principios, pero sí pienso que las leyes están para cumplirse. Si es posible que no una, sino seis veces, se repita la misma situación de especulación y trapicheo, no es que fallen los mecanismos de control, es que no hay vergüenza. Agustín Embuena. Sevilla Cargos y cargas públicas Al nombre de los oficios acabados en o se les feminiza el género, haciéndolos acabar en a (médico- médica, arquitecto- arquitecta, abogado- abogada, ministro- ministra... pero a nadie se la ha ocurrido hacer el cambio a la inversa con los acabados en a (periodista, artista, electricista, taxista... palabras que definen una profe-