Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
74 CULTURAyESPECTÁCULOS www. abc. es culturayespectaculos MIÉRCOLES 18- -6- -2008 ABC Molina promete en el Congreso leyes de Música, Cine, Teatro, Danza y Patrimonio La comparecencia del ministro de Cultura provoca roces con los portavoces parlamentarios, salvo el del PSOE ANTONIO ASTORGA MADRID. Emulando al mito, el ministro de Cultura, César Antonio Molina, marcó ayer el terreno durante su segunda comparecencia en la Comisión de Cultura del Congreso de los Diputados. Desarrolló todo tipo de suertes para prometer leyes de Música, Teatro, Danza, Cine, y el impulso a una nueva Ley de Patrimonio Histórico Español con el objetivo de proteger el legado arqueológico subacuático. El ministro sacó la espada para clavarla en el morrillo de la lucha sin cuartel contra la piratería, que supone una enorme amenaza para la superviviencia de nuestra cultura avisó. Tardá: Es usted un peligro Ante tal despliegue los portavoces de los grupos parlamentarios entraron inmediatamente al trapo. El Grupo Mixto fue el primero en tocar a rebato. Joan Tardá (ERC) le espetó: Señor ministro, se lo digo con todo el respeto y el cariño: es usted un peligro para el Estado Autonómico. Un peligro porque le veo tan expansionista e ilusionado con el aparato del Estado que... Existe un afán intervencionista de su Ministerio que no tiene nada que ver con la nueva cultura de los Estatutos. La España plural del presidente Zapatero no era ésta Su compañera de pupitre, Montserrat Surroca (CiU) le recordó que el programa electoral de Convergencia planteaba la supresión del Ministerio de Cultura, y la creación de una Secretaría de Estado para la Cultura. Y criticó las escasas inversiones de Cultura en instituciones catalanas. Aitor Esteban Bravo (Grupo Vasco) le reprochó a Molina el olvido en su larga cambiada sobre un informe del Tribunal de Cuentas que desvelaba irregularidades en la Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales en 2004. José María Lasalle (PP) le ofreció su leal colaboración, pero echó de menos no escuchar en la voz del ministro ninguna mención a una Ley de Mecenazgo. Y le preguntó de cuánto dinero dispondrá el Ministerio para realizar sus ambiciosos proyectos. En la réplica, César Anto- El ministro de Cultura, César Antonio Molina, dialoga con la portavoz de CiU, Montserrat Surroca nio Molina desplegó pases para todos los paladares. A Tardá le dijo: El Ministerio de Cultura respeta a todas las Comunidades Autónomas. Yo no soy nacionalista como usted, pero quiero a la mía, Galicia, y respeto a las demás. Todo lo que usted diga de mí será un halago porque no comparto ni lo que usted dice ni piensa, pero le respeto mucho, a usted y a su grupo. Todo su diálogo es el mismo señor Tardá: se repite, y repite, y repite... A Surroca le sugirió que la próxima vez se traiga bien aprendida la lección y los números: Compruebe el dinero que Cultura ha dado a las instituciones catalanas y compárelo con el que aportan desde allí Sobre la llaga del olvido de las irregularidades de Bellas Artes que trajo a colación Esteban Bravo, César Antonio Molina le conminó a que se mirase en su propio espejo: mire alguna institución o museo de allí País Vasco y verá qué les ha pasado Y a Lasalle le dio la bienvenida al terreno de la Cultura, y le recordó el asunto de las irregularidades de Bellas Artes: Mire usted la fecha a la que se refiere, y asuma parte de la culpa CHEMA BARROSO Las palabras del ministro volvieron a encender a sus señorías. Tardá, erre que erre: Soy republicano, independentista, no nacionalista. Y ustedes deben ser menos altivos Esteban Bravo le secundó: Ha equivocado el tono, y lo lamento. Se lo he puesto a huevo como a Fernando VII- ¿qué han hecho ustedes para corregir las irregularidades en Bellas Artes? y me sale con lo del espejo. Si se refiere a lo de la Fundación Guggenheim le informo de que no forma parte de la Administración Pública Vasca Lasalle le refrescó la memoria- Señor ministro, ya fui portavoz adjunto de Cultura y le conminó a que se atreva a poner en marcha una Ley del Museo Reina Sofía similar a la del Prado, que significaría la verdadera apuesta por el futuro de ese Museo. A todos ellos Molina presentó la guinda final de las disculpas. Ley del Reina Sofía La diputada Oramas plantó al ministro por falta de respeto Tres menos cuarto de la tarde. La diputada canaria Ana María Oramas habla en su turno de contrarréplica, y acusa a Molina de faltarle al respeto He venido de Tenerife a escucharle, y me ha dado usted un viaje sin necesidad. Le hemos formulado más de 50 preguntas y no ha contestado a ninguna. Esta diputada se merece un respeto. Mi vuelo sale a las cuatro de esta tarde y no voy a perder más el tiempo. Espero que en la próxima comparecencia recupere usted el tono, porque en el caminito nos vamos a encontrar. Ministro, hoy no se levantó con la pierna izquierda, sino que se levantó con mala pata porque no hay derecho que con el tono con el que han intervenido los portavoces usted haya respondido así. Tiene un mal día, ¡pues se lo traga! Y le reprochó que no contestara a los proyectos del Ministerio referentes al 1 Cultural, o qué va a ocurrir con los archivos y las bibliotecas de Santa Cruz y las Palmas o sobre las dos catedrales de las islas Mientras la diputada se marchaba airada, Tardá ironizaba al ministro: Si lo mío lo considera un halago, ¡cómo considerará esto...