Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 MADRID MIÉRCOLES 18 s 6 s 2008 ABC AL DÍA Manuel de la Fuente poco que asome el sol, Madrid se convierte en un estruendo. Un ir y venir de gente, un caos de hormiguitas (hacendosas, las menos; ociosas, las más) que parecen cobrar vida bajo los rayos de Mercurio. Igual da que sea la de maitines, la del alba, que estemos ya de anochecida, ruido, ruido y ruido por todas partes. Pero el sábado pasado parecía que la ciudad había sido atacada por los extraterrestres o devastada por un desastre nuclear. De primeras, pensé que los histéricos que se habían entregado al aprovisionamiento desmesurado de víveres por mor de la huelga de algunos transportistas tenían razón y que alguna extraña peste se había apoderado de la Villa y Corte, porque, increíblemente, sobre las seis de la tarde del sábado parecía que a los madrileños nos había comido la lengua el gato. Pero no, no era el apocalipsis del transporte. Tampoco era que a la ciudadanía le hubiera o hubiese entrado un repentino ataque de silencio y civismo. No, quiá. Tan sólo era que jugaba España. Jugaba al fútbol. A las seis de la tarde. En el barrio no había taxis. Tampoco había autobuses, aunque eso no es raro, porque las ausencias del 28 ya no son noticia. Llegó el autobús (uno pasó de largo, otro absolutamente lleno) y al final del trayecto, en la Puerta de Alcalá sólo se oían los gritos del silencio. Silencio sepulcral, que se dice. Pero todo el mundo andaba con la mosca detrás de la oreja. Bueno, realmente, lo que andaba detrás de la oreja de tanto prójimo era el transistor. España seguía jugando al fútbol, y seguía empatando con Suecia. Entre Cibeles y Sol, los turistas eran los únicos que parecían ajenos a la extraña introspección de los madrileños. Los coches parecían ir a cámara lenta por la Gran Vía, camino de Callao, en los bares todo el mundo miraba al techo buscando respuestas (y un gol, sobre todo un gol) en el televisor. El aire se cortaba con un cuchillo, todo era espeso porque la vikingada nórdica no cedía. Pero, a la altura de la calle de Sevilla, surgió como nacido de la tierra un grito unánime, un calambrazo telúrico: Y Madrid despertó del letargo, del silencio, y volvió a ser, como en sus mejores (y también en los peores) tiempos la capital de un país llamado España. A Maki Kaji posó ayer en el Santuario Sudoku con algunos de sus pasatiempos numéricos ABC El padrino de los sudokus Tras su paso por Milán, Londres y París, los madrileños tienen ahora la oportunidad de resolver ingeniosos pasatiempos numéricos en el lugar más apropiado: un Santuario Sudoku. Para ello está en Madrid el padrino de esta sudokumanía POR MABEL AMADO MADRID. Hace quince años que no concluye un sudoku, sin embargo, ha dado nombre a los pasatiempos numéricos más realizados en el mundo. El japonés Maki Kaji, padrino -que no padre, como afirma- -de los sudokus, recala estos días en Madrid en una singular gira europea. La ocasión bien lo merece. Tras su paso por Londres, Milán y París, la ciudad acoge ahora el Santuario Sudoku un remanso de paz, entre madera y bambú, que invita al ciudadano a evadirse de la celeridad diaria a golpe de dígitos. Promovido por la cadena Westin Hotels Resorts, desde ayer y hasta el próximo domingo, este singular jardín de ajedrez abre sus nueve zonas para brindar al público un lugar donde sentarse- -o esconderse- -a descansar, leer o realizar algunos de los sudokus que encontrará sobre las mesas de este Santuario Y es que esa es la filosofía que imprime cada cartón de un rompecabezas que ha traspasado ya la frontera de más de 100 países de todo el mundo. Aunque su origen se remonta al año 1600, de la mano de un matemático suizo, hace veinticuatro años que Maki Kaji redescubrió un pasatiempo de números en una revista americana y lo reformó. Del original Colocar un número Kaji crearía una nueva versión en la cual cada dígito era una pista para averiguar el siguiente. Con esta puesta en página tan atractiva, pronto el mercado nipón se rindió a unos pasatiempos que desconocía. Ya con su empresa- -Nikoli Co. Ltd. Maki Kaji decidió bautizar este nuevo rompecabezas con el nombre de sudoku o números simples Desde entonces ha creado más de 250 tipos, muchos de los cuales están realizados a mano, y ha logrado extender la cultura del sudoku a lectores y fans de todo el mundo. Pero seguro que hay una pregunta que todos los aman- La sudokumanía Dónde: El Santuario Sudoku se encuentra en el paseo de la Castellana, 81, esquina con Raimundo Fernández Villaverde, sobre el aparcamiento exterior de El Corte Inglés. Cuándo: Estará abierto hasta el próximo domingo, 22 de junio, en horario ininterrumpido de 11.00 a 20.00 horas. Cómo: El público puede sentarse ante sus nueve mesas y relajarse o realizar los sudokus distribuidos por la cadena Westin Hotels Resorts, promotora del espacio. Cuánto: Gratuito. Números simples Maki Kaji redescubrió un pasatiempo de números, lo reformó y lo bautizó con el nombre de sudoku pende en gran medida de la vista, recomienda buscar con los ojos la cuadrícula más fácil para empezar. Es un consejo del que gusta llamarse padrino de los sudokus y que antes de crear su empresa realizó los más variados trabajos, desde soldador a traductor de documentos farmacéuticos, pasando por tenis, construcción de carreteras, desmantelamiento de trenes... Sin embargo, en los últimos veinticinco años, centrado en los sudokus, ha desarrollado toda una cultura entorno a los rompecabezas. Su objetivo es lograr que todo el mundo, desde los niños de 5 años hasta los ancianos, entrenen su mente, mejoren la concentración y se diviertan con sus creaciones. Por ello, ha ofrecido a sus lectores la posibilidad de aportar nuevas ideas para los pasatiempos. Así, el personal de Nikoli los revisa y los publica con el nombre de sus creadores. Nikoli, una empresa y un caballo tes de los pasatiempos se realiza: ¿Cuál es el secreto para completar un sudoku? Maki Kaji no puede evitar sonreír, y eso que ya hace casi quince años que no concluye uno de sus rompecabezas debido a su ajetreada vida social y laboral Sin embargo, ayer quiso dar una pista para su resolución: como es un pasatiempo que de- En la actualidad, compagina su trabajo con la práctica del golf, la pesca y las carreras de caballos. No en vano, su empresa, Nikoli, lleva por nombre el de un caballo ganador de un torneo de Irlanda en 1980. Ahora entendemos el significado de una de sus máximas: Vive de lo que te gusta, de este modo nunca tendrás que trabajar