Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 18 s 6 s 2008 MADRID 49 A la cola para el descanso eterno La huelga de los trabajadores de la Empresa Mixta de Servicios Funerarios provocó ayer retrasos en inhumaciones y cremaciones. Los convocantes demandan estabilidad en el empleo POR GUILLERMO D. OLMO MADRID. La plaga de huelgas que asuela Madrid en los últimos tiempos no respeta ya ni a los muertos. Los empleados de la Empresa Mixta de Servicios Funerarios se sumaron ayer a la larga lista de huelguistas recientes, una relación por la que han pasado ya conductores de autobús, médicos, profesores y operarios de limpieza, y que lleva meses poniendo a prueba la paciencia de los ciudadanos. Ahora también en uno de los trances más dolorosos, como es el de la desaparición de un ser querido. Si hay alguien que se está ganando el cielo, esos son los madrileños. Ayer, en el crematorio del cementerio de la Almudena más de uno no salía de su asombro, aunque había división de opiniones respecto a si era lícito que los trabajadores de un servicio tan esencial e inaplazable, convocaran un paro. Una señora, de alrededor de 60 años, llevaba ya media hora esperando la llegada de los restos de un allegado fallecido. Me habían dicho que llegaría a las doce menos diez y ya son las doce y media Quedó boquiabierta cuando se enteró de que la causa de la demora era el paro de los trabajadores. ¡Cómo si no fuera bastante disgusto morirse! exclamaba, abanico en mano. A pocos metros, otro caballero de luto emitía un juicio concluyente respecto a la actitud de la plantilla: Me parece fatal que se pongan en huelga. Un trago así sólo se asimila cuando se entierra al familiar: lo que hace esta gente es prolongar nuestra agonía En realidad, por más que este señor estuviera afectado, la inactividad sólo retardó los entierros entre media y una hora. Empresa y sindicatos coincidieron en que los servicios mínimos se cumplieron escrupulosamente, y eso, pese a que los segundos consideraron el 26 fijado por la Delegación del Gobierno abusivo Es lo único en lo que coincidieron. Otros afectados que lo veían de otra manera. Otro señor que esperaba bajo la solana la llegada del cadáver de su ser querido se mostraba comprensivo con las reivindicaciones de los trabajadores: La huelga es un derecho de todos los trabajadores y las demandas de esta gente son razonables; no piden subidas salariales, sino sólo estabilidad en el empleo El cementerio de la Almudena presentaba ayer un aspecto diferente al habitual. Para asombro de los familiares de los fallecidos, en lugar de tránsito de coches fúnebres, lo que había era un alboroto sensacional, el producido por los silbatos de los trabajadores que protestaron en la puerta principal. Intentaban acercarse a los allegados de los difuntos, pero un contingente policial allí desplegado se lo impedía. Francisca Gómez, del comité de empresa, intentaba en vano explicarle a los agentes que queremos informarles porque ellos son los clientes de esta empresa y los perjudicados con el constante deterioro del servicio Y es que la empresa que se supone debe hacer posible el eterno descanso de los madrileños es desde hace ya tiempo foco de controversia. El paro de 24 horas que tuvo lugar ayer, se produce pocos días después de que una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid dictaminara la existencia de irregularidades en la privatización parcial de la compañía, de la que el Ayuntamiento sigue siendo accionista mayoritario. Los sindicatos convocantes del paro, CC. OO, UGT y CGT, todos los representados en el comité de empresa, afirman que la huelga persigue que el Ayuntamiento garantice la viabilidad de la empresa y la estabilidad en el empleo. En 2016 vence la adjudicación a la compañía privada Funespaña del 49 del capital de la empresa, que revertirá entonces otra vez al Consistorio. Los sindicatos quieren que el concejal de Seguridad y Movilidad, Pedro Calvo, que es también el presidente de la empresa, garantice su viabilidad a partir de esa fecha y que esto quede reflejado en el convenio que se está negociando, pero desde la Concejalía aseguran que la negociación del convenio compete a la dirección de la empresa y que ninguna administración puede comprometerse a ocho años vista. Según los sindicatos, el seguimiento del paro de ayer fue masivo. La empresa no quiso dar datos al respecto. El jueves habrá nuevos paros. El Madrid Arena tendrá gestión privada desde 2009 para hacerlo más rentable S. M. MADRID. El pabellón Madrid Arena, famoso por haber albergado el Masters Series de Tenis, va a ser privatizado. El área de Obras, que dirige la concejal Paz González, informó ayer de su intención de externalizar la gestión de este recinto. La edil anunció que convocará un concurso, a través de Madrid Espacios y Congresos para adjudicar su gestión. El modelo- -explicó- -es el mismo que se utiliza en el Palacio de los Deportes y supondrá una gestión más rentable y más eficiente El Ayuntamiento cobraría un canon fijo y tal vez un porcentaje sobre la taquilla y se reservaría el derecho a fijar las condiciones sobre los actos El sistema, añadió, podría extenderse en el futuro a la Caja Mágica. Paz González también informó que las piscinas olímpicas subirán su coste en 27 millones de euros y las obras se retrasarán 24 meses por una modificación que incrementará su aforo. El presupuesto de las piscinas ha crecido un 35,6 Protesta en el cementerio Los familiares de los fallecidos se toparon con la protesta de los trabajadores a la puerta del cementerio La huelga fue seguida por la mayoría de la plantilla, pero se cumplieron los servicios mínimos Se produjeron retrasos de entre media y una hora en inhumaciones, cremaciones y traslado de cadáveres ABC Cientos de empleados exigen al alcalde servicios públicos de calidad Cientos de empleados municipales, personal laboral y funcionarios, se manifestaron ayer desde Sol a la Casa de la Villa, a lo largo de la calle Mayor. Exigen al alcalde de Madrid, Alberto Ruiz- Gallardón, respeto a su convenio colectivo y servicios públicos de calidad. Entre otros aspectos, se quejan de la recesión de sus derechos del convenio que se está negociando ahora. Además, portaron pancartas con el lema: No a la privatización