Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ESPAÑA ANTE EL CONGRESO DEL PP LOS POPULARES DE MADRID MIÉRCOLES 18 s 6 s 2008 ABC César Alonso de los Ríos Granados, número dos del PP de Madrid, anuncia su apoyo a Rajoy Aguirre garantiza libertad de voto e Ignacio González lo condiciona al equipo del líder del PP M. CALLEJA MADRID. La única instrucción que ha dado Esperanza Aguirre a la dirección del PP de Madrid ante el congreso nacional del partido, que se celebra este fin de semana en Valencia, ha sido tajante: prohibido dar una sola consigna a los compromisarios madrileños sobre el sentido de su voto. Ayer, en la reunión del comité de dirección de los populares madrileños, Aguirre insistió en que cada cual debe votar en conciencia, sin directrices de ningún tipo. Cada compromisario es responsable de su aval y de su voto. Quizás por eso, la presidenta de la Comunidad de Madrid no ha querido pronunciarse aún sobre su posición en el congreso, para no condicionar a los 208 compromisarios electos del PP madrileño. El primero en ejercer esa libertad de voto, y de conciencia, fue el secretario general del PP madrileño, Francisco Granados, peso pesado del aguirrismo y de la política regional. Granados anunció que dará su voto a la candidatura que presente Mariano Rajoy. Dada la situación actual, con un solo candidato, y sabiendo que se han hecho muchas cosas mal en todo este proceso, lo que demandan ahora los militantes es que el partido salga unido del congreso explicó. Granados, que no ha entregado a Rajoy su aval porque nadie se lo ha pedido, precisó que en el cónclave de este fin de semana se elegirá al presidente del PP hasta 2011, año en que, según los estatutos del partido, debería celebrarse otro congreso. Por tanto, tiene claro que no se está eligiendo al candidato para los comicios generales de 2012, algo que se decidirá en su momento. CARABANCHEL Carabanchel me trasladaron a comienzos del verano del 62. Me habían detenido en el clima de las huelgas de Asturias y la celebración del contubernio de Munich. Así que yo estaba todavía en la cárcel de Valladolid cuando Manuel Fraga fue nombrado ministro de Información y Turismo. Dejé solo a Julio Cerón, que estaba terminando de cumplir la condena. Algunas voces han venido pidiendo la conservación de Carabanchel como muestra de nuestra memoria colectiva. Ingenuos. ¿Le gustaría a Zapatero, o le habría gustado a Felipe González, que un hipotético museo del antifranquismo pusiera en evidencia las largas vacaciones del PSOE, como las calificó en su día mi buen amigo Alonso de Velasco? Tampoco les habría convenido a tantos miles y miles de truhanes (todo un país de truhanes) que se iban a hacer pasar por antifranquistas cuando se abrieron las casas del pueblo El relativismo moral de hoy se explica por la picaresca de ayer y por el colaboracionismo de antes de ayer. Y en este punto yo no critico a los que fueron y se sintieron franquistas porque ellos tuvieron suficientes razones para serlo. ¿Cómo no iban a levantarse ante la barbarie que comenzó al día siguiente del 14 de abril de 1931? Así mismo, hay que tener en cuenta, como un hecho decisivo, que la victoria de Franco terminó imponiéndose en los sesenta y setenta sin necesidad de una represión fuerte. La escasa población de la cárcel de Carabanchel ha sido una prueba de ello. Constituyeron una verdadera minoría los intelectuales comprometidos que los que se hicieron pasar por tales en los años del deshielo y de la transición misma. A todos estos les iba a venir de maravilla la tibieza resistencial del PSOE, y quiero decir, por ello, que hubieran tenido que militar en el PCE, y en un desprestigio creciente, a un lado y al otro del telón de acero... Debo aclarar que, de esa gran estructura radial que era la cárcel de Carabanchel, tan sólo una parte, tan sólo una de las galerías era la dedicada a los presos políticos. El resto, estaba ocupada por los comunes A En helicóptero, dos años y medio después Dos años y medio después del aparatoso accidente en Móstoles, Esperanza Aguirre volvió a subirse a un helicóptero. Esta vez su acompañante no era Mariano Rajoy, sino Francisco Granados. Y en esta ocasión, el helicóptero no despegó. Aguirre se sentó dentro, en un acto de prevención de incendios forestales, e inmediatamente volvió a salir. La presidenta de la Comunidad de Madrid no tiene ninguna intención de volver a pasar por algo parecido a lo que ocurrió a finales de 2005, cuando un helicóptero de las Brigadas Especiales de Seguridad (la policía local financiada por la Comunidad) cayó estrepitosamente al suelo al poco de despegar. Sus ocupantes salieron por su propio pie y casi sin rasguños. Aguirre perdió un tacón y Rajoy se rompió dos dedos. División de opiniones El sí de Granados contrasta con la duda que mantiene el vicepresidente primero de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, y mano derecha de Aguirre. González explicó ayer que esperará a conocer el equipo que presente Mariano Rajoy antes de decidir si le apoya o no. Cuando llegue el congreso, veremos cuáles son las propuestas y el equipo y tomaremos la decisión indicó Ignacio González. Todo apunta, sin embargo, a que el vicepresidente segundo, Alfredo Prada, sí dé su respaldo a la candidatura que encabece el político gallego. Lo mismo harán otros miembros de la dirección regional, que ya tienen decidido su voto, según ha podido saber ABC. En todo caso, dentro del PP de Madrid se mantiene viva la división de opiniones. Entre las enmiendas que han partido de militantes del PP de Madrid, hay una en la que Aguirre está especialmente de acuerdo, según fuentes próximas a la presidenta madrileña. Se trata de que cada delegado pueda avalar a más de un candidato en el congreso nacional. Así se facilitaría la presentación de más de una candidatura, algo muy complicado con las normas actuales, que exigen un mínimo de 600 avales a las personas que quieran competir por la presidencia del partido. El sufragio universal para elegir al candidato a la Presidencia del Gobierno es otra enmienda que no disgusta en absoluto en el PP de Madrid. ABC. es Toda la información sobre el congreso nacional del PP en www. abc. es ABC Un escenario en forma de gaviota para los plenarios del XVI congreso Todo está listo en Feria Valencia para que comience el XVI congreso del PP el próximo viernes. Los organizadores han acondicionado cuatro pabellones, con un total de 12.000 metros cuadrados. Uno de ellos será para los medios de comunicación, otros dos para el trabajo de las distintas comisiones y el cuarto para las sesiones plenarias, cuyo escenario (en la imagen, una recreación de ordenador) simula la gaviota de la formación.