Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 18- -6- -2008 Un mecánico muere triturado por la turbina de un avión en Tenerife 15 La excepción consentida El alcalde Antonio Barrientos fue el único que pudo pactar con ex gilistas para hacerse con el Consistorio, pese a la orden de Chaves de obviar a los seguidores de Jesús Gil. Desde entonces le rodea la polémica por sus decisiones POR J. M. CAMACHO MÁLAGA. El alcalde de Estepona, Antonio Barrientos, es uno de los regidores municipales más controvertidos de España. Este médico alergólogo de 47 años consiguió la alcaldía con el apoyo de ex gilistas, pese a las indicaciones en contra que había por parte del secretario general del PSOE, Manuel Chaves, de no pactar con el GIL. Sin embargo, el regidor ahora detenido logró finalmente conseguir la autorización para pactar con esos concejales. Barrientos, presionado ya por la ejecutiva regional del PSOE, se vio obligado en la pasada legislatura cuando gobernaba con los ex gilistas a suspender un pleno extraordinario que iba a aprobar más de una docena de convenios urbanísticos de dudosa legalidad dos días antes de la aprobación de la Ley del Suelo. El PP pidió entonces al PSOE que expulsara al alcalde si finalmente aprobaba siete asuntos urbanísticos por los que el Consistorio ingresaría 30 millones de euros en donaciones voluntarias. Este pleno fue calificado de sospechoso desde la propia Consejería de Obras Públicas de la Junta, dada la premura de su convocatoria y la fecha elegida. Curiosamente, ayer, el alcalde detenido por corrupción tenía previsto anunciar la firma de otro polémico convenio con representantes de la Casa Real Saudí para construir 4.000 casas en su municipio, concretamente en la zona El Paraíso. También fue controvertido su anuncio de reclasificar 600.000 metros cuadrados de los 900.000 que hay en el recinto de ocio natural Selwo Chaves salió a la palestra para paralizar una operación denunciada por el PP ante la Fiscalía. La habilidad de Barrientos en los despachos sólo es comparable con su testarudez para sacar adelante proyectos urbanísticos irregulares, según los grupos de la oposición. La primera vez que llegó a la alcaldía fue de carambola tras dimitir el entonces alcalde de Estepona, Antonio Caba, condenado a cinco años de cárcel por un delito de blanqueo de capitales en relación con un cliente de su bufete de abogado, que estaba implicado en el asesinato de su esposa. Barrientos maniobró en la sombra para ser designado alcalde, pese a que figuraba en el puesto número seis de la lista. El abogado de Barrientos, el el mismo ex alcalde Antonio Caba, fue absuelto por el Supremo, que rectificó la sentencia de la Audiencia Nacional. El alcalde de Estepona acumula numerosas denuncias realizadas por asociaciones vecinales, ecologistas, partidos políticos y otras organizaciones. Su nombre figura además en un informe policial incluido en el sumario de la Malaya la mayor trama de corrupción inmobiliaria destapada en nuestro país. En una conversación grabada por la Policía, una persona investigada habla de Barrientos y de otras personas de Urbanismo sobre convenios irregulares. Quinto alcalde detenido EFE rrupción de Málaga encargado del caso, Juan Carlos López Caballero, estuvo presente en el desarrollo de esa diligencia. Además, se han expedido órdenes de prohibición de enajenar bienes inmuebles dirigidas a 22 registros de la propiedad, de 55 personas físicas y jurídicas, y se ha solicitado la prohibición de enajenar 64 bienes muebles de otras 36 personas. Asimismo, se ha ordenado el bloqueo de cuentas corrientes y activos financieros, dirigidos a 91 entidades, de 78 perso- nas físicas y jurídicas. La operación policial comenzó a primeras horas de la mañana y provocó el lógico revuelo entre los vecinos, que afirmaban que era previsible Todo el mundo sabía, de alguna forma, qué estaba pasando De nuevo, un secreto a voces. Un pleno sospechoso ABC. es Vídeos con las detenciones practicadas en el Ayuntamiento socialista de Estepona en abc. es La habilidad de Barrientos en los despachos sólo es comparable con su testarudez para sacar adelante proyectos urbanísticos irregulares, según los grupos de la oposición El primer edil de Estepona es el quinto alcalde detenido en la provincia de Málaga por corrupción inmobiliaria e institucional tras Jesús Gil, Julián Muñoz, Marisol Yagüe y Pedro Tirado. Y es muy probable que sea también el sexto regidor municipal que pise la cárcel malagueña de Alhaurín de la Torre, salvo que el juez le ponga en libertad bajo fianza. Entre las denuncias contra Barrientos figura una abierta en un juzgado por irregularidades en la concesión a la empresa Amoansa de licencia de construcción y, posteriormente, de ocupación de quince viviendas en la urbanización El Saladillo, que invaden la zona de tránsito y de dominio marítimo terrestre. Los que le conocen describen a Barrientos como una persona muy simpática, de conversación agradable y al que se le podía ver por algunos de los establecimientos más conocidos de la localidad malagueña donde la Policía ha dado el último golpe a una trama de corrupción urbanística.