Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 17 s 6 s 2008 Eurocopa 2008 Polonia Croacia DEPORTES 93 Mucha Croacia y poca Polonia El segundo equipo de los balcánicos acabó por echar a sus rivales del torneo JOSÉ MANUEL CUÉLLAR Tiene Croacia poderes que se le escapan a Polonia, como el talento, la creatividad, la unión entre líneas y muchas cosas más. Por eso, una está clasificada y la otra llegó al partido casi pidiendo limosna. No la encontró ni en el equipo suplente que sacaron los croatas, tan crecidos que su entrenador pasó hasta de poner a su máxima estrella, Nico Kranjcar pues ni falta le hacía. Sólo cinco, diez minutos a lo más, le duró el gas a los polacos, todo efervescencia y físico, pero con escasa imaginación. Los polacos se perdieron en la poca hilazón de sus líneas y en la desafortunada labor de Lewandowski, único centrocampista nato y organizador del equipo que ayer tuvo una mala noche, en una primera parte en la que ni vio, ni oyó ni habló, desafortunado el hombre que estuvo. Con Lewandowsi perdido y Guerreiro desubicado, Polonia se quedó sin nada que no fuera rachas de pundonor, cuando se enteraba de lo que se estaba jugando. Croacia, casi sin despeinarse, basándose simplemente en su mayor calidad, fue dando la vuelta al partido, con naturalidad, con toque, con aperturas e imaginación. En un pis pas, Boruc se vio solo ante el peligro. Hasta cuatro veces tuvo que salir a los pies de los rivales, que le llegaban hasta por la puerta de atrás. Si no hubiera sido por la excelente labor de su portero, no habría habido segunda parte ni esperanza para los polacos, que se fueron al vestuario mirando al cielo y dando gracias a su arquero, bendito seas entre todos los disparos y fusilamientos. Dio la sensación de que al tran tran Croacia era mucho más que Polonia, y en todos los aspectos: creación, coordinación, fantasía, técnica y talento. Con poco creaba mucho, y los otros, con todo el sudor del mundo, apenas le llegaba para acercarse al área rival y ya, para nada, para mirar al portero contrario en la lejanía. nal le cayó el gol y tuvo que ser Klasnic, el único jugador que está jugando una fase final con un riñón traspasado (lo que no le ha quitado el olfato de gol) el que marcara al rematar un servicio desde la izquierda por donde el formidable Penjic estaba masacrando a los polacos una y otra vez. La reacción polaca, urgente y necesaria, fue escasa. Sólo los detalles de Guerreiro, que se revolvió en el área para cruzar en exceso el balón, y poco más. Beenhakker empezó a meter artillería pesada en el campo, pero ya era tarde. Alemania había marcado en el otro partido y aunque los polacos tuvieron alguna ocasión (Smolarek) ya se quedaron sin tiempo. 0 1 Polonia (4- 1- 4- 1) Boruc; Wasilewski, Zewtakow, Dudka, Wawrzyniak; Lewandowski (Kokoszka, m. 46) Lobodzinski (Smolarek, m. 55) Murawski, Guerreiro, Krzynowek; y Saganowski (Zahorski, m. 68) Croacia (4- 4- 2) Runje; Simic, Vejic, Knezevic (Corluka, m. 26) Pranjic; Leko, Vukojevic, Pokrivac, Rakitic; Klasnic (Kalinic, m. 74) y Petric (Kranjcar, m. 74) Árbitro: Kyros Vassaras, de Grecia. Enseñó tarjeta amarilla a Lewandowski, Vejic, Zahorski y Vukojevic. Gol: 0- 1, m. 53: Klasnic. Klasnic y su fusil Cambió cosas Beenhakker en el descanso, pero había demasiado que variar así que al fi- Los croatas se impusieron a Turquía en su único partido oficial, en 1996 ABC BASILEA. La selección croata, que el próximo viernes, 20 de junio, se enfrenta a Turquía en Viena en cuartos de final de la Eurocopa, se impuso en el único precedente oficial que existe entre ambos combinados y que se produjo en el torneo continental disputado en Inglaterra en 1996. En aquella ocasión, Croacia venció por 1- 0 a los turcos, el 11 de junio de 1996 en Nottingham, en el estreno de ambas selecciones en la competición. El gol lo marcó el delantero Goran Vlaovic, que luego fue jugador del Valencia. El torneo fue el primero en el que participaba el combinado croata tras la independencia del país de 1994, y en el que terminó siendo eliminado en cuartos de final al caer ante Alemania, campeona al final de aquella Eurocopa, por 2- 1. Desde entonces, turcos y croatas tan sólo han disputado dos encuentros amistosos, con un balance de dos empates. Firmaron tablas en un torneo celebrado en 1997 en Japón (1- 1) y en otro amistoso jugado en Zagreb en 2004 (2- 2) Johan Vonlanthen, el orgullo suizo T. GONZÁLEZ- MARTÍN Suiza no ha podido superar la primera fase aunque compitiera en casa. Su fútbol no luce en el panorama continental. Pero la Confederación Helvética mantiene con orgullo una plusmarca de la Eurocopa: su delantero Johan Vonlanthen, que ha disputado los tres partidos en la presente edición, es el goleador más joven de la historia del torneo, con 18 años, cuatro meses y 20 días. El récord no lo ha conseguido ahora. Lo alcanzó el 21 de junio de 2004, en Portugal, al marcar el único tanto de la cruz blanca frente a Francia (1- 3) Una marca que nadie ha superado hasta hoy en 2008. inglés (24- 10- 85) había patentado el récord el 18 de junio de 2004, en la victoria por 4- 2 ante Croacia. Tenía 18 años, siete meses y 24 días. Duró tres noches. Johan anotó ante los franceses y se apuntó un hito que después no ha traducido en su carrera profesional. En la presente Eurocopa sólo ha sido titular en el tercer partido, contra Portugal y sin nada que jugarse. Salió en los segundos tiempos Se la quitó a Wayne Rooney Nacido en la localidad colombiana de Santa Marta, de padrastro suizo, Vonlanthen robó la plusmarca al fogoso Wayne Rooney tres días después. El Vonlanthen AP frente a Turquía y la República Checa, sin demasiada aportación. Su carrera también ha vivido un descenso paulatino. Es un mercenario del fútbol. Debutó con el Young Boys a los 16 años, fichó por el PSV y después comenzó a saltar del Brescia al Nac Breda y finalmente al Salzburgo en 2006, donde ganó la Liga con Trappatoni. Nunca dejó de ser colombiano. Baila salsa, merengue y quiso elegir la selección colombiana, hasta que Suiza le pidió que le devolviera lo que le ha dado. Aquí me hice persona