Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 DEPORTES www. abc. es deportes MARTES 17- -6- -2008 ABC El desconcierto de Ramos Está aturdido por las órdenes cambiantes de Luis y por las críticas recibidas de la Prensa JULIÁN ÁVILA ENVIADO ESPECIAL NEUSTIFT. Sergio Ramos ha perdido la sonrisa en esta Eurocopa. Se siente raro. Está aturdido porque de repente ha visto como todo lo que intenta dentro del campo le sale al revés. Ha pasado de llevarse los elogios del planeta fútbol a intentar ordenar sus ideas y a procesar los cambios de peticiones del seleccionador. En el funcionamiento del sistema de juego, concretamente en el balance ataque- defensa, se ha visto desnudo en más de una ocasión por los clásicos desajustes. En el dibujo de España es el dueño del carril derecho amparado en su imponente fortaleza física y sus recursos técnicos. Fundamental para ensanchar el campo y para buscar los dos contra uno en la banda. Es un centrocampista más. Pero esta filosofía no ha funcionado bien en los dos primeros partidos del campeonato y Luis ha corregido el manual, una modificación que ha llevado al desconcierto al jugador. Él siempre subía y subía la banda con absoluta libertad y ahora se ha encontrado con un pequeño freno. Por su juventud y temperamento siempre quiere ir hacia arriba. No hay directrices, pero se le dan consejos para que suba o para que se quede. No es un problema suyo, es de toda la defensa decía Luis días atrás. Esta matización le ha cambiado los esquemas. Ha perdido algo de confianza y se ha visto atrapado en las dudas. Ahora se lo piensa dos veces a la hora de subir. Titubea. No quiere descomponer el puzzle. Y cuando no lo hace le llega la voz del banquillo que pide su presencia en ataque, porque su aparición es vital para el equipo. Sergio Ramos está tan confundido que se ha derrumbado parcialmente. Y cuando está Con los suplentes y con Iniesta, por la lesión de Cazorla, frente a Grecia J. ÁVILA NEUSTIFT (AUSTRIA) Cuando España se clasificó para los cuartos de final, Luis Aragonés tenía en mente dar descanso a los titulares. Ayer lo corroboró en el entrenamiento vespertino. Dividió a los jugadores en dos grupos y el técnico ocupó uno de los campos con los futbolistas que se enfrentarán a Grecia en el último partido de la liguilla. La novedad es que mantiene el plan más conservador. Ensayó con el once previsto, con el detalle de la incorporación de Andrés Iniesta por Santi Cazorla, que arrastra un pequeño esguince. La medicina aconseja que el jugador del Villarreal guarde reposo en los próximos días y lo normal es que no participe en este intrascendente encuentro. La alineación sería la siguiente: Reina; Arbeloa, Albiol, Juanito, Fernando Navarro; Xabi Alonso; Sergio García, De la Red, Cesc, Iniesta; y Güiza. De los titulares sólo aparece el azulgrana porque le viene bien rodar. Desde que se viese atrapado por un gastroenteritis en la antesala del amistosos frente a Estados Unidos en Santander no ha encontrado ni el ritmo ni su nivel. Por lo que respecta a los lesionados, todos siguen con sus planes de prevención. Ni Puyol (artritis post- traumática en el pie derecho) ni David Silva (esguince en el tobillo izquierdo) ni Cazorla (artritis post- traumática en el tobillo izquierdo) bajaron al campo de entrenamiento por la mañana, pero sus percances no les impedirían jugar el domingo. Cambio de esquema Sergio Ramos, sonriente ayer durante el entrenamiento así estalla, como hizo en los micrófonos de la Ser: Tengo que aprender a mirar por mí y no mirar tanto por el equipo. A lo mejor no debo subir tanto porque si luego no me cubren las espaldas me miran a mí... No era una queja, era el reflejo de un jugador perdido. Además, este desconcierto en el campo ha tenido que digerirlo con los palos en la Prensa. Acostumbrado a llenar portadas con grandes titulares elogiando su trabajo ahora se ha encontrado con la frialdad del acero atravesando su fina piel. Ha sentido el vacío de la palmadita en la espalda y escuece el comentario agresivo y oportunista. Por este motivo, Luis Aragonés habló con Sergio ayer después del entrenamiento matinal. Luis quiere rescatarlo para el grupo. Y lo hará enseguida con la ayuda de sus compañeros, siempre dispuestos a FÉLIX ORDÓÑEZ echar un capote. Como hizo ayer Fernando Torres en Telemadrid. Vino a decir que quien critique a Sergio no entiende de fútbol y elogió su labor porque es difícil e ingrata ya que tiene que subir e inmediatamente defender, un doble rol que pocos pueden hacer. De momento Sergio se ha metido en la burbuja. Se aparta de los medios por unos días para descansar y recuperar fuerzas con vistas a los cuartos de final. OJO CRÍTICO Enrique Ortego Luis habló con Sergio para tranquilizarle y el jugador corta temporalmente su atención a los medios UNA RACIÓN DE RUMANÍA... A quí estamos como allí. Especulando, que es gerundio, sobre qué rival le conviene más a España para cuartos. De momento ya es importante no medirse con Holanda, que me ha parecido la selección más fuerte hasta ahora. Tanto por su letal pegada y alternativas del ataque- -con siete tantos- -como por los rivales a los que ha arrasado, que se quiera o no son Italia (3- 0) y Francia (4- 1) Excluida la naranja que quiere volver a ser mecánica, no tengo duda de que el rival que escogería sería Rumania, que, futbolísticamente, no es en nada mejor que España. Con la roja puesta y el portátil aparcado sería una bendición que Italia y Francia se fue- ran de vacaciones a la Costa amalfitana y a la Costa azul, respectivamente. Pero reconozco que si no se tuvieran que cruzar en el camino de España me gustaría que siguieran. Dan caché a la competición. Tienen grandes jugadores. Son ganadoras, por algo son campeonas del mundo y de Europa. Pero mejor no ir de machotes. Con ambas tiene España precedentes más o menos recientes como para huir de su presencia. Hace dos años los franceses llegaron arrastrándose a octavos y contra España comenzaron a levantar el vue- lo que les llevó a la final. Y con Italia pasó algo parecido en el 94, en Boston, donde entre Baggio, que acertó, Julio Salinas, que falló, y el árbitro que no llegó- -no expulsó a Tassotti por su puñetazo a Luis Enrique- el caso fue que los de Clemente volvieron y los de Sacchi se quedaron hasta la final. Desde el día que se supo el sorteo hubiera elegido Rumanía. Claro que, en el Mundial 2002, hubiera dicho Corea y pasó lo que pasó. Lo que es irrefutable es que si ésta España no gana a Rumanía es que no merece estar en semifinales.