Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 17- -6- -2008 TOROS www. abc. es toros 85 José Tomás, al entrar en la enfermería: Esto ya lo conozco El doctor García Padrós mantiene los drenajes y prevé unas dos semanas de baja ZABALA DE LA SERNA MADRID. Veinticuatro horas después de sufrir y admirar y tratar de digerir la descarnada gloria de José Tomás en Madrid, en su habitación de la clínica de la Fraternidad se respira tranquilidad. El doctor Máximo García Padrós, cirujano jefe de la enfermería de la Monumental de las Ventas, le intervino con expertas manos de las tres cornadas en la pierna derecha (la más grave, de 20 centímetros en el muslo) García Padrós es el vaso comunicante entre el exterior y la habitación aislada a las visitas: Está tranquilo. Igual ha pasado la noche. Sin fiebre. Esta mañana (por ayer) le he levantado las heridas, y los drenajes están funcionando muy bien. Se los vamos a dejar de momento Si en los tendidos se masticó el miedo y la angustia la tarde del 15 de junio, ¡qué no sería en la enfermería, doctor! La verdad es que lo teníamos asumido desde el primer día- -continúa- Es un hombre que pisa terrenos comprometidísimos con impasibilidad. No lo vamos a cambiar, y que no nos lo cambien. Es un revulsivo importante para la Fiesta José Tomás alcanzó la enfermería por su propio pie. Ya dentro, don Máximo lo vio tranquilo. Entró mareado y sudoroso. Y ha permanecido deshidratado doce horas Le vamos a realizar una ecografía para descartar cualquier daño en el riñón, pues la primera orina ha sido muy oscura. Sigue una pauta de heparina para evitar trombos o coágulos García Padrós, que se formó en la enfermería venteña de la mano de su padre, el inolvidable sabio don Máximo García de la Torre, absorbiendo conocimientos y tauromaquias, reconoce seguir sintiéndose sobrepasado por la fortaleza síquica de los toreros: Tú te das con la pata de la cama y estás en un ¡ay! Sólo con las volteretas que le dio... Es una cosa increíble Para diez o doce días prevé la convalecencia de José Tomás, que se perderá los compromisos de Alicante y Badajoz (20 y 23 de junio) Forzando la máquina, podría reaparecer el 28 de junio en Algeciras. Máximo García Padrós ya firmó en su día el primer parte facultativo de José Tomás en Madrid, el 26 de septiembre de 1995, traumatismo craneoencefálico, con conmoción cerebral, que le impide continuar la lidia novillero aún, días después de abrir la Puerta Grande. La historia es cíclica. O casi. Vicente Zabala, quien ganó el premio Luca de Tena por un editorial en el que exigía respeto para la sangre de los toreros, escribió aquella tarde: Esperemos que todo ha- José Tomás evoluciona bien de las tres cornadas del domingo, de pronóstico grave ya quedado en el susto, pues el joven torero serrano es uno de los novilleros con más posibilidades de llegar a ser figura del toreo El 2 de junio de 1997, José Tomás volvió a visitar a García Padrós con una cornada en el muslo derecho (un poco más abajo que la de ahora, matiza el galeno) con trayectoria ascendente y hacia dentro que produce destrozos en los múculos abductores, alcanzando el fémur Así, REUTERS cuando once años después regresó, un domingo cualquiera, 15 de junio, por el frío pasillo de ecos de formol y torniquetes contra el destino, JT dijo: Esto ya lo conozco El dolor, el quirófano, el sueño inducido de los héroes. HOGUERAS Plaza de Alicante. Tercera de la feria. Un tercio de entrada. Novillos de Fuente Ymbro, correctos de presentación y de buen juego; destacó el 4 premiado con la vuelta al ruedo; el peor, el rajado 3 Rubén Pinar, de verde y oro. Estocada (oreja) En el cuarto, pinchazo y estocada caída y delantera (dos orejas) Miguel Ángel Delgado, de lila y oro. Dos pinchazos y estocada desprendida. Aviso (saludos) En el quinto, pinchazo y otro hondo. Aviso (saludos) Daniel Palencia, de grosella y oro. Estocada caída y delantera (oreja) En el sexto, estocada desprendida (oreja) Salió a hombros con Pinar. Rubén Pinar se alía con Fuente Ymbro para dar una fiesta triunfal ROSARIO PÉREZ ALICANTE. Hasta la orilla de la playa de San Juan ha llegado como un tsunami la grave cornada de José Tomás. La noticia ha recorrido España como un terremoto; en la tierra de las hogueras su nombre había prendido la llama de la ilusión. Fuego por la boca echaban los reventas, que ya no podrán hacer su agosto en esta feria. En los alrededores de la plaza querían liberarse de las entradas a cualquier precio, incluso algún tunante insistía en que el de Galapagar estaría en Alicante. Misión imposible. La empresa de Simón Casas buscó rauda un sustituto para el próximo viernes: Miguel Ángel Perera, que se ha consolidado en la cúpula del toreo con su Puerta Grande en la Feria del Aniversario de Madrid, ha sido el elegido. Algunos aficionados apostaban por Morante de la Puebla. De cualquier modo, y pese a los atractivos carteles, el ciclo se ha quedado sin su principal reclamo. Y mientras los reventas se apoyaban en las paredes del coso como si fuesen el muro de las lamentaciones, el ganadero Ricardo Gallardo daba saltos de alegría en el callejón al ver cómo el cuarto fuenteymbro era premiado con la vuelta al ruedo. La gente pidió el indulto, pero el presidente se mantuvo en su sitio, pues aquello se antojaba exagerado. Entre barreras, abrazó a Rubén Pinar, que desorejó al estupendo novillo, bravo, noble, repetidor y con mo- tor, el más sobresaliente de un conjunto propicio para el éxito. Pinar mostró oficio y cabeza y firmó tres series diestras templadas y de mano baja, aunque a izquierdas no fue igual. Inteligente, se alió con Sabueso y el público para hacer fiesta triunfal. Otro trofeo había logrado del primero, con buen son pese a sus justas fuerzas. El debutante Daniel Palencia, voluntarioso y arropado por el paisanaje, cortó una oreja al manso tercero y otra al sexto por una labor en la que evidenció disposición y bisoñez. Miguel Ángel Delgado dejó apuntes con gusto y personalidad, como unas verónicas, entre los altibajos.