Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 17 s 6 s 2008 MADRID 59 AL DÍA Manuel María Meseguer Hoy no habrá entierros en Madrid por un paro de 24 horas en la Funeraria ABC MADRID. El comité de empresa de la Empresa Mixta de Servicios Funerarios de Madrid llama a los 600 trabajadores de la compañía a que secunden un paro de 24 horas sin entierros hoy y el jueves. La Delegación del Gobierno ha decretado unos servicios mínimos del 26 por día en cada categoría profesional. La presidenta del comité de empresa y portavoz de CC. OO, Nieves Belmonte, aseguró a Ep que no puede garantizar que se vayan a cumplir los servicios mínimos debido al hartazgo de los empleados tras 16 años de incertidumbre por la privatización parcial de la compañía Los servicios mínimos decretados han sido denunciados como claramente abusivos por el Comité de Empresa porque incluso hay departamentos en los que hay un 150 de trabajadores asignados como servicios mínimos de lo que sería la plantilla de cualquier martes del año, por lo que será muy difícil garantizar su cumplimiento Además, la representante de CC. OO. advirtió de que en las jornadas en las que se desarrollarán los paros podría haber retrasos en los cemente- JARANA a psicosis colectiva comienza como una carcoma que horada el cerebro, se fija disimuladamente en alguna neurona y termina obligando a su huésped a seguir las pautas del pánico y las bravatas que horas antes había criticado. En tiempos predemocráticos un conocido periodista desafecto del régimen de Franco solía aconsejar a su esposa, vía telefónica, que acudiera a la tienda de comestibles tan pronto llegaban noticias de un nuevo estado de excepción en el País Vasco u otras situaciones malencaradas. Con motivo del atentado contra el almirante Carrero Blanco, el periodista levantó el teléfono, llamó a su esposa y le conminó con una voz que se escuchó en toda la redacción del semanario: Compra. Pero bastante Ese sentimiento prebélico con tintes fanáticos se ha podido ya vivir en lugares impensables como Argentina, granero del mundo durante decenios, que se permitió el espectáculo no ya de una desaforada compra de alimentos, sino del saqueo de supermercados y almacenes en tiempos del presidente Alfonsín, primero, y a principios de este siglo, después. Las fotos mezclaban las estanterías vacías y los rostros desencajados de los saqueadores. En estos días la espoleta de la psicosis colectiva del desabastecimiento, el paro piquetero de los transportistas, ha pillado en órsay a políticos y sindicalistas y ha encontrado en los medios informativos de todos los colores y en todos los soportes una extraña y sintonizada batería de altavoces como si necesitaran calentar los pulsos ante la excesiva mesura del gobierno o precisaran desperezarse de un largo periodo de paz social. Prensa y espectadores hemos prestado atención a las poco científicas declaraciones del tipo no hay de nada y la ostentosa y repetitiva exhibición de anaqueles vacíos, por mucho que los de al lado estuvieran abastecidos. Quien más quien menos, llenó el depósito de combustible. Hubo quien sorprendió comprando cinco kilos de acelgas y veinte cartones de leche. Las estadísticas nos dirán luego que en junio repuntaron el consumo, el PIB y la inflación, pero eludirán la sospecha de que en este país se aprecian ganas de jarana. Ojo al dato. L rios y a la hora de celebrar los entierros. Belmonte apuntó que los trabajadores están hartos de que el Ayuntamiento de Madrid se escude en estudios, valoraciones e informes para no decidir ni comprometerse finalmente a nada Así llevamos 16 años apostilló, al tiempo que denunció que el hecho de que el Ejecutivo local no se haya dirigido a los trabajadores de la empresa desde el fallo de la sentencia de la Audiencia Provincial. Los trabajadores lamentan que sean los ciudadanos de Madrid quienes tengan que padecer las consecuencias de dos jornadas de huelga