Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 INTERNACIONAL www. abc. es internacional MARTES 17- -6- -2008 ABC La UE se aferra al Tratado de Lisboa y pide a Irlanda que encuentre una solución Los 27 ministros de Exteriores descartan por ahora la opción de una Europa a dos velocidades ENRIQUE SERBETO CORRESPONSAL LUXEMBURGO. Aunque el ministro de Asuntos Exteriores esloveno, Dimitri Rupel, habló de que sería arriesgado decir que vamos a devolver la vida al Tratado de Lisboa su colega español Miguel Ángel Moratinos hablaba claramente de que el proyecto no está muerto y que el objetivo de que entre en vigor el 1 de enero próximo sigue siendo realista. Para el titular francés, Bernard Kouchner, lo que ha pasado no es un drama ni un terremoto mientras que para su colega luxemburgués, el veterano Jean Asselborn, todo tenía un aire de deja vue y en opinión del alemán, Frank Walter Steinmeier la única solución es seguir con las ratificaciones Como galenos en un conciliábulo alrededor de un enfermo ilustre, los representantes de los Veintisiete se reunieron ayer por primera vez después del resultado negativo en el referéndum irlandés para analizar la situación y buscar el remedio al incidente o al accidente según quien lo diga. La intervención que todos querían oír era la del ministro irlandés, Micheal Martín, ya que como dijo Rupel al inicio de la reunión quizá él tenga una solución Pero lo que éste les dijo es que es demasiado pronto para hablar de soluciones La tesis más socorrida es que Irlanda debe encontrar una manera de tener en cuenta las preocupaciones que han expresado sus ciudadanos en el referéndum para buscar una fórmula de encajarlas en un procedimiento de ratificación diferente. Asselborn cree que la fórmula no estará madura antes de octubre, por lo menos. Su colega británico, David Miliband, que se supone que los conoce bien, advirtió que sobre todo no se debe machacar a los irlandeses por el resultado del referéndum. Todos somos irlandeses proclamó Kouchner con su habitual retórica ampulosa, a pesar de que él representa al país que ostenta el título de haber sido el primero en decir que no a esta reforma que está capotando por segunda vez. La frase se El ministro francés de Asuntos Exteriores, Bernanrd Kouchner saluda efusivamente a Javier Solana, ayer en Luxemburgo interpreta, sin embargo, como la constatación de que no quieren hablar- -todavía- -de la Europa a dos velocidades Es decir, que todos vuelven a la velocidad lenta o muy lenta. En el Consejo Europeo del jueves y viernes los presidentes se habían propuesto hablar del petróleo, del precio de los alimentos, lo que no esperaban es tener que volver a discutir una situación que la UE arrastra desde hace más de cinco años y que ha tropezado ya dos veces en la misma piedra. Moratinos decía que no estamos ante la misma situación que después del no francés y holandés cuando los Veintisiete decidieron emprender un periodo de reflexión que desembocó en una crisis y está precisamente en el Tratado de Lisboa. Puede que la esencia de esta diferencia es que en esta ocasión, un país tan poco euro- entusiasta como Gran Bretaña va a dar una señal fundamental en estas circunstancias. Milliband aseguró a sus colegas que el Tratado de Lisboa será solemnemente ratificado en la Cámara de los Lores el miércoles de esta semana y, de hecho, se tuvo que ir antes de que terminase el Consejo porque tenía que hacer una declaración ante los parlamentarios sobre el particular. AFP Un país tan poco euro- entusiasta como el Reino Unido debería dar esta semana una señal clave con la ratificación del Tratado Para Miguel Ángel Moratinos, el proyecto no está muerto y el objetivo de que entre en vigor el próximo mes de enero sigue siendo realista Retórica francesa Si Gran Bretaña acepta dar esa bocanada de oxígeno al Tratado de Lisboa, despejará muchas dudas entre los checos, que son otra de las incógnitas e incluso de Polonia, cuyo presidente se resiste a firmar la ratificación. Algunos comentarios del ministro checo diciendo que de todos modos, tenemos suficiente base jurídica para que la UE siga funcionando han sentado mal en este ambiente que pretendía ser un baño de optimismo, pero precisamente por eso nadie ha querido ver los factores negativos de la situación. A partir de ahora, el principal objetivo es ver pasar el ca-