Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 17 s 6 s 2008 ESPAÑA 23 Antonio García Barbeito Jiménez Losantos deberá pagar 36.000 euros por injurias graves a Gallardón Ironiza con que el honor del alcalde, dúctil y maleable valga 6 millones de pesetas PABLO MUÑOZ MADRID. La titular del Juzgado de lo Penal número 6 de Madrid ha condenado al periodista de la Cope Federico Jiménez Losantos a pagar 36.000 euros como autor de un delito continuado de injurias graves al alcalde de Madrid, Alberto RuizGallardón. En la sentencia, que además condena en costas al implicado, la juez hace un minucioso recorrido por la jurisprudencia del Tribunal Supremo, del Constitucional e incluso del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo, que delimita los límites del derecho constitucional a la libertad de expresión e información, que en ningún caso ampara los insultos y exige un especial deber de comprobar la veracidad de los hechos Y es que, según la juez, Jiménez Losantos imputó hechos falsos al alcalde, del que buscó dañar su imagen y dignidad Nada más conocer la decisión judicial, el condenado anunció que recurrirá la sentencia, la calificó de ataque directo y frontal a la libertad de expresión e ironizó al afirmar que el único aspecto positivo de la misma es que cifra el honor de Gallardón en seis millones de pesetas cantidad por la que está dispuesto a defender a las víctimas. Se refirió al alcalde como una persona de honor dúctil y maleable y le recordó su relación con una procesada en el caso Malaya UN CHISTE CARO os gobernantes son muy listos, lo han sido siempre. Por eso, siempre, cuando les interesaba, porque se anunciaran revueltas o porque se acercara una fecha contraria, se inventaban un día festivo para que el personal tuviera con qué distraerse. La leyenda le atribuye a Franco jugadas festivas para que no pensáramos cuando él creía que corría el riesgo de que pensáramos. Pero esto que ocurre hoy no es leyenda, es una realidad, y estoy convencido de que el Gobierno, cuando necesita que la gente mire para otro lado, recurre a la estrategia del disparate oral. Y si no es verdad, lo parece. A mí no hay quien me quite que la dislexia de Manuel Chaves es a posta- -quien quiera, que lo oiga hablar en ABC, a ver si tropieza o yerra con las palabras- porque sabe que un disparate suyo tiene más ganado el titular que su discurso o el problema que en esos momentos ande por Andalucía. Y en el Gobierno central, esto de la estrategia oral tiene pinta de ser más de lo mismo. Observemos, si no, la situación de España en los días en los que la ministra de Igualdad soltó su miembras A la crisis se sumó la huelga del transporte. En el campo, cosechas esperando; en los mercados, escasez; en las carreteras, problemas de atascos y los piquetes. Y no me extraña que el Gobierno dijera: A ver, alguien que suelte un disparate oral, que diga algo tan gordo que sea titular mañana en todas partes Y alguien miró a la ministra y dijo: Ésta Y le tocó. No sé si le prepararon el disparate o lo cogieran del mismo diccionario donde duermen jóvenas y otras perlas. Pero la ocasión fue única, y cuando andábamos a ver dónde comprábamos las cerezas, doña Bibiana soltó su miembras y nos quedamos todos patitiesos de incredulidad, asombrados del disparate, y en vez de ir a buscar cerezas, nos fuimos a los diccionarios a ver si existía tal engendro. No existe. Y por si era poco, la ministra soltó el segundo y dijo que miembra tenía el mismo derecho que los anglicismos fistro y guay Y nosotros, muertecitos de risa, escribiendo en plan coña de la miembra sí, pero más se reirá el Gobierno al saber que le basta un disparate oral para ganar la batalla del silencio de lo que le conviene. Y no es leyenda. gbarbeito telefonica. net L CLAVES DE LA SENTENCIA Jiménez Losantos J. GARCÍA Ruiz- Gallardón EFE Las declaraciones de los políticos del Partido Popular citados por la defensa, uno de los pilares de la condena La magistrada considera que imputó al alcalde de Madrid hechos falsos y buscó dañar su imagen y dignidad No hubo la diligencia debida En sus fundamentos de derecho, la sentencia recoge que Jiménez Losantos imputa hechos al querellante: que en el Foro de ABC había dicho que no se investigara el 11- M, que había que olvidarlo, que intentaba tapar o que se tape el 11- M y que se había gastado el dinero de los contribuyentes en la presentación de querella Recuerda en este sentido que el informador tiene- -si quiere situarse bajo la protección del art. 20 de la Constitución- -un especial deber de comprobar la veracidad de los hechos y debe emplear la diligencia exigible a un profesional Pues bien, la magistrada afirma que en el caso presente no se ha probado la veracidad en las imputaciones realizadas y se pone en boca del señor Ruiz- Gallardón cosas que no ha dicho Para argumentar esta afirmación se basa en las declaraciones de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre; de su vicepresidente, Ignacio González; del secretario general del PP, Ángel Acebes, y del ex portavoz del Grupo Popular del Congreso, Eduardo Zaplana, testigos todos ellos de la defensa: Las manifestaciones de estos testigos en el plenario- -dice la sentencia- -desvirtúan las alegaciones de la defensa de que las declaraciones del 7 de junio en el foro de ABC fueron interpretadas al unísono y en el mismo sentido por miembros destacados del Partido Popular En cuanto al hecho también imputado: que se había gastado el dinero de los contribuyentes en la presentación de la querella, el querellante lo ha negado en el plenario y no se ha aportado ninguna prueba para acreditar la veracidad de este hecho El acusado cuando hizo esas afirmaciones a través de la Cadena Cope, no transmitió hechos veraces, en consecuencia, no actuó en el ejercicio del derecho a comunicar información veraz Una vez analizada la imputación de hechos falsos al alcalde por parte del querellado, la sentencia recoge la retahíla de insultos que realizó desde el 8 de junio de 2006- -al día siguiente de la celebración del Foro de ABC- -hasta el 29 de noviembre de ese año, cuando ya se había presentado la querella. La juez recuerda que el Tribunal Constitucional considera amparadas por la libertad de expresión e información las críticas hirientes, pero en el caso presente el acusado ha utilizado expresiones insultantes e innecesarias para el recto ejercicio de la libertad ejercitada; realidad que no se ve alterada por el hecho de que esas frases fuesen una parte de unas declaraciones más amplias y el contexto en el que se profirieron. No cabe duda de que las afirmaciones y calificativos son formalmente vejatorios en cualquier contexto, innecesarios para la labor informativa o formación de la opinión que se realice y suponen un daño injustificado a la dignidad del querellante Admite la magistrada que en la radio es muy difícil separar información y opinión, pero debe tenerse en cuenta que las expresiones fueron proferidas reiteradamente y que el 21 de junio de 2006 se interpuso la querella y a pesar de ello el acusado siguió profiriendo expresiones similares El querellado- -continúa la magistrada- -por un lado imputó hechos falsos y por otro, utilizó de forma reiterada insultos y descalificaciones con imputaciones gravemente ofensivas que afectan a la dignidad del querellante y se consideran atentatorias para su honorabilidad Y concluye: Las expresiones proferidas son tan claramente insultantes e hirientes, que el ánimo específico se encuentra insito en ellas, poniéndose al descubierto con la simple manifestación, y no existe duda alguna de que pretendían vejar la imagen y dignidad del querellante de forma innecesaria y gratuita y desacreditarle públicamente en su condición de alcalde y de miembro del Partido Popular. No existe duda Ninguna prueba El periodista recurrirá la sentencia y critica a la juez El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz- Gallardón, que donará el dinero que reciba como indemnización a las víctimas del terrorismo, se limitó ayer a expresar su respeto por la sentencia: En un Estado de Derecho, las sentencias, lo que hay que hacer es acatarlas, respetarlas siempre y no ejercer más valoraciones sobre las mismas; luego por lo tanto yo lo único que tengo que trasladar es que, fuera cual fuera el contenido de la sentencia, hubiese tenido el mismo respeto que manifiesto ahora afirmó. El alcalde podrá pedir una indemnización por la vía civil una vez que la sentencia sea firme. Mientras, Jiménez Losantos, que anunció que recurrirá ante la Audiencia Provincial de Madrid, dijo que la sentencia es una chapuza desde el punto de vista técnico y que además la juez no sabe redactar Añadió que si fuera posible le gustaría recurrir contra la juez, pero va a recurrir en apelación a la Audiencia. Por su parte, la Cope expresó su pleno respaldo al periodista y aseguró que seguirá defendiendo el ejercicio de libertad de expresión del presentador de La Mañana