Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 16- -6- -2008 Vallecas estalla con la subida del Rayo MADRID 47 El Rayo logra un empate que sabe a victoria para firmar su vuelta a Segunda El triunfo logrado la semana pasada en el Ruta de la Plata resultó decisivo para certificar el ascenso s Cuatro años más tarde volverá a jugar en la división de plata EMILIO V. ESCUDERO MADRID. No podía fallar, y no lo hizo. La fiesta que la afición puso en la grada, con más de quince mil gargantas animando en el Teresa Rivero, tuvo su continuación en el campo, donde el Rayo Vallecano sumó un empate con aroma a victoria ante el Zamora y demostró que su sitio está lejos de la Segunda B, donde había pasado los últimos cuatro años. La victoria conseguida hace una semana en el Ruta de la Plata significó un ascenso que pone punto y final a un ciclo nefasto que comenzó con el descenso a la división de plata en 2003 y que supone la primera piedra en el camino por retornar a Primera. La tensión acumulada después de una semana de dimes y diretes por la polémica arbitral de la ida, se desató sobre el césped, donde ninguno de los dos equipos quería tomar la iniciativa. Fue el Rayo el que consiguió templar los ánimos y domar la pelota, aunque sin crear ocasiones. Albiol era el único que buscaba la profundidad y de sus botas nacieron las únicas acciones reseñables de un anodino primer tiempo. El escenario cambió nada más volver de los vestuarios. Consciente de que un gol zamorano les dejaba fuera, el Rayo salió dispuesto a sentenciar cuanto antes para no pasar apuros. Pachón, muy fallón durante todo el partido, logró batir la portería castellana con un buen disparo, pero el colegiado anuló el tanto por un fuera de juego inexistente. La decisión terminó de enchufar al equipo, que se lanzó a por el gol con mayor decisión. Un posible penalti por mano que el colegiado no vio fue la antesala del gol vallecano. Albiol, una pesadilla para la zaga zamorana durante toda la tarde, sacó un córner desde la derecha, y el balón, con rosca y mucho efecto, le cayó en la cabeza a Pachón, que esta vez no falló. El delantero explotó tras el gol y transmitió toda esa rabia a la grada, que comenzó a respirar. su mano tras un centro de Albiol, pero inexplicablemente mandó el balón a las nubes cuando sólo tenía que empujarlo a la red. Poco después, fue el propio Rubén Reyes el que se fabricó una jugada de ensueño, pero después de regatear a dos rivales, su disparo fue despejado a saque de esquina. El Zamora se lanzó entonces al ataque, más por necesidad que por juego, Sus acometidas dejaban muchos espacios en defensa, lo que aprovechó el Rayo para hacer del contragolpe su mejor arma. Ahí pudo llegar el segundo, pero no era el día de Pachón. El empate de Iván García a cinco minutos del final puso la dosis de incertidumbre necesaria para que la afición volviera a enchufarse Los últimos intentos del Zamora no dieron su fruto y el pitido final del colegiado desató la locura en el Teresa Rivero, que celebró por todo lo alto su vuelta a Segunda. Un ascenso que legitima el proyecto de Pepe Mel dos años después de aterrizar en Vallecas y que ya tiene más cerca su objetivo final: la Primera división. Tanto balsámico El gol tuvo un efecto relajante para el Rayo, que con el ascenso más cerca, jugó sus mejores minutos. Rubén Reyes asumió el mando en el centro del campo y se sumó a la fiesta de la grada. Pachón tuvo la sentencia en REPORTAJE GRÁFICO DE SAN BERNARDO Pachón no faltó a su cita con el gol, pero el Zamora puso la emoción al choque a cinco minutos del final