Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 16- -6- -2008 Ofensiva de Bush para capturar a Bin Laden antes de terminar su mandato 33 15 de junio de 2008 Entra en vigor la nueva Constitución kosovar Bajo la férrea oposición serbia y de Rusia, la firma de la Constitución otorga cuerpo jurídico propio a la hasta ahora provincia de Belgrado Una transición al mismo sitio Las autoridades kosovares quieren dotarse de poderes ejecutivos, pero por ahora la ONU deberá seguir en el territorio administrando la antigua provincia serbia. Con creciente participación europea. pero, contra lo que quería Solana, no puede ser autónoma POR ENRIQUE SERBETO CORRESPONSAL BRUSELAS. La entrada en vigor de la Constitución de Kosovo debía haber sido el cimiento institucional para que al nuevo Estado balcánico se le reconociesen poderes ejecutivos, que hasta ahora ha ejercido la ONU como si la provincia serbia fuera una especie de protectorado. A su vez, los poderes ejecutivos recién adquiridos habrían permitido a las autoridades kosovares establecer por su cuenta las relaciones correspondientes con la Unión Europea, de manera que ello facilitase el despliegue de la misión EULEX, encargada de ayudar a los albaneses a edificar un sistema judicial y policial para evitar que se consoliden las peligrosas estructuras mafiosas bien conocidas en la actualidad. do incluye a países muy importantes, pero, de un tiempo a esta parte, se ha estancado sin llegar a la cincuentena. Todavía hay mas dudas que certezas. Lo único que se ha conseguido hasta ahora es una carta del secretario general de la ONU, Ban Ki- moon, que en uso de las atribuciones que le otorga la resolución 1244 ha decidido reestructurar la misión de la ONU en Kosovo (UNMIK) pero no retirarla ni disolverla, como habrían querido los nuevos dirigentes del Kosovo independiente y las estructuras de la UE, que necesitan una legitimidad clara para tratar con un país cuya existencia no es reconocida por algunos de los países miembros. Por ahora, lo que ha dicho el secretario general es que EULEX tendrá un papel de importancia creciente, pero en el seno de UNMIK, bajo bandera de la ONU. La carta de Ki- moon ha sido enviada a Bruselas, a Prístina, a Belgrado y a los miembros del Consejo de Seguridad. Es de suponer que en Moscú ha sido muy mal recibida, aunque no se puedan oponer a ella, y que un gesto como éste compromete las posibilidades de que el surcoreano pudiera optar a repetir mandato. Fuentes kosovares han mencionado la posibilidad de que en la carta a Belgrado, Ki- moon ofrezca al Gobierno serbio un papel específico en la administración de los territorios del norte, poblados por serbios, a través de UNMIK. Algo así significaría la partición administrativa de facto del territorio, con la mayoor parte controlada por el gobierno independentista de Pristina y la UE, mientras que en Mitrovica y el norte serían conjuntamente Pristina y Belgrado, y en todas partes seguiría presidiendo la bandera de la ONU. La constitución de un parlamento serbio en el norte de Kosovo, sostenido por Belgrado, da a entender que no es imposible pensar que Serbia aceptaría esta partición virtual. la UE. Para evitar un empeoramiento de la situación, UNMIK permanecerá en Kosovo, a fin de controlar las localidades con mayoría serbia y coordinar la seguridad con los 16.000 soldados de la OTAN. El ministro serbio para Kosovo, Slobodan Samardzic, anunció también para finales de mes la creación de una asamblea de municipios serbios de Kosovo. La Constitución de Kosovo será inaplicable donde viven los serbios, porque el 99,99 por cien no la aceptan Unos 120.000 serbios permanecieron en Kosovo tras la guerra de 1998- 1999 y cerca de la mitad de ellos vive en el norte, donde son mayoritarios. Elproblema es que entre un paso y otro no ha cuajado un consenso internacional que dotase a la maniobra de legitimidad indiscutible. Para salir de la resolución 1244 de la ONU hace falta otra resolución, pero se oponen a ello países como Rusia y China, ambos con derecho a veto en el Consejo de Seguridad. El panorama de Gobiernos que han reconocido al nuevo Esta- Sin consenso internacional