Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ESPAÑA LUNES 16 s 6 s 2008 ABC Periodistas y diplomáticos defienden cierto consenso en política exterior ABC MADRID. Diplomáticos y periodistas que participaron recientemente en unas jornadas sobre el Servicio Exterior de España se mostraron partidarios de que las principales formaciones políticas alcancen un cierto grado de consenso en asuntos claves de la política exterior del país. En las jornadas, organizadas por la Fundación Ciudadanía y Valores y moderadas por su presidente, Andrés Ollero, participaron Gustavo de Arístegui, portavoz de Asuntos Exteriores del PP; Carlos Fernández Arias, subdirector general de Política Exterior y de Seguridad Común y presidente de la Asociación de Diplomáticos Españoles (ADE) Alfonso Dastis, vocal asesor en la Secretaría de Estado de la Unión Europea, el embajador Antonio Núñez García- Sauco, adjunto civil al director del Ceseden; el diplomático en excedencia y ex embajador en Cuba, Jesús Gracia; el profesor y periodista de El Mundo Felipe Sahagún; y el corresponsal diplomático de ABC, Luis Ayllón. En dos sesiones se debatió sobre la política exterior como política de Estado y sobre la situación que atraviesa el servicio exterior en España. Con distintos matices, los intervinientes, al tiempo que hicieron un repaso a la posición actual y pasada de España en el concierto internacional, coincidieron en la necesidad de que si nuestro país desea tener el peso que le corresponde en el mundo, debe dotarse de una política exterior que, en sus líneas básicas, cuente con el apoyo, sobre todo, de los dos grandes partidos con posibilidades de gobernar. De igual modo, los participantes se mostraron de acuerdo en considerar imprescindible una adaptación o reforma del servicio exterior para que sea realmente eficaz en un mundo cada vez más globalizado. En este sentido, se apuntó la conveniencia de que aumenten los recursos personales para contar con un mayor número de diplomáticos que el actual y, a la vez, que se mejoren las instituciones encargadas de la preparación de los mismos y se habiliten sistemas para lograr una formación permanente de los profesionales del servicio exterior. También se habló de la excesiva politización de los trabajadores de este cuerpo y se abogó por la profesionalización. Moratinos intenta hoy que la UE lance un gesto amistoso a la dictadura cubana La resistencia de la República Checa es el único obstáculo para complacer a La Habana ENRIQUE SERBETO, CORRESPONSAL BRUSELAS. El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, intentará hoy hacer que la UE anule definitivamente las sanciones diplomáticas contra el régimen de La Habana. En el Consejo de Ministros de Asuntos Generales, Moratinos quiere que la UE dé el último paso que ha pedido la dictadura de La Habana para restablecer los contactos con normalidad, a pesar de que no hay ninguna indicación clara de que las cosas hayan cambiado en Cuba, más allá de algunas medidas cosméticas, después de la transferencia de funciones de Fidel Castro a su hermano Raúl. El Gobierno socialista tiene el apoyo de la mayor parte de los países europeos, pero se enfrenta a la firmeza de la República Checa y Holanda, que entienden que no tiene sentido intentar complacer a una dictadura moribunda, para establecer contactos con dirigentes que probablemente no tendrán nada que decir en una futura Cuba democrática. Hasta el último momento no estaba claro si el Gobierno de Praga cederá a las presiones de la mayoría, porque una decisión como esta requiere unanimidad. La presidencia no ha dado indicaciones de si ha llegado o no a un acuerdo. Se hablaba de que había puesto como condición que en todos los contactos de dirigentes europeos con representantes del castrismo se mencionase el respeto a los derechos humanos y se pidiera la libertad de los presos de conciencia, además de que se restableciese la práctica de recibir siempre a los demócratas del interior de la isla, como señal de apoyo a su posición de defensa de la libertad y los derechos humanos. Las pretensiones de España incomodan también a la administración norteamericana saliente, con la que la semana pasada la UE firmó una declaración conjunta en la que se habla de trabajar juntos para alentar los procesos democráticos en la región En este documento, a Cuba se le exigía concretamente que ratifique los convenios internacionales que ha suscrito sobre derechos sindicales, y que demuestre su compromiso con el cambio liberando incondicionalmente a todos los prisioneros políticos Frente a estos pronunciamientos, el ministro Moratinos ha convencido a muchos de sus colegas de la bondad de sus tesis sobre que las posiciones de la Administración norteamericana cambiarán también después de las elecciones de noviembre y que sería mejor para Europa no seguir al margen de lo que está pasando en el interior de Cuba. Los disidentes del interior, sin embargo, no han apreciado la confirmación de este cambio de rumbo y se quejan de la actitud del Gobierno español y de la posición de la Comisión Europea, que apoya con entusiasmo la gestión de Moratinos. El comisario de Cooperación y Ayuda Humanitaria, Louis Michel, y el ministro español de Asuntos Exteriores son los únicos dirigentes que han visitado Cuba en este tiempo de tensiones diplomáticas, aunque ni uno ni otro han logrado ningún avance en el camino del respeto de las libertades y los derechos humanos en la Isla. Por el contrario, el Parlamento Europeo se ha mostrado reiteradamente más favorable a la presión política sobre la dictadura. Oswaldo Paya y las Damas de Blanco han sido galardonados sucesivamente por la Eurocámara con el premio Sajarov por su compromiso con el respeto a los derechos humanos y el sacrificio que ello comporta en un país donde no existe libertad para hacerlo. El apoyo de la Comisión a las tesis españolas ha sido muy mal recibido por los demócratas de Cuba Cambio de rumbo Adaptación a la globalización Moratinos con Raúl Castro, el 3 de abril de 2007 en La Habana AP Zapatero explica hoy su plan de política exterior El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, detallará hoy sus planes de política exterior en una conferencia que pronunciará en el Museo del Prado organizada por el Real Instituto Elcano. La conferencia, titulada En interés de España: una política exterior comprometida será presentada por el ex secretario general de la ONU Kofi Annan y congregará a medio millar de invitados entre miembros del Gobierno, parlamentarios, empresarios y embajadores. El jefe del Ejecutivo se centrará en los objetivos que ya reseñó en su debate de investidura ante el Pleno del Congreso el pasado 8 de abril. Sus dos grandes ejes son apostar porque la UE gane peso e influencia en la escena internacional y por abrir un nuevo capítulo en las relaciones con Estados Unidos, después de la falta de diálogo con Bush. Dentro de la política europea, destaca la presidencia española de la UE en el primer semestre de 2010, momento culminante de la legislatura que debería coincidir con el desarrollo de las medidas institucionales recogidas en el Tratado de Lisboa.