Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 INTERNACIONAL Elecciones presidenciales en EE. UU. DOMINGO 15 s 6 s 2008 ABC Obama resucita el black power No es el primer negro que aspira a ser presidente. Otros lo intentaron antes pero no llegaron tan lejos. La Generación Obama es la del poder negro de cuello blanco, la del triunfo en la Universidad y en las empresas POR ANNA GRAU CORRESPONSAL NUEVA YORK. El mítico black power el poder negro norteamericano, ha salido de la utopía para hacerse realidad. Esto demuestra que los tiempos han cambiado, y rápido. Martin Luther King Jr. tenía un sueño, Obama tiene un despertador. Su función es transitar de los luchadores civiles de los años sesenta a las emergentes élites negras. A los jóvenes dirigentes formados en las mejores universidades y empleados en las mejores empresas y bufetes de abogados, acostumbrados a triunfar tanto o más que los blancos. Que acaban teniendo más ganas de votarles que los mismísimos negros. Las relaciones entre raza y política en los Estados Unidos han sido una montaña rusa. Primero los blancos preponderaban cruelmente sobre los negros, sumisos sin esperanza. Después vino la promesa de libertad más que la libertad misma, el paso de esclavos a parias, la rebelión, el odio. Malcolm X desprecia a Martin Luther King Jr. por predicar la buena vecindad entre blancos y negros. Del blanco no hay que esperar nada, predica el líder negro metido a musulmán que en la cárcel lee el Paraíso perdido de Milton y, cómo no, se identifica con Satanás. Son los tiempos de la ira. Los líderes negros no aspiran a liderarse más que a ellos mismos. No buscan el poder sino el orgullo. Acuñar la dignidad negra. Entre tanto, la Historia sigue su curso inexorable. Hay negros en Princeton y en Harvard, hay negros en Wall Street. Con cuentagotas van accediendo a las cámaras legislativas y a la magistratura. En 1967 Carl B. Stokes gana la alcaldía de Cleveland. Es el primer negro que gobierna una ciudad grande. Ya lo había intentado en 1965 y había fracasado. Los mismos negros decían que no podía ser, que aún no era tiempo Lo recuerda para ABC el que era el asesor blanco de EL PODER NEGRO EN CIFRAS Barack Obama Jesse Jackson Martin Luther King Malcolm X Minnesota Wisconsin Míchigan Indiana Detroit 2 Nueva York Pennsylvania Filadelfia 1 Illinois California Missouri 3 Ohio Columbus 7 Cleveland 5 Virginia Carolina del Norte Carolina del Sur Kentucky Tennessee 8 Atlanta Nueva Jersey Delaware Washington (D C) Maryland Virginia Occidental ABC E. R. Fuente: US Census Bureau Menphis Arkansas 4 Mississippi Luisiana Estados con afroamericanos como principal minoría (22) Estados con al menos 1 millón de afroamericanos donde no son la principal minoría Alabama Georgia Florida Texas Nueva Orleans 6 Una exigua representación política Actualidad Miembros del Senado: 1 (Barack Obama) Miembros de la Cámara de Representantes: 40 Gobernadores: 2 (Deval Patrick en Massachussets y David A. Paterson en Nueva York) Historia Miembros del Senado (siglo XX) 3 Miembros del Congreso (desde 1868) 121 Gobernadores: 4 (el 1 fue Douglas Wilder, gobernador de Virginia en 1931) Actualidad 40,2 Población En millones población total de EE. UU. Alcaldes de ciudades con más de 400.000 habitantes Número de habitantes y porcentaje afroamericano en dicha población 1 2 304 Filadelfia Detroit Columbus Memphis Washington 43,2 %81 %24 %61 %60 1.500.000 950.000 711.000 650.000 13,4 En 2050 61,1 3 4 5 Una minoría discriminada Tasa de pobreza (2006) 24.3 (hispanos, 20.6 blancos no hispanos, 8.2 Ingresos anuales medio en hogares (2006) 31.969 (hispanos, 37.800; blancos no hispanos, 52.400) Veteranos en el Ejército (2006) 2.4 millones Mayores de 25 años con título universitario: 18 Stokes, Kenneth McGee, quien subraya que Stokes ganó en las municipales de 1967 porque logró convencer a suficientes blancos de Cleveland de que él podía ser el alcalde de todos y superar la división racial. Y consiguió eso sin perder su magia negra. En su libro Eyes wide tight (Ojos fuertemente cerrados) McGee rememora la emoción que sintió acompañando a Stokes y su mujer en un paseo en coche descubierto durante la campaña. Recibían los saludos y vítores normales hasta que la caravana pasó a la altura de un niño negro de unos diez años que, cuando vio al candidato, se quedó de piedra. Pero si es... ¡si es negro! gritó la criatura, asombrada con todas sus fuerzas. Y enloqueciendo de alegría, empezó a correr detrás del coche, sin dejar de 572.000 484.000 478.000 416.000 14,6 6 7 8 Nueva Orleans 67 Cleveland Atlanta 51 %61 Un alcalde negro gritar: ¡Es negro, es negro, es negro! Es significativo que McGee se emocionara casi más que el mismo Stokes. La raza, que para los negros ha sido una cruz, es para muchos blancos un símbolo de buena voluntad política. McGee cree que la pegada electoral de Obama puede ser más fuerte aún entre los blancos idealistas que entre los negros Y vaticina que no es casual que su candidatura se con- crete inmediatamente después de George W. Bush. Bush ha decepcionado, ha irritado a tanta gente que ha acelerado un par de generaciones las ansias de cambio afirma. Obama sería la punta de lanza del nuevo poder negro, cuyo perfil es: en general- -aunque no siempre- -demócrata, menor de cincuenta años, sin experiencia directa en el activismo social de los sesenta, se mueve como pez en el agua en el establishment, tiene raíces afroamericanas pero a la vez algún elemento diferencial que universaliza su mensaje y hace su discurso inclusivo. Es el caso del nuevo gobernador del estado de Nueva York en sustitución de Eliot Spitzer, David A. Paterson, que además de negro es invidente. Discurso inclusivo Bush ha decepcionado, ha irritado a tanta gente que ha acelerado un par de generaciones las ansias de cambio Su madre era descendiente lejana de esclavos del Sur pero su padre, jamaicano, fue senador, secretario de Estado y teniente de alcalde de Nueva York. También está Cory Booker, amigo íntimo de Obama y alcalde de Newark, en New Jersey. Éste es negro y judío. Sus padres fueron de los primeros ejecutivos negros que hubo en la empresa IBM. Cuando Booker decidió pujar por la alcaldía de Newark, su reto fue ganarse la confianza de la resentida comunidad negra local, convencerles de que no era un lobo blanco con piel de oveja negra. ¿Cómo lo logró? Pues demostrando día a día que lo mejor que un munícipe negro puede hacer por su votante negro no es escupir sobre las tumbas de los blancos sino conseguir más inversiones, mejores escuelas y más seguridad en las calles.