Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 ESPAÑA ZARAGOZA 2008 ARRANCA LA EXPOSICIÓN INTERNACIONAL DOMINGO 15 s 6 s 2008 ABC (Viene de la página 32) y dañino, en muchos pabellones aún no disponen de folletos informativos acerca de lo que aguarda en el interior de los mismos. Esto último inquietó ayer a muchos visitantes, que se quejaban con amargura. Otra de las quejas de los asistentes es la ausencia de ascensores. Marisol, una mujer de unos 60 años, muestra su pesar a los pies de la pasarela que une la Expo con la estación Delicias. No en vano, le separan seis tramos de escalera tres de subida y otros tantos de bajada- de su destino porque los ascensores no funcionan y le duelen las piernas después de tanto andar. Aunque son errores que aún se pueden subsanar, no hay derecho. Esto mismo- -la ausencia de elevadores- -pasa en la Torre del Agua. Resulta que hay dos ascensores y si vas en silla o vas en muleta, te dejan usarlos, pero si eres mayor, como yo, y te duelen las piernas, no. A ver si lo cambian sostiene. De todas las lagunas propias de todo estreno, sin duda la más flagrante es la que sufren algunos trabajadores del evento. Se trata de la retirada de acreditaciones. La media de espera de esta odisea es de entre tres y cuatro horas. Una encargada de azafatas del pabellón de la Diputación de Zaragoza relató a ABC el suplicio que vivió ayer. Llevo aquí desde las siete de la mañana- -eran las 13.30- Antes no he podido acreditar a las trabajadoras del primer turno, que empezaban a las diez, y al final han pasado sin acreditación porque había que abrir el pabellón y tienen que venir luego, después del trabajo, a por ella Algunas de esas trabajadoras sin acreditación no estaban nada contentas. Nuestra jornada laboral es de dos a diez de la noche, y llevo aquí desde las diez de la mañana, es una vergüenza Tienen nuestros datos desde hace meses, ¿para qué es todo esto? se pregunta otra. Otra queja permanente, y que hacían las mismas personas, es la del canjeo de los bonos nocturnos. Algunos ya tuvieron la suerte de canjearlos, pero los que no, ayer no sabían muy bien dónde debían hacerlo, ya que en taquillas les habían dicho que no era el lugar exacto para tal fin. Asimismo, los visitantes más concienciados con el medio ambiente se quejaban con amargura de que el tema del agua parece más bien un pretexto que en el fondo esconde una suerte de feria turística. Una queja lógica a tenor del perfil más bien turístico de muchos pabellones. La Z se impone también como logo en la Expo entre el estupor del PP Algunos de los invitados relacionaron la marca con la campaña electoral de Zapatero M. CALLEJA A. LARDIÉS MADRID ZARAGOZA. La Z y las cejas quedarán en la memoria durante mucho tiempo como seña de identidad de un candidato que acabó siendo, por segunda vez consecutiva, presidente del Gobierno en España. José Luis Rodríguez Zapatero basó su campaña electoral, hace muy pocos meses, en la imagen y en el culto a su persona. Todo giró a su alrededor y todo se preparó a mayor gloria del líder, y no tanto del partido al que representaba. Lo cierto es que la Z triunfó como marca y como símbolo de una forma personalista de entender la política. El PSOE, incluso, no dudó en dar varias patadas al diccionario para hablar de solidaridaz dignidaz y libertaz Los socialistas lograron dotar de color político a una letra, en este caso la z Fue sólo un recurso de campaña electoral, que en este caso funcionó a la perfección, como ocurrió con ZP cuatro años antes. Por eso, cuando se abrieron las puertas de la Expo de Zaragoza el viernes pasado y los organizadores plantaron otra Z en la pechera de autoridades y público según entraban en el recinto, lo primero que les vino a la cabeza a muchos fue la imagen de un Zapatero sonriente, hablando de igualdaz y sólo después pensaron en la ciudad que abraza el Ebro, y que contiene en su nombre dos zetas como dos basílicas, que no tienen ninguna culpa de nada. Fuentes del PP consultadas por ABC expresaron su indig- Caos con las acreditaciones Juan Alberto Belloch, entre dos autoridades de Kuwait, en el pabellón de ese país nación por el hecho de que se les agüe la fiesta de esta manera. Es como si a Zapatero le colocaran una gaviota en la solapa. ¿Qué pensaría? Luego, claro está, el grado de susceptibilidad es libre en cada uno, pero a muchos no les ha hecho ninguna gracia que se utilice un logotipo con una fuerte y evidente connotación política- -las elecciones generales siguen estando muy cerca, y los recuerdos están aún muy vivos- -como marca de un acontecimiento festivo que tiene que estar por encima de los partidos y de los políticos de turno. Dudan, incluso, que haya sido una decisión inocente. El logotipo de la Exposición de Zaragoza ha sufrido varias transformaciones desde que se puso en marcha el proyecto. La Z de Zaragoza ha estado presente en algunos de los modelos, pero nunca en solitario. La elección de una Z que al fi- EFE Las zetas de Zaragoza El camino hacia la Z Entre ciertos asistentes a la inauguración causó indignación el logotipo por las connotaciones políticas nal ha sido el logotipo utilizado para las credenciales que permiten el acceso a los recintos feriales, ha causado sorpresa en parte del público de la Expo. Aunque pueda parecer un asunto menor, para muchos no lo es tanto, según ha podido constatar este periódico entre algunos invitados que han acudido ya a la Exposición. Otros quitan hierro al asunto y destacan que mientras Zaragoza es una ciudad inmortal, Zapatero sólo lleva cuatro años en el Gobierno, y es posible que sólo dure pocos más Y ya puestos, proponen que el logotipo de la Expo no sea la Z sino la ZZ de ZaragoZa. De la onda de la candidatura a la zeta acuosa que identifica ahora a la muestra Cuando la Expo era todavía un bonito sueño, el consorcio que promovía la candidatura, Pro Expo Zaragoza 2008, utilizaba una especie de onda en la que el color azul ya dominaba como color de la marca, informa M. Trillo. La preocupación por identificar mejor la imagen de la futura muestra se hizo mayor una vez que, en diciembre de 2004, la Oficina Internacional de Exposiciones (BIE) adjudicó a la capital aragonesa la responsabilidad de organizar el evento. Entonces comenzó a utilizarse la expresión ZH 2O como fórmula para unir la inicial de Zaragoza con la composición de hidrógeno y oxígeno del agua. Pero la zeta se fue imponiendo y finalmente la forma de esta letra, con perfiles acuosos, es el principal elemento del logotipo, que cuenta con distintas versiones, unas veces acompañado de Expo Zaragoza 2008 y otras en solitario. Desde junio 2006 se comercializan pins con la Z como símbolo de adhesión a la muestra de Zaragoza.