Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 ESPAÑA DOMINGO 15 s 6 s 2008 ABC Edurne Uriarte LOS FANÁTICOS DE MONTILLA no de los asuntos incomprensibles de la política española es que José Montilla mantenga la imagen de hombre moderado, centrista e integrador. Y no porque él mismo no lo sea sino porque su respaldo a los fanatismos lingüísticos merecería una revisión acelerada de esa imagen. Montilla no opone la menor dificultad a la erradicación del español de la escuela catalana. Más bien aporta su complacido respaldo. Y eso que ha afirmado alguna vez que la diferencia entre el catalanismo del PSC y el nacionalismo es que los catalanistas están con España y no contra España. Si tal diferencia existió, se ha extinguido completamente con este tripartito. No hay forma de encontrar un catalanista- socialista que defienda el derecho a estudiar en español. Montilla, que conoce muy bien el nacionalismo, sabe que la intolerancia lingüística y el independentismo son los dos elementos que el socialismo no puede facilitar ni apoyar. Pero lo hace en Cataluña y también en Baleares. Mientras fomenta el rumano, el chino, el árabe, el quechua y el urdú. El problema no está en el rumano ni en el resto de lenguas que el tripartito se propone incorporar a la escuela. El problema está en que esa generosidad hacia las lenguas de los inmigrantes se acompañe de intolerancia radical hacia una de las dos lenguas de los catalanes. Que el español esté siendo expulsado de la escuela catalana mientras se introduce el rumano. Y que los socialistas asuman y promocionen el núcleo étnico actual del nacionalismo: la construcción de un pueblo a través de la imposición lingüística. Y bajo la coacción de las instituciones democráticas. En un interesente artículo publicado en la revista Claves, los politólogos Julián Santamaría y Henar Criado calculan que alrededor de 700.000 votantes del PSOE en 2004 se pasaron al PP el pasado marzo. Y se preguntan por qué, por qué tan sustancioso sector de votantes centristas ha abandonado el PSOE para apostar por el PP. Sugiero una respuesta que no está en el artículo. Porque esos votantes centristas no pueden entender qué hace el PSOE apoyando los fanatismos nacionalistas. El lingüístico, por ejemplo. U José Bono recibió a unos 300 ex presos y represaliados del franquismo en el Congreso de los Diputados EFE Los republicanos toman el Congreso La bandera republicana se paseó ayer por el interior del Palacio del Congreso, entre gritos de ¡Viva la República! durante una recepción de Bono, que reprendió a su portador por no respetar la legalidad POR M. CALLEJA MADRID. José Bono abrió ayer las puertas del Congreso de los Diputados a 300 ex presos y represaliados del franquismo, para rendirles homenaje en la sede de la soberanía nacional. Pero lo que pretendía que fuera un acto más de memoria histórica se volvió en su contra cuando uno de los participantes aprovechó la hospitalidad para sacar una bandera preconstitucional republicana y enarbolarla con parsimonia por la Sala de Columnas del Parlamento, entre los aplausos entusiastas de sus compañeros, y la sorpresa inicial del presidente del Congreso. Tras unos segundos de desconcierto, Bono llamó la atención a la persona que portaba la bandera tricolor, y le recordó que el Congreso es la casa de la legalidad que marca la Constitución, y no otra, por lo que le explicó que no podía aceptar manifestaciones que no son legales en este momento. Como se pudo comprobar, el hombre tuvo tiempo de pasear la bandera por la sala, sin que nadie de seguridad se lo impidiera. Tras la regañina de Bono, el infractor guardó la enseña y siguió escuchando al presidente del Congreso. La fiesta republicana en el interior del Palacio del Congreso no acabó ahí. Otro nostálgico gritó un ¡Viva la República! que resonó como un trueno, y que fue respondido con otro gran ¡viva! Bono saludó después a los asistentes y optó por no acompañarles en la visita al hemiciclo y a las salas más emblemáticas del Palacio. Eso le correspondió al servicio de protocolo de la Cámara. Al acto de recepción y homenaje sólo acudió un diputado: el socialista José Andrés Torres Mora, ponente de la ley de Memoria Histórica, que fue invitado por la Asociación de Ex presos y represaliados políticos antifranquistas. Los miembros de la Asociación celebraron ayer la Jorna- Francisco Refusta, de 100 años, que fue teniente republicano da Anual por la Memoria Histórica, que incluía una comidahomenaje en Rivas Vaciamadrid (municipio madrileño gobernado por IU) y un concierto en el Palacio de Vistalegre, con Joaquín Sabina y Pedro Almodóvar, entre otros. Sus miembros pidieron a Bono que les recibiera en el Congreso, y éste accedió. Fuentes cercanas al presidente de las Cortes subrayaron que los organizadores fueron los miembros de la Asociación, y no el Congreso. Bono les recibió en una de las salas más grandes del Parlamento, la de Columnas, para dedicarles unas palabras de agradecimiento y sentido homena- EFE Un diputado socialista je. Así, comentó que aunque la entrega de estas personas no está olvidada, a veces es menester recordarla y añadió que una de las paradojas de la Transición fue que el protagonista principal quedó olvidado El hombre que sacó la bandera preconstitucional, Antonio Moya, señaló, en declaraciones a la Cadena Ser, que creyó oportuno hacerlo por ser la bandera que el pueblo refrendó A su juicio, a Bono le faltó cintura Lo que tenía que haber dicho es que ese era uno de los motivos por los que esta lucha había sufrido tantos años de persecuciones, asesinatos y tiros en las calles