Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 14 s 6 s 2008 Baloncesto s Final de la NBA y Preolímpico femenino Cuba España 17- 16 17- 16 1 c DEPORTES 103 Bryant apela a la bebida para olvidar que los Lakers caen 3- 1 He estado irregular, pero no está todo perdido señala Gasol a los periodistas ante la atenta mirada de su alter ego JORGE LÓPEZ SERVICIO ESPECIAL LOS ÁNGELES. Del Showtime en la primera mitad y ganar por 24 en el segundo cuarto a perder el partido en una desastrosa segunda mitad. Los Lakers de Gasol rompieron la racha en el Staples Center, donde no caían desde el 28 de marzo, pero ahora han tirado por la borda la final. El golpe es duro. Y se nota en el vestuario tras el partido. Hay un silencio que pesa. Gasol ocupa la primera taquilla de la izquierda según se entra al santuario angelino, junto a Dereck Fisher, el veterano base desaprovechado en el cuarto partido por Phil Jackson en beneficio de un alocado Jordan Farmar. Los grandes triunfadores también se equivocan. Son taquillas abiertas, llenas de perchas en las que los jugadores cuelgan las diferentes camisetas y el chándal. Lociones para el afeitado y champú pueden verse en la repisa de los armarios de madera. En una sala contigua se observa, al abrirse un momento la puerta, a Kobe Bryant tendido en la camilla boca abajo y recibiendo un masaje que descargue los músculos. Una fisio le dice algo al oído. Tiene los ojos cerrados. Los jugadores están muy tocados: No hemos jugado una mierda afirma Gasol furioso algo más tarde ya en la sala de prensa. Los periodistas forman cola para cuando se abra la puerta del vestuario de los Lakers, una media hora después del encuentro. Hablan allí mismo ante su taquilla, los jugadores que no han de comparecer en la enorme y repleta sala de prensa habilitada para la ocasión en el Staples. El silencio es lo que más impone al entrar en ese santuario sagrado de un equipo. Lamar Odom es el primero en hablar delante de su taquilla. Lo hace en voz baja. Despacio. Los periodistas se arremolinan a su alrededor. Los hispanos de Los Ángeles y los españoles están aguardando en el pasillo a que salga Gasol: Es difícil digerirlo, hemos de salir a ganar el quinto partido y con confianza. Nos ha pasado más veces que cuando vamos muy arriba en el marcador nos relajamos. Esto no está perdido. Yo he estado algo irregular y me ha faltado algo de fuerza en la segunda parte dice el español. Cerca de Gasol siempre hay un tipo alto, de pelo corto y algo calvo. Un empleado de los Lakers con el gesto permanentemente serio y que se encarga de cortar las preguntas cuando cree agotado el tiempo. Gasol acepta las reglas de juego. Los Lakers buscarán forzar el sexto partido. Eso o adiós en la madrugada (española) del lunes de nuevo en Los Ángeles. Kobe Bryant no sabe cómo anestesiar el dolor y recuperarse del mazazo: Maldiciendo toda la noche, con mucho vino, con mucha cerveza, con varios chupitos, a lo mejor veinte, digerirlo y volver a trabajar mañana, no hay nada más que puedas hacer. Nos meamos en la cama, una grande que no podíamos estropear El domingo. Kobe Bryant puede dar miedo. 68 82 18- 23 35- 39 2 c 3 c 4 c 15- 20 50- 59 18- 23 68- 82 Cuba: Plutin (14) Gelis (5) Amargo (0) Boulet (16) Ávila (8) -cinco jnicial- Romero (2) Casanova (2) Soria (15) Noblet (2) Fernández (0) y Oquendo (4) España: Pascua (5) Palau (11) Aguilar (28) Montañana (10) Valdemoro (18) -cinco inicial- Sánchez (6) Lima (0) Torrens (2) Abalde (0) Domínguez (0) Nicholls (0) y Revuelto (2) Las chicas también estarán en los Juegos de Pekín tras derrotar a Cuba JAVIER HERNÁNDEZ MADRID. La ascendencia sobre el grupo de Amaya Valdemoro, los rebotes de Cindy Lima (8, igualada con la cubana Boulet) los triples de Elisa Aguilar y el corazón defensivo de todo el equipo. Esos fueron, a grandes rasgos, los factores que incidieron directamente en la clasificación de España para Pekín tras jugarse los cuartos del Preolímpico femenino de Madrid con Cuba. Fue un partido duro a pesar del final más holgado Palabra de Aguilar. La escolta del Ros Casares- -que ha firmado la vuelta a España de Valdemoro- -no estuvo nada fina el miércoles ante Brasil, en el segundo envite del Grupo C, en una de sus estadísticas favoritas (sus datos han quedado para la historia en la Liga Universitaria de Estados Unidos) el perímetro. Contra las cariocas firmó una tarjeta horrorosa (0 de 4) pero ayer se resarció con creces, con triples casi desde el medio campo. Su acierto, sobre todo en el tercer cuarto, fue fundamental en el despegue hispano. Hacia la gloria olímpica. Por segunda vez consecutiva. El baloncesto español ya es el único del mundo que tuvo a sus dos selecciones en Atenas (2004) y gozará de ellas también este verano en China. Las chicas de Evaristo Pérez, actuales subcampeonas de Europa y medallistas en los últimos cuatro torneos continentales, tuvieron un comienzo titubeante. Pero se resarcieron en el segundo cuarto con un gran trabajo colectivo. En ese tiempo, de puro desgaste, con Cindy Lima acertadísima en el rebote, intentaron irse en el electrónico, cosa que ocurrió en el tercer acto, coincidiendo con el bajón físico de Cuba y, sobre todo con Plutin, la estrella caribeña, yéndose al banco. Pérez evitó cortar el ritmo con tiempos muertos y todo fue coser y cantar. Nos meamos en la cama Garnett encesta ante Gasol AFP Los Ángeles da una lección de cómo ir ganando por 24 puntos y perder MIGUEL ÁNGEL BARBERO Calidad, coraje, ilusión y ganas. Sobre todo, muchas ganas. Si no, es imposible entender que un equipo que va perdiendo por 24 puntos en campo contrario sea capaz de remontar y de llevarse un partido que le deja el decimoséptimo anillo de la NBA a punto de caramelo. Pero claro, para eso hay que haber ganado previamente dieciséis y estar impregnado de lo que se denomina el orgullo céltico Boston imprime un carácter especial. Se trata de una ciudad clásica y entendida, con un punto de mítica arrogancia. Lo mismo que su equipo bandera, los Celtics, a los que una ausencia de títulos de más de veinte años no ha frenado su espíritu combativo en absoluto. Los ganadores lo llevan dentro, y los de Doc Rivers han demostrado tener motivos más que sobrados para recuperar de nuevo esa condición. No les importaron los condicionantes del cuarto encuentro (un Staples Center lleno a Los Ángeles Lakers Boston Celtics 35- 14 35- 14 1 c 2 c 3 c 91 97 15- 31 73- 71 18- 26 91- 97 4 c 23- 26 58- 40 Lakers: Fisher (13) Bryant (17) Radmanovic (10) Odom (19) Gasol (17) -cinco inicial- Farmar (3) Vujacic (3) Ariza (6) Walton (3) y Turiaf (0) Celtics: Rondo (5) Allen (19) Pierce (20) Garnett (16) Perkins (2) -cinco inicial- Cassell (0) House (11) Posey (18) Allen (0) Powe (3) y Brown (3) rebosar, unos Lakers que salieron arrasando, un Rajon Rondo que no se había recuperado de su esguince de tobillo... sino que incluso se sobrepusieron a los que se les fueron presentando: un resultado de 45- 21 antes del descanso y un percance de Kendrick Perkins que les obligaron a recomponer de golpe todas sus estrategias. Y vaya si lo hicieron. De la mano de un mariscal de campo sensacional como Ray Allen (19 puntos) y un ejecutor como Paul Pierce (20) fueron limando las diferencias y rompieron todos las marcas de mejores remontadas. Luego, con la inestimable ayuda de actores invitados como James Posey (18) o Eddie House (11) y la omnipresencia de Kevin Garnett (16 y 11 rebotes) obraron el milagro. Y eso que ayer la megaestrella estuvo bien controlada por un Pau Gasol más motivado que en los anteriores encuentros (17 y 10) lo mismo que el otro pívot local Lamar Odom (19 y 10) Pero ellos solos no pudieron controlar el chaparrón verde que se les venía encima. En el segundo tiempo se vieron cohibidos por completo y anotaron menos puntos que en el cuarto inicial. En esta ocasión falló quien no tenía licencia para ello, Kobe Bryant. El escolta no estuvo a la altura anotadora de otras ocasiones (17) y ahora con el 3- 1 los de Massachussets tienen tres ocasiones para sentenciar. La primera, mañana por la noche en este mismo escenario.