Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 SALUD SÁBADO 14 s 6 s 2008 ABC CALEIDOSCOPIO José María Fernández- Rúa CARDIACA RESONANCIA a detección no invasiva de las enfermedades del corazón es, actualmente, una práctica casi común en los grandes hospitales españoles. Desde hace unos años se han registrado una serie de avances tecnológicos, gracias en gran medida a las física, que se ha traducido en una tecnología de vanguardia al servicio de los clínicos para diagnosticar con una precisión fuera de lo común anormalidades del corazón. En una rápida mirada hacia atrás, el electrocardiograma fue una auténtica revolución para los cardiólogos y ahora la ecocardiografía es el método diagnóstico no invasivo, es decir, que el paciente no sufre ninguna agresión ni riesgo alguno, con mayor implantación para estudiar las diferentes enfermedades cardiovasculares. A finales de este mes, en Madrid, se reunirán cerca de medio cente- L nar de expertos de diversos centros hospitalarios españoles, convocados por los doctores José Luis Zamorano y Miguel Angel García Fernández, en el marco de la reunión anual, en su cuarta edición, sobre cardiorresonancia y TAC. Como recuerda el doctor Zamorano, principal responsable de la primera Cátedra de Imagen Cardiovascular que se ha creado en España gracias al acuerdo entre la Fundación Abbott, la Universidad Complutense y el Clínico de Madrid, la cardiorresonancia consiste, también de forma no invasiva y sin radiar al paciente, en la obtención de imágenes en tiempo real del corazón, su funcionamiento y morfología. Es decir, se puede analizar la anatomía de la arterias y la percusión de estas estenosis en el flujo arterial. De la importancia de esta reunión científica que transcurrirá durante los próximos días 27 y 28, quizás sólo basta señalar que, en España, cerca de un 60 por ciento de la mortalidad global se debe a las enfermedades cardiovasculares, por lo que es totalmente imprescindible contar con medios diagnósticos no invasivos como instrumento de detección precoz y como método eficaz no invasivo útil en el planteamiento de las cirugías o durante el posoperatorio. PSIQUIATRÍA Un centro de Lérida trata a 20 niños por adicción al móvil Los chicos con este trastorno también están enganchados a internet s El tratamiento puede durar dos años ABC LÉRIDA. Las nuevas tecnologías muestran una vez más su cara menos amable: la irrefrenable dependencia que sufren algunos jóvenes del uso de las más modernas formas de comunicación. Si su obsesión por estar siempre pegados al teléfono es uno de los problemas con los que se pueden encontrar los padres, ahora también deberán poner atención a los programas de mensajería instantánea. Y nuestro país no es una excepción. El Centro de Salud Mental Infantil y Juvenil de Lérida está tratando a una veintena de menores de edad por su adicción al uso de internet, teléfono móvil y programas tipo Messenger y los últimos casos han sido los de dos jóvenes de 12 y 13 años. El trastorno que les produjo su uso indiscriminado les llevó incluso al fracaso escolar. Llegaron por su adicción al Messenger pero vimos que también tenían adicción al móvil señaló la directora del centro Maite Utgés, en declaraciones al diario La Vanguardia La avanzada obsesión de los dos niños por el móvil y los mensajes instantáneos llevó a sus padres a recurrir al centro hace tres meses, en el caso del joven de 12 años, y siete meses, en el caso del de 13. Ambos habían comenzado a utilizar el móvil un año y medio antes de comenzar su rehabilitación sin ningún tipo de control parental. La adicción llegó a tal extremo, que uno de ellos aprovechaba todas las propinas que le daban sus padres sólo para recargar la tarjeta del móvil. La directora Maite Utgés calcula que el tratamiento de estos niños podría durar al menos dos años. Mismo origen Una de las causas para que los niños caigan en esta adicción es la falta de control por parte de los padres Pero estos dos casos no son los únicos de este centro catalán, que atiende a 20 niños y jóvenes enganchados a internet, de los cuales 17 son también adictos al Messenger. Como relataron los responsables del centro, una de las causas para caer en esta adicción es la falta de control por parte de los padres. Tanto los trastornos producidos por internet como la adicción al móvil y al Messenger tienen los mismos orígenes.