Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 14- -6- -2008 Golpe de Irlanda a la construcción europea Yves Leterme Primer ministro belga Hay que evaluar con calma la nueva situación. Debemos examinar las posibilidades existentes para asegurar en cualquier caso la entrada en vigor del Tratado de Lisboa y asociar a Irlanda. Este resultado no debe en ningún caso frenar el empuje de la Unión INTERNACIONAL 35 Jean- Claude Juncker Primer ministro de Luxemburgo La victoria del no en el referéndum irlandés significa que el nuevo tratado de la Unión Europea no podrá entrar en vigor a partir del primero de enero del año que viene como estaba previsto. Luxemburgo lamenta este parón del proceso de integración europea Vaclav Klaus Presidente checo El proyecto de Tratado de Lisboa terminó con la decisión de los votantes irlandeses y su ratificación no puede seguir. El resultado es un claro mensaje para todos. Es la victoria de la libertad y de la razón sobre los proyectos artificiales de una elite burocrática El eje París- Berlín da por hecho UNA MALA VENTA que el texto de Lisboa se aplicará EN TIEMPOS DE CRISIS Comunicado conjunto franco- alemán para capear mejor la crisis E. SERBETO BRUSELAS. A pesar de los frecuentes nubarrones en las relaciones entre Francia y Alemania, los dos responsables, la canciller Merkel y el presidente Sarkozy, ya tenían previsto lo que pensaban decir en caso de que el referéndum tuviera el triste destino que ha tenido. El eje franco- alemán había puesto toda su energía en esta reforma y ahora deja claro que no lo abandonará así como así. Para Francia, que se hace cargo de la presidencia de turno del Consejo en cuestión de semanas, se trata de un papel más desagradable, una especie de penitencia extra por haber sido la causa del fracaso de la fallida Constitución. La declaración conjunta franco- alemana dice que los dos mandatarios estamos convencidos de que las reformas contenidas en el Tratado de Lisboa son necesarias para hacer a Europa más democrática y más eficaz y permitirán responder a los desafíos que tienen que afrontar los ciudadanos Dicho en un tono que demuestra claramente que mantienen claramente el objetivo de aplicarlo lo más cerca posible del plazo previsto que hubiera sido el primero de enero de 2009. David Miliband, el ministro de Asuntos Exteriores británico, ha dicho que este resultado hay que digerirlo pero no ha contradecido el pronunciamiento estratégico del primer ministro Gordon Brown, señalando que el Gobierno laborista tiene intención de seguir con su programa legislativo que incluye los trámites que quedan de la ratificación. Si esto es así, la declaración francoalemana abre claramente el camino a una solución parecida a la que ya se dio en el Tratado de Niza, también con Irlanda, o la que pasó tras Maastrich con Dinamarca, ambas a base de un segundo referéndum después El Ejecutivo irlandés no ha sabido hacer frente a una eficaz campaña del no miedo a una alianza militar europea, a la pérdida de influencia y a la inmigración los pescadores que bloqueaban los puertos se sintieron insultados cuando el Gobierno envió a un ministro sin experiencia a hablar con ellos. Los granjeros que se sentían enojados con las concesiones de Peter Mandleson, comisario de la UE, en las conversaciones sobre el comercio mundial, estaban preocupados por el posible fin del derecho de los Estados miembros a vetar las leyes. A los transportistas se les dijo que no se podía hacer nada respecto al precio del diésel, mientras que el Gobierno ha pasado por alto prácticamente los temas relativos a la nueva y numerosa población inmigrante de Irlanda. Mientras los industriales influyentes expresaban sus dudas acerca del Tratado, el ministro de Justicia Dermot Ahern le hizo un flaco favor ala campaña del sí cuando afirmó en la radio queera imposibleser un buen europeo y votar no a Europa. Con las encuestas de opinión avisando del descontento del electorado, Cowen realizó una llamada de última hora a los votantes, pero la alianza del ala izquierda del Sinn Fein y de los católicos conservadores llevaba demasiada ventaja para ser derrotada. Mientras que en el pasado Irlanda cambió su postura respecto a los referendos de la UE, sobre todo en lo referente al Tratado de Niza, ahora hay pocas ganas de una segunda votación. Tampoco hay demasiada tolerancia a las críticas procedentes de la UE y los políticos de la oposición señalan que la Constitución de la UE- -un documento muy similar al Tratado de Lisboa- -fue rechazada en Francia y en Holanda. La campaña del no ha sostenido todo el tiempo que de haberse celebrado una consulta paneuropea para la adopción del Tratado, éste no habría tenido la menor posibilidad de ser ratificado. Tim O Brien Periodista de The Irish Times Sarkozy, ayer, en un acto oficial en el centro de Francia de que se hubieran aprobado ciertos detalles para asegurar los temores que se identificaron en el rechazo de los electores. Miliband ha dicho, sin embargo, que lo mejor sería que la fórmula la expresasen los propios irlandeses y que no aparezca como una nueva imposición por parte de Bruselas. Varios de los países que quedan por ratificar se cuentan entre los más reticentes, en algunos aspectos tanto o más que el Reino Unido. La República Checa, por ejemplo, tiene un tribunal que podría declarar inconstitucional el Tratado de Lisboa REUTERS en el país, igual que Londres tiene otro que puede decidir que el Gobierno está obligado a someterlo a referéndum, por no hablar de las dudas del Gobierno danés, donde ya existen precedentes de referéndos fallidos y el Gobierno no está seguro de los efectos de pasarlo por el Parlamento. Los que no tienen dudas, como España, pueden esperar, no sea que las prisas les vuelvan a dejar en una situación incómoda como pasó con la Constitución, firmada, aprobada en referéndum y enterrada sin ceremonia. n enfado generalizado por el final repentino de una década de expansión económica y el fracaso del Gobierno irlandés a la hora de explicar o promocionar como es debido el Tratado de Lisboa, se consideran las razonesdequemuchosvotantesirlandeses rechazaran ayer el tratado. Ayer se comentaba que detrás de este enfado están el aumento de los precios de los carburantes, el bloqueo de los puertos por parte de los pescadores, la tibieza con que ha recibido el Tratado la influyente Asociación de Agricultores Irlandeses y el severo bajón del sector de la construcción. Pero también estaba la pobre actuación de Brian Cowen, el nuevo primer ministro irlandés, que permitió que muchos de sus ministros admitieran que no habían leído el Tratado, mientras que el partido principal del Gobierno parecía utilizar la campaña para presentar a sus candidatos para las elecciones locales del año que viene. Frente a esto, la campaña del no había empezado pronto y había provocado el miedo a una alianza militar europea, a la pérdida de un comisario permanente irlandés en la UE, al final de la tarifa reducida del impuesto de sociedades y a la inmigración. El mensaje del Gobierno acerca de que el pueblo irlandés se convertiría en el paria de Europa si rechazaba el Tratado, se volvió claramente en su contra cuando la campaña del no desplegó rápidamente carteles que decían: No os dejéis intimidar La semana pasada, U