Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 13- -6- -2008 91 El incidente Una filmografía que asusta indio vuelve a su país tras disfrutar una beca en los Estados Unidos y se siente extranjero en su propia casa. Los primeros amigos Un niño de diez años triste por la muerte de su abuelo no termina de creerse que haya pasado a mejor vida El sexto sentido A estas alturas se podrá contar que el pequeño protagonista tiene un problema único: en ocasiones ve muertos. El protegido Bruce Willis descubre que no es que tenga mucha suerte, sino que es literalmente irrompible. Señales Un antiguo reverendo ve amenazados los restos de su fe cuando unos alienígenas empiezan a hacerse notar. El bosque Los miembros de una pequeña comunidad rural viven amenazados por unas enigmáticas criaturas. La joven del agua El encargado de un bloque de apartamentos encuentra una ninfa en la piscina de la urbanización. Praying with Anger Un joven EE. UU. 2008 90 minutos Género- -Intriga Director- -M. Night Shyamalan Actores- -Mark Wahlberg, Zooey Deschanel, John Leguizamo, Ashlyn Sanchez, Betty Buckley A veces veo suicidas E. RODRÍGUEZ MARCHANTE Tal vez sea otra señal más el hecho de que hayan desaparecido las abejas de algunos lugares de Estados Unidos. Al director M. Night Shyamalan esa noticia le ha zumbado tanto en la cabeza que ha hecho El incidente película en la que lo natural y lo sobrenatural pesan prácticamente lo mismo. Lo natural es que vivamos rodeados de vegetación y lo sobrenatural es que alguna extraña circunstancia del entorno del ser humano lo empuje a suicidarse; no a uno, o a dos... en hilera, en masa, con un desprecio absoluto al dolor y a sí mismo. Las primeras escenas de El incidente te dejan petrificado, en un Central Park inerte, como de final de película: pero es ahí donde empieza, con la pavorosa visión de personas suicidándose del modo más atroz en una tosca pero eficacísima me- Mark Wahlberg habla a sus alumnos sobre la desaparición de las abejas, en una escena de la película táfora del hombre y sus afanes autodestructivos. Lo que ya no es tan tosco, en cambio, es su vocación alegórica en ese juego de imágenes repetido de una pistola que es transmitida como un virus de un suicida al siguiente... De un modo elegante, juicioso y hasta sorprendente, Shyamalan deja reposar todas las claves del enigma en el viento. Así de sencillo, sin trucos ni piruetas, el ojo del espectador consigue fácilmente distinguir la gran amenaza para la supervivencia de la especie humana: viento en las copas de los árboles. Ridículo. Y más ridículo aún confesar que esa idea consigue aterrorizar sin el menor atisbo de susto. Simple terror. Hasta ese punto consigue el cineasta Shyamalan estilizar el miedo: despojado de monstruo, despojado de susto, despojado de cualquier efecto... Por tamaño, por sencillez, por visión apocalíptica y probablemente por gusto de su director, esta película conecta en es- ABC píritu con aquel esquema de serie B de hace medio siglo, aunque esté rodada con un estilo y un aplomo que no solían tener aquéllas. Sorprende, incluso, el no- truco final en este cineasta tan propenso al ardid y la cabriola. Película, pues, sofisticadamente sencilla, que resulta arrebatadora o asombrosa mientras se está viendo, y muy aguda, mística y emocional en cuanto respira un poco en la cabeza. Pero, el enigma sigue ahí zumbando: ¿qué pasa con las abejas?