Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 13 s 6 s 2008 Primeros conflictos sociales por la crisis ECONOMÍA 41 La industria anuncia regulaciones de empleo masivas por efecto del conflicto Seat, Ford, Sharp, Campofrío y Puleva, entre otras compañías, afrontan reducciones de su capacidad laboral A. P. MADRID. Algunas de las empresas afectadas por el paro del transporte anunciaron ayer su intención de acometer despidos temporales de trabajadores para hacer frente a la caída de la producción y de las ventas. El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, mostró su preocupación y aseguró que cualquier proceso de ajuste laboral que llegue a su departamento será examinado con lupa Seat reconoció ayer que prepara la presentación de un expediente de regulación de empleo (ERE) de dos días de duración en su planta de Martorell (Barcelona) que podría afectar a unas 8.806 trabajadores. El expediente se presentará en principio para el 9 y 10 de junio, pero podría incluir finalmente más días, en función del impacto final del paro. La planta de Ford en Almussafes (Valencia) reanudó ayer su producción con el turno de noche y mañana para intentar recuperar la normalidad perdida. La compañía precisó que el proceso de solicitud de un ERE temporal para 3.000 de los 7.000 trabajadores sigue su curso Sharp Electrónica España Los responsables de la fábrica de Nissan en Ávila advirtieron que si no recibe material podría pararse la producción el lunes. La compañía analizará hoy las consecuencias del paro en la producción de las fábricas de Ávila, Cantabria y Barcelona, e intentará retomar la normalidad antes de decidir cómo afrontarán los efectos de la huelga. Fuentes de la empresa precisaron que existe la posibilidad de estudiar un expediente de regulación de empleo temporal pero antes se intentará llegar a acuerdos con los sindicatos, informa Patricia García Robledo. El presidente de la Asociación Interprofesional de la Avicultura de Carne de Pollo (Propollo) Federico Félix, indicó que en tres días de bloqueo del transporte pueden haber muerto en España más de dos millones de pollos, sobre todo animales de un día. El consejero de Economía, Hacienda y Empleo del Gobierno de Aragón, Alberto Larraz, confirmó por su partre la apertura de expedientes de regulación de empleo en 32 empresas de la Comunidad Autónoma con motivo de la huelga de trabajadores del transporte iniciada hace cuatro días. La fábrica de Renault en Valladolid permaneció ayer paralizada por falta de piezas presentó un ERE el miércoles en su fábrica de Sant Cugat del Vallès (Barcelona) que afecta a 387 trabajadores, más de la mitad de la plantilla, que ayer comenzó a ser efectivo. Campofrío también recurrió ayer a un ERE provisional que afectará a 140 trabajadores de su fábrica de Olvega (Soria) ante la falta de materias primas derivada del paro de transportistas. Puleva ha paralizado la producción y entrega de leche en sus plantas de Granada, Lugo, EFE Sevilla y Lérida (cerca de 2,5 millones de litros diarios) medida que supondrá perder dos millones de euros diarios. La lechera no descarta presentar un expediente en la planta del Camino de Purchil (Granada) que emplea a 600 personas. SEBASTIÁN REYNA Secretario general de la UPTA JULIO VILLAESCUSA Presidente de Fenadismer DE LA PSV AL MUNDO DEL CAMIÓN LA CARA VISIBLE DEL PARO Defiende que es un invitado de piedra en el conflicto y que su presencia sólo obedece a la solidaridad del colectivo de autónomos A. P. Sebastián Reyna, secretario general de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) ligada a UGT, ha tenido un perfil bajo en un conflicto de alto voltaje que ha mantenido en jaque a todo el país desde el pasado lunes. Asegura que su comparecencia pública junto a Julio Villaescusa, presidente de Fenadismer, el 28 de mayo, es puramente testimonial y que en ningún caso ha sido la mano que mece la cuna de la protesta. No hemos convocado ningún paro ni hemos reivindicado nada, porque no pintamos nada en esta protesta Reconoce, eso sí, que el colectivo que representa ha respaldado y se ha solidarizado abiertamente con las tres asociaciones de transportistas que han conseguido bloquear y paralizar las ciudades, autovías, pasos fronterizos, polígonos industriales y centros de distribución; en definitiva, las arterias vitales Hijo de transportista, lleva en la carretera desde 1961. Es el rostro visible de un conflicto sectorial que sigue vivo y coleando A. P. El tiempo dirá si Julio Villaescusa, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer) sale reforzado o no del paro patronal convocado en mayo e iniciado el pasado lunes, pero lo cierto es que este hijo de transportista, nacido en Cuenca en 1951, ha disfrutado esta semana de su minuto de gloria. Hombre parco y escueto en sus declaraciones, y sin ninguna ligazón política reconocida, ha sido la cabeza visible de los huelguistas, de los malos de la película en un conflicto justo laboralmente en opinión de algunos expertos, pero mal enfocado desde una óptica económica y social, porque difícilmente se pueden defender unos derechos pisando otros, en este caso los de la mayoría. Villaescusa es un transportista autónomo experimentado porque lleva recorriendo carreteras desde 1961. Cofundó de un país al borde del caos. Nacido en Alicante en 1953, se licenció en Sociología y estuvo a punto de acabar Filosofía y Letras. Aunque llegó a ejercer como sociológo, su verdadera vocación le llevó al mundo sindical, afiliándose al PSOE y UGT en 1971. Reyna se hizo muy conocido por el escándalo de la cooperativa de viviendas PSV Imputado en cali. dad de responsable de Finanzas de UGT, la Audiencia Nacional le absolvió sin cargos al término del proceso judicial. y presidió la Asociación de Transportistas de Castilla- La Mancha y la propia Fenadismer, una asociación difusa que no atraviesa por sus mejores momentos. Días de antes convocar a la rebelión fue galardonado con la medalla al Mérito del Transporte Terrestre por la ministra del ramo, Magdalena Álvarez. Fiel a sus principios, se ha negado a firmar el acuerdo alcanzado con otras organizaciones porque, a su juicio, no soluciona los problemas del colectivo.