Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo JUEVES 12- -6- -2008 ABC Viaje al centro del Sol En el año 2015, la NASA enviará la primera misión espacial de la historia al interior de la atmósfera solar. Especialmente diseñada para soportar altísimas temperaturas, la Solar Probe intentará resolver algunos de los misterios que desconciertan a los astrónomos: el origen del viento solar y la enorme diferencia de temperatura entre la superficie del Sol (6.000 grados centígrados) y su corona (1.000.000 de grados) Perfil de la nave Escudo térmico Medidor de campos magnéticos Medidor de neutrinos Medidor de plasma Antenas de recepción y transmisión de Sensores de altas SOL Tierra ABC Fuente: NASA 150.000.000 km Distancia y proporciones fuera de escala La NASA anuncia la primera misión al interior de la atmósfera del Sol La sonda Solar Probe penetrará en la corona solar y soportará más temperatura y radiación que ninguna nave hasta ahora JOSÉ MANUEL NIEVES MADRID. Desde que se inventó el telescopio, hace ya cuatro siglos, los astrónomos han tenido que resignarse a estudiar el Sol desde lejos. Incluso en tiempos recientes, con decenas de naves terrestres recorriendo hasta el último rincón del sistema solar, ninguna se ha acercado aún demasiado a la ardiente superficie de nuestra estrella particular. Hasta ahora. La NASA, en efecto, acaba de anunciar su decisión de enviar una sonda hasta el astro rey y hacerla penetrar, por primera vez en la historia de la exploración espacial, en su ardiente atmósfera. Iremos a visitar por primera vez una estrella viva asegura Lika Guhathakurta, uno de los responsables de la misión, desde el cuartel general de la agencia espacial. Se trata de una región inexplorada del sistema solar y con enormes posibilidades de realizar descubrimientos La Solar Probe (Solar Probe Plus) es una nave especialmente diseñada para resistir el calor y penetrar profundamente en la atmósfera del Sol para efectuar mediciones in situ del viento solar y los campos magnéticos de la corona, dos aspectos que plantean aún grandes interrogantes a los científicos. La NASA asegura que el lanzamiento tendrá lugar a principios del año 2015 y estima que la misión tendrá una duración de siete años. La sonda se encuentra actualmente en fase de diseño (lo que la agencia espacial llama pre fase A Tenemos aún un montón de trabajo que hacer- -afirma Guhathakurta- Pero es todo muy excitante En su punto más cercano al Sol, la Solar Probe estará a sólo siete millones de kilómetros del astro rey, o lo que es lo mismo, a nueve radios solares de distancia. Una vez allí, el escudo térmico de carbono de la nave deberá resistir temperaturas superiores a los 1400 grados centígrados y sobrevivir a explosiones de radiación de una intensidad jamás experimentada hasta ahora por ninguna otra nave construida por el hombre. Por supuesto, la nave funcionará con energía solar, obteniendo electricidad de dos paneles laterales que podrán plegarse tras el escudo térmico cuando la temperatura suba demasiado. Desde esa distancia, el Sol se verá veintitrés veces mayor de lo que parece desde la superficie de la Tierra. Él objetivo principal de la misión será resolver dos de los misterios que aún envuelven a nuestra estrella: la enorme temperatura de la atmósfera del Sol (corona) y el origen del viento solar. Nadie ha conseguido explicar hasta ahora el motivo por el cual, mientras la superficie del Sol está a 6.000 grados, en su atmósfera se registran, contra toda lógica, temperaturas superiores al millón de grados centígrados. El segundo de los misterios es el del viento solar. El Sol, en efecto, expulsa continuamente un chorro de partículas a altas energías que recorren, a millones de kilómetros por hora, todo nuestro sistema. En los momentos de máxima actividad de la estrella, esas partículas son capaces, cuando llegan a la Tierra, de alterar el funcionamiento de nuestros satélites de comunicaciones, ordenadores, teléfonos y cualquier otro dispositivo electrónico. Lo curioso es que ese viento ha sido imposible de detectar cerca de la superficie del Sol, a pesar de que sopla con fuerza entre todos y cada uno de los planetas. Los científicos creen que debe haber algo en el camino que activa ese fuerte viento de partículas. ¿Pero qué? Para resolver esos misterios- -dice Guhathakurta- la Solar Probe entrará en la corona. Allí es donde está la acción La nave estará equipada con un pequeño telescopio (llamado Hemispheric Imager) capaz de obtener imágenes tridimensionales de la corona solar, además de con una batería de sensores y medidores de plasma, electrones, neutrinos y campos magnéticos. Un equipamiento completo para el primer viaje al interior del Sol. Viento solar A siete millones de kilómetros La sonda resolverá los misterios del origen del viento solar y de la enorme temperatura de la corona Más información: http: solarprobe. gsfc. nasa. gov