Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL JUEVES 12 s 6 s 2008 ABC La hija- nieta del monstruo de Amstetten se reúne con su familia Kerstin quiere hacer un viaje en barco e ir a un concierto de Robbie Williams s Las frecuentes visitas de su madre ayudaron mucho a su recuperación James Johnson AP Obama despide al jefe del equipo de consejeros que debe buscar el vicepresidente ANNA GRAU CORRESPONSAL NUEVA YORK. James Johnson, el jefe del triunvirato designado por Barack Obama para ayudarle a elegir candidato a vicepresidente, dimitió ayer después de ver su nombre relacionado con posibles irregularidades en la concesión de hipotecas actualmente bajo investigación. Fue Barack Obama quien anunció la dimisión, impensable un día antes. El martes el candidato se mostraba remiso a tomar en serio las acusaciones contra su colaborador, recordando que no le fichó por su historial de créditos y que además no cobra por su trabajo en la campaña. Pero al igual que sucedió con el controvertido reverendo Wright, la inicial defensa numantina de Obama se convirtió en toma de distancia al constatar que un error no es sólo un error sino también la munición que da al enemigo. En un momento en que Obama intenta convencer a los votantes de la veracidad de su honestidad y su repugnancia al lobbismo cualquier sombra de duda es un regalo para John McCain. Jim no quiere que nada interfiera de ninguna manera en la importante tarea de reunir información sobre mi candidato a vicepresidente, entonces ha tomado esta decisión de apartarse a un lado que yo acepto asegura en primera persona un comunicado hecho público ayer por la central de la campaña de Obama. Eso significa que el aspirante demócrata se ha quedado con sólo dos miembros en el equipo que le ayuda a completar su ticket electoral: el antiguo fiscal general del Estado Eric Holder y Carolina Kennedy, hija del difunto presidente. Johnson era el más veterano de los tres, y en los últimos días había encabezado varias reuniones en el Capitolio. VANESA SUVALSKI CORRESPONSAL VIENA. Un milagro aplaca el dolor de la tragedia. Kerstin, la hija- nieta del Monstruo de Amstetten no sólo despertó del coma sino que está casi completamente recuperada y reunida con su familia, aseguró ayer en rueda de prensa Berthold Kepplinger, el director de la clínica Amstetten- Mauer. El domingo, primero de junio de 2008 a las 9 de la mañana, le sacamos a Kerstin la cánula por la que respiraba artificialmente explicó Albert Reiter, jefe de Anestesiología y Cuidados Intensivos del hospital de Amstetten. Hola. Una nueva vida fueron las primeras palabras de la joven de 19 años, según contó el médico con evidente emoción. Reiter aseguró que Kerstin abrió los ojos por primera vez el 15 de mayo y les devolvió una sonrisa a los médicos. A partir de entonces, los especialistas decidieron comenzar a bajar la dosis de medicación hasta poder retirarla por completo. Su madre, Elisabeth, a quien Josef Fritzl encerró y violó durante 24 años en el sótano de su casa, fue a verla a menudo al hospital bajo estrictas medidas de seguridad para no ser fotografiada, y eso ayudó muchísimo a una rápida recuperación de la joven. Es una chica llena de deseos. Quiere hacer un viaje en barco e ir a un concierto de Robbie Williams revelaron los médicos que la atendieron. Bajo el ritmo del músico inglés Kerstin incluso bailó con las manos en la cama hasta las 3 de la mañana, contó Reiter. Ahora debe seguir con el tratamiento fisioterapéutico y psicológico, pero los avances que ha hecho la chica han sido tan grandes que el domingo pasado fue trasladada en ambulancia desde el hospital de Amstetten, hasta el piso donde están su madre, su abuela y sus cinco hermanos. La familia Fritzl ya no vive en un pabellón de la clínica de cuidados especiales de Amstetten- Mauer sino en un apartamento preparado para ellos en las inmediaciones, bajo asesoramiento de un equipo de profesionales. Las dos partes de la familia, los tres hijos que pasaron toda su vida en el sótano y los tres que vivieron fuera, tienen dos ritmos diferentes. Unos son mucho más rápidos que los otros y se aburren, los otros son más lentos y disfrutan con cada pequeño descubrimiento, explicó Kepplinger. Pero se están adaptando mutuamente. Tres maestros están a cargo de impartirles clase. Toda la familia está muy feliz. Tenemos la sensación de que se están encontrando. Nadie contaba con una recuperación tan rápida de Kerstin. Es un milagro dijo el abogado de la familia, Christoph Herbst. El letrado agradeció la posibilidad de que sus clientes vivan en un piso propio, con su ritmo cotidiano y una atmósfera normal Herbst también expresó su agradecimiento por los numerosos correos electrónicos y cartas de apoyo que le han enviado a Elisabeth desde todas partes del mundo, incluso de lugares tan alejados como China y Nueva Zelanda. Reinserción social Las dos partes de la familia, los tres hijos que pasaron toda su vida en el sótano y los tres que vivieron fuera, tienen dos ritmos diferentes La familia está pensando en cómo responder a todas las misivas, y eso sucederá en las próximas semanas dijo, y agregó que Elisabeth, su defendida, no hablará por ahora con la prensa. El abogado explicó que en estos momentos la familia quiere salir y disfrutar de la naturaleza. Eso es fundamental para los niños que vivieron toda la vida en el sótano. Por eso pidió enfáticamente a los medios que no acosen a sus clientes. Eso sería como encerrarlos de nuevo argumentó. Kerstin es la mayor de los siete hijos de Josef Fritzl nacidos en cautiverio fruto del incesto. Su llegada al hospital de Amstetten el 19 de abril pasado, inconsciente y en estado crítico por un fallo múltiple en sus órganos vitales, fue la clave que condujo a la policía hasta el hombre que decía ser su abuelo. Cadena perpetua para el asesino de dos niñas belgas POOL Abdallah Ait Oud, secuestrador y asesino de las niñas belgas Nathalie Mahy, de 10 años, y Stacy Lemmens, de 7, se desploma al escuchar en Lieja el veredicto de culpabilidad y la sentencia de condena a cadena perpétua. En la imagen, el momento en que el reo pierde el aplomo que tuvo durante el juicio y se derrumba.