Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 12- -6- -2008 Bush no descarta la opción militar frente a Irán, aunque agotará la vía diplomática 31 ¿Y si Irlanda dice no El referéndum de hoy sobre el Tratado mantiene en vilo a toda la Unión Europea (UE) Casi un 35 por ciento de los votantes se declara indeciso. En juego está el futuro del delicado mecanismo de gobierno diseñado tras años de negociaciones E. J. BLASCO LONDRES. El futuro de la Unión Europea depende del referéndum que hoy se celebra en Irlanda sobre el Tratado de Lisboa. Irlanda ha sido el único país en convocar una consulta popular sobre el nuevo marco institucional de la UE. El resultado se prevé ajustado- -los votos no comenzarán a contarse hasta mañana por la mañana- y una eventual victoria del no supondría un serio contratiempo para el proceso de integración comunitaria. Bruselas ha insistido en que no hay un plan B y el bloque de partidos en apoyo del sí que integran el 90 por ciento de los votantes, ha advertido que es extraordinariamente ingenuo y deliberadamente engañoso decir que un rechazo permitiría negociar un mejor Tratado El primer ministro irlandés, Brian Cowen, ha insistido en que el actual Tratado es el plan B pues se trata del documento simplificado que sustituyó al proyecto de Constitución que Holanda y Francia rechazaron en 2005. En cualquier caso, alguna solución habría que encontrar a un escenario de triunfo del no en Irlanda. Cuatro serían las posibles alternativas. cional advirtió que la Carta Magna irlandesa exige una consulta popular para la mínima cesión de soberanía. Con un participación de sólo el 34 por ciento, el Tratado de Niza fue rechazado en junio de 2001. El texto entonces incorporó algunas salvaguardas que respondían a las objeciones de los irlandeses, como el establecimiento de garantías para su neutralidad, y fue aprobado en otro referéndum al año siguiente. Ahora, los partidarios del no han insistido en que igualmente tiene que ser posible una renegociación, pero el problema es la variedad de argumentos utilizados en su campaña, como el miedo a una legalización del aborto, una modificación del sistema fiscal y la supresión de las subvenciones agrícolas. el sistema de las mayorías cualificadas estaría cada vez más contestado. El reparto de puntos atribuidos a cada país debería negociarse con cada nueva incorporación. Con Niza, la influencia del Parlamento Europeo es limitada y la UE no cuenta con la voz unitaria de un presidente o un ministro de Exteriores que introduce el Tratado de Lisboa. La campaña para inculcar el miedo al Tratado europeo ha sido desesperada David Phinnemore s Profesor del Colegio de Brujas y experto en integración europea y muchos grupos de interés han utilizado grandes argumentos en una campaña basada en inculcar miedo. Renegociar Lisboa Al excluir un plan B los responsables comunitarios han descartado una revisión del Tratado de Lisboa que abra de nuevo la negociación entre los 27 estados miembros. Una renegociación ya se produjo después de que el Tratado Constitucional fuera rechazado por Francia y Holanda en 2005, y eso llevó al Tratado de Lisboa. Repetir la operación parece ya excesivo, pero hay que tener en cuenta que también se dijo que no se renegociaría la Constitución, un precedente que puede haber alentado ahora el voto negativo en Irlanda, confiado en una renegociación bien unilateral o bien multilateral. Continuar con Niza Dejar las cosas como están y seguir con el vigente Tratado de Niza mantiene el actual statu quo pero desvirtuado por la ampliación de 15 a 27 miembros y con las mayores dificultades en la toma de decisiones. Alcanzar la unanimidad, requerida la mayor parte de las veces, sería más complicada, y A juicio del profesor Phinnemore, la unanimidad no es la mejor manera de funcionar para la Unión Europea. En ese sentido, apuesta por una mayoría supercualficada del texto si Irlanda lo rechaza POR LAURA VILLENA SERVICIO ESPECIAL -Puede que los irlandeses estén reaccionando contra quienes creen que nuestro país debería estar eternamente agradecido por los beneficios económicos que le ha proporcionado su entrada en la UE. ¿Por qué ese interés en acabar con un texto que trata de resucitar a la UE? Menor integración irlandesa Si los otros 26 socios comunitarios deciden seguir adelante con el Tratado de Lisboa tal como está redactado, éste no llegaría a aplicarse del todo en Irlanda, lo que dejaría a este país un paso por detrás de la mayor integración que encara la Unión Europea. Sería algo así como lo ocurrido en Dinamarca tras el referéndum contrario al Tratado de Maastricht de 1992, con la derogación para los daneses de aspectos relativos a Defensa y a la moneda única. En cualquier caso, es impensable una retirada de Irlanda de la UE, algo que en la campaña del referéndum de hoy nadie ha reclamado. -La batería de sondeos que dan la victoria al no podrían haber sido una táctica para movilizar al si y evitar un bloqueo como el de 2001 o el de 2005? -No lo creo, las posibilidades del no son bastante reales. -Reescribir el texto sería muy difícil. Ya en el caso del Tratado de Maastricht o de Niza se añadieron declaraciones al texto pero no se renegoció, además el Gobierno Irlandés ya lo ha descartado. Las consecuencias dependerán del número de votos en contra y si el no gana con amplio margen no será revisado. Aún así, el texto contiene una serie de puntos que pueden ser aplicados con acuerdo político, sin necesidad de ratificación. La UE pasaría por un momento crítico pero no catastrófico. ¿Qué opciones tiene Bruselas si se rechaza un texto ya es el Plan B a la fallida Constitución? ¿Cabría reescribir el Tratado? Un nuevo referéndum La UE ya comienza a ser experta en repetir consultas populares. La propia Irlanda tuvo que llamar a urnas dos veces para aprobar el Tratado de Niza. En un principio, el Gobierno optó por su ratificación parlamentaria, pero el Tribunal Constitu- El primer ministro irlandés, Brian Cowen, ha insistido en que el actual Tratado de Lisboa es el plan B EVOLUCIÓN DE LAS ENCUESTAS SOBRE EL TRATADO DE LISBOA En porcentaje JUNIO 2008 SÍ NO NS NC 30 35 35 Tratado de Lisboa MAYO ENERO OCTUBRE 2008 2008 2007 35 18 47 26 10 64 25 13 62 Última encuesta NIZA II NIZA I 2002 2001 42 29 29 45 28 27 Primeras encuestas NIZA II NIZA I 2002 2001 37 25 38 52 21 27 ABC -Existen muchas razones, algunas directamente relacionadas con el Tratado y otras con el funcionamiento de la UE en general. La pérdida de la neutralidad o la armonización fiscal y la pérdida de la confianza económica podrían ser algunas de las razones que empujen a votar en contra. ¿Por qué razón deberían los irlandeses rechazar el Tratado de Lisboa? ¿Está pagando el Tratado europeo los platos rotos de la política casera irlandesa? -Es cierto que el Tratado es un texto enrevesado fruto de una negociación a veintisiete. No es un gran proyecto, en realidad sólo incluye pequeñas reformas que dan a la UE un mayor perfil a nivel internacional y un mayor carácter democrático a sus institucionesras. Pero es un buen texto para Irlanda y el mejor que se ha podido negociar en una UE a veintisiete. -El Sinn Fein afirma que el Gobierno irlandés puede conseguir un Tratado mejor para su país... Niza I: Referéndum, 7 de Junio 2001. Resultado: SÍ- 42 NO- 54 Niza II: Referéndum, 19 de Octubre 2002. Resultado: SÍ- 63 NO- 37 -El Tratado no ha sido bien explicado, por eso hay desconfianza. Además ha habido una desesperada y muy bien organizada campaña a favor del no en la que ha intervenido por primera vez Libertas (del empresario Declan Ganley) Ellos -Pero muchos de estos argumentos, poco o nada tienen que ver con el Tratado... -La unanimidad no es la mejor manera de funcionar, pero es la que se debe seguir porque así lo exige la legislación comunitaria. La única alternativa si Irlanda no lo ratifica sería su aprobación por mayoría supercualificada, pero no creo que sea una opción a estas alturas. -La votación en Irlanda es un claro ejemplo de los peligros que comporta la unanimidad...