Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 12- -6- -2008 Decepcionante debut de la ministra Aído ESPAÑA 27 pareja de mujeres. Se tratará de la misma prestación e igual duración, pero con otro nombre para adecuar cada permiso al género de las personas. Por ejemplo, que una mujer lesbiana se sienta identificada con un permiso que no se denomine de paternidad dijeron fuentes ministeriales. Supondrá un trámite sencillo, que no requerirá ni pasar por el Parlamento ni la aprobación del Consejo de Ministros. Y de nuevo saltó el origen de la polémica. Para calmar tanto revuelo, Aído volvió a explicar, esta vez con más detalle que en el Congreso de los Diputados, el nuevo servicio telefónico que pondrá en funcionamiento para hombres, y no para maltratadores. A los maltratadores, aislamiento social y que cumplan con la justicia en función del delito cometido afirmó. Tras detectar muchas llamadas al teléfono de atención a la mujer (016) de hombres que se sienten perdidos ante el inicio de la ruptura patriarcal Igualdad ha decidido crear este nuevo servicio. Irá destinada a los varones que necesitan ayuda para saber cómo afrontar una crisis o conflicto de pareja sin recurrir a la violencia Se resolverán dudas sobre salud sexual, corresponsabilidad, divorcios, separaciones, etcétera. Una herramienta más para sentar las bases de un nuevo modelo de masculinidad que se adapte a la sociedad del siglo XXI como insistió la ministra, porque los hombres mayoritariamente siguen asumiendo sus roles tradicionales y no han sido capaces de adaptarse a los nuevos roles Pocas novedades más aportó ayer Aído en su intervención. Recordó que este verano pondrá en marcha una campaña para luchar contra la violencia machista, que erigirá un monumento en homenaje a las víctimas, que aumentará los recursos para estas mujeres- -pero no ofreció la dotación presupuestaria- que creará unidades sanitarias de violencia de género... En la lucha contra la discriminación laboral de las mujeres, volvió a repetir: ampliará el permiso de paternidad a cuatro semanas (ya se preveía en la ley de igualdad) aumentará de 8 a 12 años el límite de edad de los hijos para que las madres puedan solicitar la reducción de la jornada laboral, incrementará a viudas y pensionistas que vivan solas y con bajos ingresos sus pensiones alrededor de 200 euros... Por segunda vez, un mensaje con buenas intenciones en el que se echó en falta contenido. Para consultar el blog no oficial de la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, en: www. bibianaaido. wordpress. com Edurne Uriarte UNA MUJER INCAPAZ l caso de Bibiana Aído es un buen ejemplo de la profecía que se autocumple. La profecía feminista de que habrá igualdad el día en el que el mismo número de mujeres incapaces que de hombres ocupe el poder. Bien es verdad que las feministas no pensaban precisamente en ellas mismas cuando abogaban por un futuro de igualdad de género en la incapacidad. Pensaban en la mujer en abstracto, no en la realización de su profecía en una líder feminista, en una de ellas. O sea, en Aído, que había venido a este mundo de la política para arreglar el futuro, para reivindicar y para protestar y no para demostrar que una mujer feminista puede ser tan incapaz como un hombre no feminista. Y, no obstante, ministra. De todas las muestras de inconsistencia ofrecidas por Aído esta semana, hay una, la más escandalosa, que se ha pasado por alto. Y es que la ministra ni siquiera se había leído previamente su discurso del Congreso. Cuando llegó a aquello de miembros y miembras tuvo la imprudencia de mostrar su sorpresa y la caradura de reírse de su propio texto. Después, la desfachatez de alegar un lapsus, sin aclarar que el lapsus consistía en haberse presentado a su primera comparecencia sin conocer ni lo que iba a leer. Luego, la ignorancia de recurrir a la delirante excusa de las costumbres latinoamericanas sobre las miembras. Y aún más, la provocación de sugerir que su lapsus, producto de un viaje latinoamericano, fuera incorporado al diccionario. Respecto al teléfono para canalizar la agresividad de los maltratadores y los intentos de matización del día siguiente, parece más de lo mismo. De que no se había molestado en conocer con antelación los despropósitos preparados por sus asesoras. Le costó lo mismo leerlos en el Congreso que corregirlos al día siguiente. Al fin y al cabo, no eran ideas suyas. Pronostiqué tras su comparecencia que la suya sería la carrera más breve de este Gobierno. Claro que eso es suponer que el poderoso feminismo introducido en el poder esté dispuesto a permitir que su exitosa profecía sobre la incapacidad se vaya al garete. Y no parece el caso. El teléfono de la discordia E Aído, junto a Elvira Rodríguez, presidenta de la Asamblea de Madrid, ayer en el desayuno CHEMA BARROSO El enfado de la ministra Su estreno en el Congreso de los Diputados no ha salido como esperaba s Aído está enojada con la prensa, que se queda en la anécdota y tiene una gran capacidad de síntesis s Insiste en que la RAE pueda aceptar miembra en equis tiempo POR M. J. P- B. MADRID. La ministra de Igualdad está enfadada con la prensa. O, por lo menos, molesta, como demostró ayer durante y después de su intervención en el Foro Nueva Sociedad. No ha lucido su estreno en la comparecencia del Congreso de los Diputados como esperaba. Como manifestó en su intervención, para Aído los medios de comunicación se han quedado en la anécdota y no van al fondo de las cuestiones además de tener una gran capacidad de síntesis Y es que las expectativas auguraban mucho más de su comparecencia, después de tres meses de paciente espera mientras armaba su departamento y diseñaba las líneas estratégicas a seguir en materia de igualdad. De hecho, este es el primer Ministerio de Igualdad de nuestra historia. Por tanto, su trascendencia no deja lugar a dudas. Quizá lo que más ha dolido a la ministra sea el anuncio de un teléfono para atender a los agresores de mujeres. Ayer insistió en que jamás habló de flictos de pareja en vez de recurrir a la violencia Es más, en la nota de prensa que se repartió a los medios de comunicación aquella tarde, y en el discurso sobre el papel, la explicación fue la siguiente: Pondremos en marcha un teléfono de información para los hombres, que les ayude a canalizar su agresividad, en vez de recurrir a la violencia Es decir, el nuevo servicio telefónico fue en todo momento vinculado a la violencia y a los hombres. Tampoco ha gustado a la ministra que la Real Academia de Española (RAE) la haya corregido y, consecuentemente, que los medios hayan reproducido esa información. La utilización del término miembras de la Comisión para distinguir de miembros no es correcto para la RAE. De hecho, ese vocablo no existe en el diccionario. No obstante, aunque Aído insistió ayer, por dos veces, en que fue un lapsus dejó de nuevo la puerta abierta: ¿Por qué no? Quizá veamos en el diccionario en equis tiempo la palabra incorporada Y no hay dos sin tres. Otra de las preocupaciones de la ministra, que ayer recordó, es que su Ministerio sí tiene página web propia donde hacer cierto seguimiento de las políticas de igualdad. En efecto, el dominio migualdad. es es nuevo, pero su diseño es herencia de la Secretaría de Políticas de Igualdad del anterior Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. Las fricciones El teléfono para los hombres. Aído dijo que jamás se refirió a maltratadores. Ha rectificado posteriormente y explicado que será un servicio para dudas de hombres. La utilización del término miembras Después de la corrección de la RAE, repite que fue un lapsus Aún así, no descarta que se incluya en el diccionario. Igualdad sí tiene página web El dominio es nuevo, pero el diseño heredado. un teléfono para maltratadores En efecto, nunca mencionó la palabra maltratadores pero quizá no fue acertada en su exposición pues, según las actas del Congreso, sus palabras textuales para explicar este servicio fueron: Pondremos en marcha un teléfono de información para los hombres que les ayude, entre otras cosas, a resolver de forma pacífica las cuestiones surgidas en los con-