Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 12 s 6 s 2008 OPINIÓN 11 LOS CORTOS DE VISTA testaban por sus problemas migratorios, también ajenos RLANDA, como España, ha pasado mucha hambre. a la constitución. A veces los referéndum mal planteados En 1973 votó en referéndum a favor de su incorporadespiertan lo peor de una sociedad. Es difícil (en verdad ción a la Comunidad Europea. Como España, Irlanda muy, muy difícil) construir así una Europa unida. Amaprosperó incesantemente durante tres décadas, años 1970 mos la democracia con todas sus consecuencias, pero rea 2000, en parte gracias a Europa. Y como España, también conocemos en la imbecillitas una terrible amenaza. lo hizo con un modelo de gobierno, la democracia parlaEs curioso que los dos grandes partidos, Fianna Fáil y mentaria, respetada hasta hoy de modo ejemplar. Sería Fine Gael, en el gobierno y la oposición, hayan hecho camtriste que una mayoría de irlandeses votara contra el Trapaña a favor del Sí (un irlandés de calidad, Peter tado de Lisboa. Creemos que no lo harán. Los cuaSutherland, ex comisario europeo, es miembro tro grandes partidos, dos en el gobierno y dos en la de Fine Gael) Los laboristas, oposición, y Los oposición, respaldan el tratado. La poderosa Irish Verdes, gobierno, se han pronunciado también a Farmers Association ha anunciado su voto a favor. favor. Sólo el Sinn Féin está en contra: lo cual es El referéndum era inevitable. El gobierno conconforme con su tradición. El partido de Gerry sultó al Tribunal Supremo. El sistema referendaAdams es marxista en economía y firmemente rio es el peor para decidir sobre asuntos complicanacionalista en su concepción del estado: la nados como son los de la Unión Europea. Pero el Sución ha de estar por encima. El mercado único premo dictaminó que, de acuerdo con la constituDARÍO choca con las ideas del Sinn Féin: nada de libre ción, la consulta era obligada. La campaña ha sido VALCÁRCEL circulación de personas, servicios, mercancías o dura. Brian Cowen, nuevo primer ministro y cabecapitales. Todo menos la alarmante apertura al mundo. za del Fianna Fáil, un partido de centro conservador que Una agrupación de la ultraderecha católica, Cóir, pinta ha relanzado la economía, es enérgico, avisado y sumaun falso retrato de Europa, una pesadilla imaginada, un mente popular. continente abortista, renegado de la familia, bajamente Se trataría de evitar que los amargados, jorobados, tormaterializado. pes y cortos de vista aprovecharan la ocasión para pasar Como en el pasado, no pocos irlandeses votarán contra factura y hundir la votación. En todas las sociedades euel tratado para protestar contra la Organización Mundial ropeas hay gentes de esa clase: escasas de razón, decididel Comercio o contra la nivelación de impuestos. Son cordas a vengarse de la suerte y a hundir al gobierno por el tos de vista. Ven mal, como escribía la semana pasada el hecho de estar ahí, o astutos hombres de negocios, empeIrish Times en su editorial. ñados en pasar factura. Ejemplo de esto último puede ser Pero el progreso de Irlanda ha sido uno de los más sorDeclan Ganley, un empresario interesado en concesiones prendentes de Europa (también, resultado de Europa) Ni en el momento oportuno, horas después del hundimiento los impuestos ni la defensa dependerán del voto mayoritade bloque soviético, negociante en los países bálticos, comrio sino de la unanimidad. Irlanda, con 4.2 millones de haprador de madera en Rusia, explotador (en el sentido litebitantes, sabe que sin una política de seguridad y defensa ral) de licencias de móvil en la región, uno de esos cazadotodos los proyectos europeos estarán amenazados. La seres de dinero fácil, un tipo de dudoso olor, financiador de guridad y la defensa, promovidas en África o en Asia por Libertas, plataforma por el No. Hay muchos necios y no pola Unión Europea, podrá convertirse en el cemento de la cos listos, repetimos, en Irlanda y en Chequia, en España Unión. Ante Darfur, el gobierno irlandés ha ordenado el y Francia, dispuestos a jorobar al capitán privándose del envío al Chad de una fuerza aerotransportada de 400 hompropio rancho. En Francia pasaron factura contra Chibres, integrada en Eurofor, bajo mandato de las Naciones rac, a favor de las 35 o las 30 horas, nada que guardara relaUnidas. ción con la constitución europea. Los neerlandeses pro- EXTERIOR UNA RAYA EN EL AGUA EL FINAL DE LA ADOLESCENCIA I el retorno siniestro de ETA- -Barajas, Capbreton, Isaías Carrasco- -significó el brusco abandono de una infancia de la que el zapaterismo se resistía a salir, aferrado al mito de la inocencia recobrada, la huelga del transporte supone para este Gobierno el tránsito doloroso de la última etapa adolescente de sus sueños de buenismo y utopía. Las estanterías vacías de los supermercados y el bloqueo de las carreteras resultan incompatibles con los dulces mantras del buen rollito y la ingeniería social, esos fetiches polítiIGNACIO cos con los que el poder CAMACHO se arrulla a sí mismo en la galbana de una pijoprogresía de diseño. El país tiene el ceño fruncido ante el desabastecimiento, un piquetero ha muerto en una bronca y los camiones ardiendo en la madrugada sugieren la estampa de un infierno en el que se quema la retórica de las buenas intenciones. A la joven ministra Aído le han quitado de golpe el osito feminista de peluche con el que se iba a soñar con un diccionario lleno de aes capaces de abolir por sí solas las diferencias de género. Y mientras el teléfono de la nueva masculinidad suena sin que nadie atienda la llamada, los antidisturbios rompen a mazazos los cristales de las cabinas para sacar los tráilers de la autopista. Sobre el acné juvenil de un Gobierno autocomplacido en su fantasía ha brotado la barba cerrada de una realidad hosca, hirsuta, bronca y malencarada. Sorprendido por la abrupta irrupción de esta conflictividad virulenta que no se aplaca con los arrumacos de su retórica posmoderna, Zapatero ha ordenado salir a Rubalcaba, que es el único ministro que parece un adulto curtido en la complejidad de la experiencia. (Solbes es tan sólo el abuelete bonancible de pinta gruñona) Es un tic de desconcierto; el presidente no sabe qué hacer con la huelga y para dar sensación de responsabilidad manda comparecer al jefe de los guardias, que aplica mano dura para frenar la inquietud de la opinión pública. También es la confesión implícita de un fracaso: el de la política gestual de agendas superficiales y proyectos legislativos de bajo coste. Frente a la terquedad ceñuda de los camioneros no sirve el guiño rupturista de una ministra embarazada en una revista de tropas. Fuera de esa agenda de diseño y eufemismos, de alianzas de civilizaciones, de compromisos contra el hambre en el mundo, de feminismo semántico y de energías alternativas; fuera de su mundo idealizado de vaporosa poética progresista, el presidente parece un adolescente desubicado que sólo tiene a mano las canas de la barba de Rubalcaba para ampararse ante el desafío de la edad adulta. Ése que hace tiempo dejó de creer en la lógica ilógica de Alicia en el País de las Maravillas, donde las palabras significan lo que quiere el que las pronuncia. Ese mundo áspero, desapacible y prosaico que no se fía del flower power cuando faltan la leche y el pescado en la tienda de la esquina. I S