Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 11- -6- -2008 El Vaticano estrenará el martes próximo el primer musical sobre la Virgen María 81 declararse la Segunda Guerra Mundial, y el panorama que vio le animó a empezar lo que ella llamaba mis conciertos En Valladolid ofreció el primero, y más tarde bailó en el Teatro Español de Madrid, punto de partida para una fructífera carrera. El éxito de su gira- -bailó en América del Norte, Suramérica y diversos países europeos- -llevó a la Scala de Milán a contratarla en 1952 para bailar, junto a otra leyenda de la danza española, Antonio Ruiz Soler, El sombrero de tres picos al año siguiente interpretó en la Ópera de Roma la misma obra, pero esta vez al lado de su coreógrafo original, Leonid Massine. La elegancia, el dominio técnico, la musicalidad, la donosura, fueron las armas principales del arte de Mariemma; porque si fue una bailarina sobresaliente, su labor como coreógrafa fue también extraordinaria. Danza y tronío creada para el Ballet Nacional en 1984 sobre música de Boccherini, el padre Soler y Antón García Abril, es una pieza exquisita. La noche de su estreno quedó marcada en la historia de la danza española; la velada se completaba con Ritmos de Alberto Lorca (fallecido anteayer) y José Nieto; y Medea de José Granero y Manolo Sanlúcar. Pero en el haber de Mariemma pueden incluirse también coreografías como Diez melodías vascas que Antonio Gades llevó al Ballet Nacional; o Ibérica un deslumbrante mosaico de danzas folclóricas al son del Bolero de Ravel. A Mariemma le gustaba enseñar, y a ella se debe una sistematización de los estudios de danza española. Ya en 1960 creó su escuela, ante la falta de formación académica de muchos de los bailarines que se dedicaban a la danza española. Fue una de sus obsesiones: que los Muere Alberto Lorca, un referente en la coreografía española Unas horas antes del fallecimiento de Mariemma, la danza española perdía a otra de sus figuras: el coreógrafo Alberto Lorca, creador de una emblemática coreografía: Ritmos Esta obra formó parte, junto a Medea y Danza y tronío (de Mariemma) un legendario programa del Ballet Nacional, que abrió una nueva etapa en la historia de la danza española- Nacido en Sevilla en 1924- -era hijo de un barón holandés- se unió en 1947 al ballet de Pilar López, aunque unos años después tuvo que dejar de bailar por razones de salud. Permaneció en la compañía como maestro y asesor, hasta que en 1956, con la reapertura del teatro de la Zarzuela, fue nombrado coreógrafo de este coliseo. Desarrolló también una intensa labor en la televisión y en el cine. En 1960 creó su propia compañía, Lorquiana, con la que bailó en la Feria Mundial de Nueva York de 1964, y que sería el germen del Ballet Festivales de España (a su vez, precedente del Ballet Nacional) y trabajó también junto a María del Sol y Mario de la Vega en el ballet Antología Sus compañeros le rindieron homenaje en 1999 en la gala del Día Internacional de la Danza. Lorca, según sus allegados, ha donado su cuerpo a la ciencia. bailarines dominaran toda la paleta de nuestro baile. Creó en 1969 el plan de enseñanza de la danza española en la Real Escuela de Arte Dramático y Danza de Madrid, de la que fue directora entre 1980 y 1985. Y ese mismo año abrió su propia academia. La escuela bolera había desaparecido prácticamente, y con mis conciertos contribuí a su resurgimiento- -respondió cuando se le preguntó por su principal aportación a la danza española- También trabajé para la estilización de la danza. Muchas veces me han preguntado qué es la estilización: ir a la raíz y elevarla, cultivarla hasta hacerla universal. Eso es lo que hice Más información sobre la artista: http: www. museomariemma. com Mariemma y Leonid Massine, en El sombrero de tres picos ABC CONVERTIRSE EN MÚSICA La directora del Conservatorio de Danza de Valladolid rinde homenaje a quien fue su maestra MAYTE BAJO Mariemma, una de las Siete Divinas de la Danza, ya no se encuentra entre nosotros. Cuando a una tempranísima edad abandona su Íscar natal para acudir a París a bailar, nada hacía prever toda una vida de trabajo, lucha, y enfrentamiento sin descanso para que en España se siguiera apostando por la Danza Española y ahora, hoy, si los que no seguían su estilo la respetan y la admiran, qué decir de los que nos sentimos huérfanos de su fuerza y sabiduría. Su origen castellano imprimió en ella un carácter tan sobrio y sencillo como riguroso y disciplinado para afrontar cualquier trabajo y, sin embargo, puro contraste, era capaz de abandonarse para sentir la música con total naturalidad buscando la verdadera esencia de las cosas. Su obsesión de convertirse en la música, de resaltar el matiz de lo sensible, de acentuar la fuerza de nuestra danza y, al tiempo, de huir del chabacano amaneramiento y de lo tópicamente vulgar, la hizo enemiga de florituras y falsos alardes escénicos. Sinónimo de elegancia bailando, las notas de las partituras las dibujaba en el espacio fundiendo en el escenario, como nunca nadie ha hecho, la melodía con el movimiento. Siempre el baile por derecho. Y usted, Mariemma, que me enseñó a compartir, que me enseñó a ver todo, a disfrutar de lo bueno y a aprender de lo no tanto, quiero que sepa que todo su trabajo lo llevo plasmado en el corazón, que toda su energía la llevo en el alma y que seguiré su camino y lucharé por la Danza Española en su totalidad. Gracias por todo lo que me ha dado, por enseñarme a sentir la danza como la siento y a hacer de ella mi vida. Y desde aquí, la deseo que, por fin, descanse en paz.