Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 11 s 6 s 2008 MADRID 59 Al principio casi no podía ni escribir de la tensión que tenía, hasta el punto de que se me ha quedado el dedo agarrotado No te preocupes Guillermo, ya no puedes hacer nada por ese examen Los alumnos del Instituto Covadonga durante el primer examen de Selectividad en la Universidad Complutense Ha llegado el día D Ayer dio comienzo la Selectividad, los exámenes más temidos de la enseñanza no universitaria. Tres días en los que los alumnos se juegan su futuro. Estaba tan nervioso al entrar al aula que casi me da un chungo Pensaba que me iba a desmayar POR ISRAEL VIANA FOTOS: ERNESTO AGUDO MADRID. Las letras, el alfabeto, la escala de vocales, el niño, a la sombra de la madre, pájaro ligero por el árbol de la gramática. Salta, va, viene, se equivoca de rama, vuelve a saltar, dice la a, la e, ríe con la i, se asusta con la u, vive Con este singular fragmento de Mortal y rosa la obra cumbre de Francisco Umbral, dio comienzo ayer la primera de las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU) es decir, la famosa Selectividad... los exámenes más temidos de la enseñanza no universitaria. Primer examen y primera victoria aseguraba orgullosa Noelia, la primera chica en salir de la prueba de Lengua Castellana y Literatura en la Facultad de Odontología de la Universidad Complutense. He visto las preguntas y he dicho ¡pan comido! Total, es lo que llevaba haciendo todo el año, así que no hay razón para que me salga mal Sin embargo, esta aspirante a entrar en la carrera de Turismo aún no puede cantar victoria. La de ayer no fue más que la primera batalla de una guerra que se prolongará hasta mañana y a la que este año se enfrentarán un total de 22.661 alumnos repartidos por las seis universidades públicas de la Comunidad. Por desgracia, la mayoría no lo llevaba tan bien como Noelia, a la que sobró más de media hora para contestar a las siete preguntas de su examen. Carlos estaba tan nervioso cuando ha entrado al aula que casi le da un chungo Y eso que tan solo necesita un 5,6 para entrar en el INEF. Me he mareado y pensaba que me iba a desmayar dad, sino en un módulo de grado superior de Formación Profesional para el que no necesita pasar esta prueba. Pero ya que he pagado las tasas- -contaba David- pues lo hago, por si en el futuro me da por estudiar Informática Pero los alumnos no son los únicos que viven estos días con tensión. También sus profesores, que sueñan con que sus chicos pasen los exámenes y estudien lo que quieran. Pero no siempre lo consiguen. Por eso nos ponemos nerviosos. Llevamos todo el año preparándoles para las pruebas y queremos que les vaya bien asegura Enrique, que enseña Economía, Geografía e Historia en el Instituto Covadonga y que, minutos después de la primera prueba, tranquilizaba a uno de sus alumnos. No te preocupes Guillermo- -le decía el profesor- ya no puedes hacer nada por ese examen, así que centrate en los otros dos que te quedan hoy. No te olvides que esta prueba sólo es el 33 por ciento de las nota de las asignaturas troncales, así que tranquilo El éxito está en los amuletos Tranquilos, lo que es tranquilos no estaban muchos de los examinados, que recurren durante estas fechas a ingentes cantidades de café, Coca- cola, tila e, incluso, sedantes como la valeriana. Otros se encomiendan a amuletos, como Noelia, que llevó una pulsera que le regaló su novio el día de su cumpleaños por si acaso o Con el dedo agarrotado Año tras año los nervios son el principal problema que tienen que superar estos jóvenes cuando se acerca el día D y eso lo sabe muy bien David, quien al principio casi no podía ni escribir de la tensión que tenía, hasta el punto de que se me ha quedado el dedo agarrotado Un caso peculiar el de este estudiante que, a pesar de tener una buena nota en el Bachillerato, ni siquiera tiene la intención de entrar en la universi- Un alumno ante el examen de Lengua y Literatura II Carlos, que trajo un collar que pertenecía a su padre cuando tenía su edad. Para Juan Carlos, sin embargo, los amuletos son una tontería. O te lo sabes o no te lo sabes, y para contestar bien lo único que puedes hacer es estudiar o copiar, pero ni parecía fácil ni los alumnos estaban muy dispuestos a perder el tiempo intentándolo. A mi me dijo un vecino que llevara chuleta, que era muy fácil- -explicaba Marta- pero yo no lo he visto así. Tiene que coincidir que tu compañero de al lado haga el mismo examen que tú. Luego, además, no es que esté muy cerca. Por último, he pensado que no tenía mucho tiempo como para perderlo intentando leer la respuesta del compañero más cercano Cansancio, insomnio, desconcierto, nervios y también confianza para los que, como Victoria, han ido estudiando a lo largo del curso y ahora sólo tienen que repasar. Así no me pongo nerviosa, porque lo único que haces con los nervios es no escribir lo que realmente te sabes contaba esta alumna aspirante a entrar en Ingenieros Aeronáuticos y con una media de 9 en el expediente de Bachillerato. Un día completo en el que se han tenido que enfrentar a textos de Pablo Iglesias, Azaña, Nietzsche, Ortega y Gasset, el Informe PISA, la transición democrática en el primer día de Selectividad y... ¡Santo Tomás de Aquino! que no pensaba nadie que iba a caer y pocos lo habían estudiado. Hacía diez años que no lo ponían se lamentaba Marta, que ha terminado poco satisfecha en su primera jornada de selectividad. Y como ella algunos otros, que se han ido de clase a los 15 minutos de empezar la prueba por el dichoso Santo Tomás Quedan dos días de tensión en los que estos chavales se juegan todo su futuro. Muchos lo vivirán con incertidumbre, otros, como Roberto, han sacado alguna cosa en claro: Los periodistas sois muy cansinos. Ya estábamos lo suficientemente nerviosos como para encontrarnos a un montón de cámaras haciéndonos preguntas. No nos habéis dejado repasar