Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 ECONOMÍA MIÉRCOLES 11 s 6 s 2008 ABC Fernando González Urbaneja Rechazo frontal de Gobierno, sindicatos y partidos a la jornada laboral de 65 horas La CE insiste en que se mantienen las 48 horas semanales, aunque se podrá renunciar a ellas S. G. M. N. MADRID BRUSELAS. Gobierno, partidos y sindicatos españoles mostraron ayer su rechazo frontal a la directiva de tiempo de trabajo aprobada en Luxemburgo por el Consejo de Empleo, Política Social, Salud y Consumidores, que permite a los Estados miembros alargar la jornada de trabajo hasta las 65 horas. El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, reiteró su oposición al proyecto y aseguró que seguirá trabajando en el seno de la Unión Europea para que el Parlamento Europeo modifique la directiva. Corbacho calificó de éxito que la propuesta, a la que inicialmente sólo se oponían tres países, fuera rechazada finalmente por siete, por lo que mostró su confianza en que el proyecto sea corregido. CC. OO. señaló, por boca de su secretario de Acción Sindical Internacional, Javier Doz, que se trata del mayor ataque al derecho laboral europeo desde la creación de la Unión al tiempo que indicaba que es intolerable que se convierta la jornada de trabajo- -elemento esencial de la negociación colectiva y de la legislación laboral- -en una cuestión de relación laboral entre el empresario y el trabajador como explícitamente señala la directiva aprobada Para UGT, la decisión introduce una regresión en la protección de los trabajadores por lo que confía en que el Parlamento Europeo rectifique las agresiones a los derechos fundamentales Ambos sindicatos anuncia- ATRAPADOS ENTRE EL EURIBOR Y LA HUELGA l Gobierno se mecía en el arrullo del guirigay de la oposición y en la música de su éxito electoral cuando estallan problemas no previstos, sucesos inesperados: El precio del petróleo y el precio del dinero. No son sus pecados, sino elementos externos. El desmedido precio del petróleo ha colocado en desesperación a quienes más dependen de sus derivados. El transporte por carretera en España, los camioneros, es un sector muy eficiente, pero muy desordenado. Lo cual pasa factura cada cierto tiempo. Su representación es débil y dispersa, lo cual dificulta los acuerdos y complica el funcionamiento de un mercado ordenado con precios y condiciones estables. Las compañías aéreas dependen tanto a más del precio del carburante pero gestionan el problema de otra manera, no hacen rehenes a los ciudadanos para imponer sus reivindicaciones. Desatada la huelga, para lo cual sirve una minoría motivada y activista, los efectos en la economía son automáticos y relevantes. Distorsiona la formación de precios y los suministros. Provoca menos oferta y más precios, lo más parecido a la llamada estanflación, y afecta al crecimiento, induce recesión. A poco que dure esta huelga (y tiene pinta que durará, ya que no es fácil devolver a la cabina y al trabajo a camioneros airados) el Producto Interior Bruto (PIB) del segundo trimestre se irá a pique, a zona negativa, y las previsiones de crecimiento del año tendrán que entrar en revisión a la baja. Y para enredar la cosa más los mercados interbancarios siguen gripados con un efecto inmediato en el precio del dinero. El Euribor se acerca al 5,5 (150 puntos por encima del tipo de referencia) no por la imprudencia (acusa Rodríguez Zapatero) de Trichet, que hace un buen trabajo, sino por la insuficiente solvencia de bancos gestionados por banqueros irresponsables. Atrapados entre un Euribor desbocado y una huelga salvaje este Gobierno ni entiende ni responde y los ciudadanos vamos de la sorpresa al susto. E TELEPRESS Aniversario de UGT en el País Vasco UGT celebró ayer el trigésimo aniversario del congreso constituyente de la organización en el País Vasco, en el que rindió homenaje al primer secretario general del sindicato, Nicolás Redondo, que aparece en la imagen junto a su hijo, Nicolás Redondo Terreros, y el secretario general actual, Dámaso Casado. ron que, en línea con la Confederación Europea de Sindicatos, emprenderán acciones para que la futura directiva no suponga un retroceso de las condiciones de vida y trabajo de los ciudadanos europeos El presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, afirmó que se ha interpretado mal la propuesta. En este sentido, puntualizó que la ampliación de un máximo de 65 horas semanales por el momento sólo se refiere al co- lectivo de los médicos de urgencias. Por su parte, el PSOE, inició contactos con el resto de partidos socialistas europeos para formar un bloque contra la directiva En todo caso el eurodiputado socialista español autor del informe previo de la Eurocámara sobre esta Directiva, Alejandro Cercas, ya ha advertido que una conciliación con el Parlamento Europeo será extremadamente dificultosa. La ley española impedirá a France Telecom la adquisición de Yoigo ANTONIO POLO MADRID. France Telecom no podrá adquirir Yoigo, filial española de TeliaSonera, si finalmente el grupo nórdico acepta su oferta. Básicamente porque la orden ministerial de 11 de noviembre de 1999 se lo prohíbe. La cláusula 29 del pliego de condiciones aprobado por el Gobierno del PP el 10 de marzo de 2000 para adjudicar las cuatro licencias de telefonía móvil de tercera generación, dos días antes de celebrarse las elecciones generales, imposibilita una operación de estas características. La citada cláusula describe las condiciones en que pueden transmitirse las concesiones y detalla que en ningún caso podrá adquirir la licencia quien ya fuera titular de una de ellas o controlase efectivamente la entidad titular Dado que France Telecom fue adjudicatario de una de las cuatro licencias en juego, que poco después comenzó a explotar bajo la marca comercial Amena (actual Orange) queda inhabilitado de plano para afrontar la adquisición de Yoigo, en el caso de que finalmente alcance un acuerdo de compra de TeliaSonera. Además de este factor legal existe otro de índole política que también tiene difícil resolución: la firma voluntad de la Administración de mantener las cuatro licencias adjudicadas para propiciar la máxima competencia en el sector. Desde la Comisión Europea, coautora del texto, se insistió ayer en que realmente no se ha tocado la jornada laboral en Europa, que se mantiene en 48 horas semanales, sino que lo que se hace es permitir a aquellos trabajadores que así lo deseen renunciar a este tope y sustituirlo por las 65 horas a la semana. La inspiración de esta nueva regulación ha partido de Reino Unido, que ha incitado masivamente a sus trabajadores a optar a la renuncia del tope de 48 horas semanales. Posteriormente otros países, sobre todo Alemania, han visto las ventajas de que, por ejemplo, pase a no computarse como horas de trabajo las guardias en las que efectivamente no se ha trabajado, como ocurre en el sector de la sanidad, que es otra de las novedades de la nueva norma. Uno de los aspectos positivos de la reforma es la mejora de los derechos de los trabajadores con contratos temporales que, desde el primer día, podrán disfrutar de los mismos derechos que si fueran indefinidos, salvo que los agentes sociales del país de que se trate acuerden un periodo de carencia para el disfrute de estos derechos, como ocurre también ya en el Reino Unido.