Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 11 s 6 s 2008 ESPAÑA 31 Ensayo general con el agua al cuello Con los pabellones aún sin rematar, miles de zaragozanos se acercaron ayer a la Expo 2008 en una jornada de prueba previa a la inauguración de este viernes. Mientras, una nueva crecida se cierne sobre el recinto POR MANUEL TRILL 0 FOTO FABIÁN SIMÓN ZARAGOZA. El agua está reivindicando su protagonismo en la Expo 2008. En forma de lluvia, ayer deslució el ensayo general al que estaban convocados más de 30.000 vecinos de la ciudad y de los que sólo acudió la mitad. En forma de crecida del Ebro, amenaza de nuevo con alcanzar los mil metros cúbicos por segundo y anegar por tercera vez las zonas más bajas del recinto. La insistencia del río en presentarse con toda su fuerza añade dramatismo a una recta final de las obras ya de por sí de infarto. Casi tres años y medio después de la elección de Zaragoza en París, los visitantes que hicieron de conejillos de indias pudieron comprobar ayer cómo buena parte de los pabellones ofrecía dudas de que puedan estar listos para el estreno ante los Reyes de España. De hecho, para la prueba sólo abrieron al público 30 de los 105 espacios reservados para los distintos países y los de cinco Comunidades permanecieron cerrados. En los que sí se podían visitar, eran visibles cubos y fregonas, en los mejores casos, pero también elementos de expografía por colocar y manos de pintura por aplicar. Hay muchas cosas sin terminar, no sé si llegarán comentaban Cristina y Ángeles, dos mujeres de mediana edad, en su recorrido por el recinto. La precariedad del interior era especialmente visible en el Pabellón Puente, una de las obras de arquitectura estrella de la Expo, firmada por la célebre iraquí Zaha Hadid. Una lona trataba a duras penas de disimular a los ojos del espectador unos andamios en los que se adivinaba todavía bastante trabajo pendiente. A la salida de este edificio en forma de gladiolo suspendido sobre el Ebro, Joaquín, otro visitante, lamentaba que se ha llegado muy apurado y, aunque reconoce que la arquitectura es especta- Fregonas, pintura, andamios... El Pabellón Puente es una de las joyas arquitectónicas de la Expo, aunque en el interior aún se apreciaba tarea pendiente cular se mostraba decepcionado por el contenido. Otro de los iconos que legará la Expo para el futuro es la Torre del Agua, un pabellón en vertical de 80 metros de altura y perfiles sinuosos. Allí, una escultura colgante que recrea a gran escala el efecto de un chorro de agua y titulada con el expresivo nombre de Splash acapara la atención. Las quejas en este caso se centran en que una vez que se toma la rampa de ascenso de más de un kilómetro hasta el piso 21, no hay forma de dar la vuelta, ya que es de un único sentido, como advertían dos jóvenes, Olga y Cristina. Eso sí, al final hay una cafetería donde reponer fuerzas mientras se admiran unas vistas espectaculares del canal de aguas bravas- -donde ya se ven balsas practicando rafting- el Parque del Agua y el resto de la Expo, titulada Agua y desarrollo sostenible También hay quienes pensaban que iba a haber más sin hacer y se han visto sorprendidos positivamente, como señalaba un grupo de jóvenes. Los de España y Aragón son los pabellones más destacados entre la oferta nacional y el de Japón era ayer el favorito entre los internacionales. Ayer se pudo ver también el Pabellón de la Comunidad Valenciana que, aunque evita cualquier polémica sobre los trasvases y las desaladoras, hace hincapié en el eficiente uso y gestión del agua en esa región a lo largo de los siglos. En un audiovisual, en el que el agua habla directamente al visitante, una voz en off recuerda que el líquido elemento no es de nadie y pide solidaridad entre las regiones informa JaPor la tarde, cuando la afluencia de público fue mayor, se registraron ya importantes colas para la entrada de los principales espacios. nas no pudieron recoger sus credenciales y se vivieron momentos de cierta tensión. En todo caso, Antonio Silva, director de Comunicación de la sociedad organizadora, Expoagua, destacó la normalidad de la jornada, en la que sólo hubo pequeñas incidencias como fallos en los tornos o las citadas colas. No obstante, las asistencias sanitarias tuvieron más intervenciones de las esperadas, sobre todo por resbalones a causa de la lluvia. Además, un miembro de Cruz Roja que atendía el desvanecimiento de una mujer en la planta superior de los pabellones internacionales, se quejaba: Aquí debería poder subir una ambulancia, pero nadie sabe por dónde Asimismo, Antonio, que se desplazaba en silla de ruedas, no se mostraba conforme con la distancia desde el aparcamiento, si bien ayer mismo se anunció un servicio de microbuses especiales para las personas con movilidad reducida. vier Reigadas. Colapso con las acreditaciones Pero, en estos días previos, donde la organización tiene un atasco grave es en la tramitación de acreditaciones, tanto para el personal de los pabellones como para periodistas. Sólo para informadores se han solicitado ya más de 3.000 y ayer el sistema quedó colapsado, con lo que numerosas perso- Hay mucho sin terminar, no sé si llegarán a tiempo comentaban dos visitantes El Pabellón valenciano recuerda que el agua no es de nadie y pide solidaridad entre las regiones