Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 ESPAÑA Decepcionante debut de la ministra Aído MIÉRCOLES 11 s 6 s 2008 ABC Sólo me ha salvado la vida el 091 El teléfono de la ministra Aído para que los hombres canalicen su agresividad ha despertado la indignación entre las víctimas de la violencia machista y las asociaciones de mujeres, que llevan años luchando por ser visibles POR M. J. PÉREZ- BARCO C. MORCILLO MADRID. El único teléfono que me ha salvado la vida es el 091 de la Policía No podía existir respuesta más contundente a la propuesta que ha realizado la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, de poner en marcha un teléfono de atención a los maltratadores. Es el testimonio de una víctima de la violencia machista. A Luz hace seis años su marido la intentó matar con un cuchillo, con su hijo en brazos. Ahora, tiene una orden de protección indefinida. En su caso, la ley de violencia de género no estaba en vigor, por lo que el juez decidió que el caso fuera juzgado como una falta y se condenó a su ex pareja sólo a una multa de 600 euros. Cuando está pegándote no te deja llamar por teléfono a nadie. Y él en esos momentos, como es obvio, tampoco va a llamar Esa es la angustiosa realidad que sistemáticamente vivió esta mujer. Por eso no da crédito a un teléfono para maltratadores. Lo único que puede ayudar, dice, es obligarles a seguir un tratamiento psiquiátrico cuando están en prisión, pues durante esos meses lo único que piensan es cómo van a matar a su pareja cuando salgan y maquinan si bebiendo alcohol o drogándose lograrán salir antes Están perplejas, y muchas indignadas. Víctimas y asociaciones de mujeres que durante años han luchado codo con codo para combatir la violencia de género han recibido con escepticismo, unas; con estupor, otras, y con gran molestia, muchas, la propuesta de Aído anunciada el pasado lunes en el Congreso de los Diputados: un teléfono para los hombres que les ayude a canalizar su agresividad Aunque ayer la propia ministra intentó rectificar ante el revuelo que causó el anuncio de esa iniciativa. No se tratará sólo de un servicio para maltratadores, sino de un teléfono para hombres, que les ayude a resolver sus dudas dijo. Y lo ilustró con ejemplos: Ante el inicio de la ruptura del sistema patriarcal, muchos hombres presentan dudas sobre cómo asumir su paternidad, la corresponsabilidad en el cuidado de sus hijos, en las tareas domésticas... Desde luego, una propuesta insólita fruto de una profunda reflexión del nuevo equipo ministerial, como explicó Aído. Hasta sus propios compañeros de partido le echaron ayer una mano. La portavoz socialista en la Comisión de Igualdad del Congreso, Carmen Montón, matizó que la línea telefónica no será para maltratadores sino para aquellos que buscan información sobre sexualidad, ruptura de pareja y también para los que busquen tratamiento e incluso rehabilitación Pero no parecen convencer a muchas mujeres. Lo que ha detectado el Ministerio de Igualdad es que muchos hombres llaman al teléfono de atención a la mujer 016. Los maltratadores están copando las líneas, hacen bromas incluso de mal gusto, porque están en guerra declarada Así lo interpreta la presidenta de la Federación de Mujeres Separadas y Divorciadas, Ana María Pérez del Campo. Esta asociación, al igual que otras consultadas por ABC, reciben de buen grado medidas de prevención contra la violencia machista, pero creen que un teléfono no es el medio efectivo y adecuado para lograr esa prevención Pérez del Campo lo tiene muy claro. La violencia contra las mujeres- -dice- -acabará cuando un maltratador sea considerado por toda la sociedad un miembro indeseable, un de- Miembras y el duro rapapolvo de la Academia A Bibiana Aído también le llegó ayer un aluvión de críticas por emplear distinciones de género en su comparecencia en el Congreso. Además de Consejo de Ministros y Ministras, diputados y diputadas y presidentes y presidentas, la utilización del término miembras de la Comisión para distinguir de miembros, provocó que la Real Academia Española le diese un tirón de orejas. Aído se excusó diciendo que tuvo un lapsus por su reciente visita a El Salvador, ya que en Centroamérica se utiliza este término. O eso alega. Incluso propuso introducirlo en el diccionario. El académico Gregorio Salvador le explicó que miembra es un término incorrecto y le aconsejó que debería dejarse de bromas de mal gusto y ocuparse de resolver problemas de desigualdad preocupantes que hay en España, como las dificultades que tienen los padres en algunas comunidades para que sus hijos estudien castellano Hombres en el 016 lincuente y un criminal. Es igual que el terrorismo de ETA. Y a los terroristas no se les pone ningún teléfono de atención Y es que mostrar condescendencia con un maltratador es un flaco favor apunta Yolanda Besteiro, presidenta de la Federación de Mujeres Progresistas, quien también duda del éxito y la eficacia que va a tener el nuevo servicio telefónico. Es muy difícil que el maltratador se reconozca como tal- -explica- incluso se permite jactarse en el bar de que va a matar a su mujer. Por eso, son necesarios tratamientos individualizados atacando la raíz de la violencia de género, que es la superioridad que sienten los agresores sobre su pareja hasta el punto de considerarla de su propiedad El escepticismo también se siente en la Asociación de Mujeres Juristas Themis. Su presienta, Altamira Gonzalo, reconoció que los maltratadores no van a pedir auxilio, pero puede haber personas, maltratadores en potencia, que sean conscientes de que tienen impulsos agresivos que no controlan y en un momento dado pueden pedir ayuda De lo que más duda esta organización es de que sea el Ministerio de Igualdad el más apropiado para prestar este tipo de servicios HABLAN LAS AFECTADAS Luz Víctima de la violencia machista M Teresa P. del Campo M. Separadas y Divorciadas Yolanda Besteiros Fed. Mujeres Progresistas Altamira Gonzalo Mujeres Juristas Themis Cuando te pega no te deja llamar a nadie. Y él en esos momentos tampoco va a coger el teléfono La violencia machista es como ETA. Y a los terroristas no se les pone un teléfono de atención Es muy difícil que el maltratador se reconozca como tal, incluso se jacta de matar a su mujer Los agresores nunca van a pedir auxilio, pero algunas personas pueden ser conscientes de impulsos agresivos