Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ESPAÑA www. abc. es MIÉRCOLES 11- -6- -2008 ABC El portavoz del Grupo Socialista, José Antonio Alonso (a la derecha) y el secretario general, Ramón Jáuregui, en la reunión de ayer FRANCISCO SECO Críticas en el Grupo Socialista por la falta de iniciativa del Gobierno ante la crisis Quejas en privado por la insistencia oficial en negarla s Alonso: En España no hay crisis económica GABRIEL SANZ MADRID. Algo se mueve en el PSOE. Hace semanas, el partido era un balneario, sin oposición a causa de un PP enfrentado, y hoy vive una sensación de malestar difuso. ¿Por qué? No por los populares, que siguen en sus asuntos, sino porque muchos cargos coinciden en que al Gobierno le falta visibilidad y, además, ven a José Luis Rodríguez Zapatero enredado en su propia trampa de negar que técnicamente España esté en crisis económica. El lunes fue en la Ejecutiva Federal donde el secretario de Organización, José Blanco, y otros asistentes pidieron estar apegados a la realidad y una mayor presencia política de todos los ministros. Ayer, en la reunión semanal del Grupo Socialista, el ex secretario de Organización José María Benegas dio otra explicación a ese malestar difuso. En su opinión, al Ejecutivo le falta visibilidad porque cada ministerio hace política por su cuenta y no hay imagen de gestión global. Así- -señaló- ya puede el Gobierno haber aprobado en mes y medio 20 medidas económicas, como recordaron a la desesperada María Teresa Fernández de la Vega, el viernes tras el Consejo de Ministros, y el propio Zapatero, el sábado en León, que a la ciudadanía no le llega un mensaje unívoco. Consultado por ABC, el propio portavoz del grupo, José Antonio Alonso, que había iniciado la reunión negando la inacción del Gobierno, admitió que Benegas tiene razón en que es conveniente que el Gobierno hable con una sola voz. Benegas fue de los últimos en intervenir en la reunión del Grupo Socialista, sin posibilidad de que otros participaran para respaldarle. Sí consta que la socialista catalana Isabel López Chamosa mencionó también la necesidad de mejorar la comunicación del Ejecutivo. Otros diputados consultados a la salida suscriben esa crítica y añaden otra que todavía nadie ha sacado en público: la tozudez de Zapatero en mantener que no hay crisis hasta que se registren dos trimestres seguidos de recesión (crecimiento negativo del PIB) está poniendo al partido en un brete ante la opinión pública. Será desaceleración y no crisis, pero en los telediarios la gente está viendo que las hipotecas suben, que la gasolina sube y ahora que los supermercados están desabastecidos por la huelga de los transportistas comentó gráficamente uno de los interpelados por ABC. En la reunión del grupo se habló de los transportistas en términos de huelga patronal según el diputado por Zaragoza Jesús Membrado, en la medida en que son empresarios autónomos. Varios de los intervinientes hablaron de una huelga peligrosa para la imagen del PSOE porque la gente se ve desabastecida aunque, paradójicamente, esa situación sea provocada por el acaparamiento que genera el miedo al desabastecimiento. tesis sobre inmigración que se van a debatir en el Consejo Europeo de Bruselas los próximos 19 y 20 de junio. En conversación con ABC, De la Rocha explicó su intervención, en el sentido de que un Gobierno socialista no puede aceptar propuestas como las de Silvio Berlusconi, en Italia, y Nicolas Sarkozy, en Francia, tendentes a criminalizar la inmigración. López Chamosa, por su parte, se lamentó de que, hace años, los cambios que venían de Europa significaban progreso y ahora todo lo contrario. Una crítica que hicieron extensiva a iniciativas como las que pretende sacar adelante Alemania de ampliar a 65 horas la semana laboral europea y que España ya ha dicho que va a combatir por todos los medios. Horas después del debate en el seno del grupo, y tras la Jun- Firmeza frente a Sarkozy Por otro lado, Manuel de la Rocha, de Izquierda Socialista, y la propia Isabel López Chamosa pidieron que el Gobierno y el Grupo Socialista defiendan con más ardor las políticas de inmigración llevadas a cabo por el propio Ejecutivo socialista durante la pasada legislatura. Una crítica implícita al giro que podría estar dando el Gobierno para acomodarse a las