Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 DEPORTES Eurocopa 2008 MARTES 10 s 6 s 2008 ABC La Eurocopa en breves Polonia Zurawski, lesionado, se pierde dos partidos El capitán de la selección polaca, Maciej Zurawski, no podrá jugar el resto de la fase de clasificación de la Eurocopa ya que sufrió ante Alemania una lesión muscular. El delantero tuvo que ser sustituido al descanso en la derrota de Polonia por 2- 0, y después de someterse a varias pruebas ha sido descartado hasta los teóricos cuartos de final. Francia, un gallo que no canta Rumanía arranca un empate ante los bleus en un partido calamitoso y carente de opciones Rumanía Francia 0 0 Rumanía (4- 3- 3) Lobont; Contra, Tamas, Goian, Rat; Cocis (Codrea, m. 63) Radoi (Dica, m. 90) Chivu; Nicolita, D. Niculae, Mutu (M. Niculae, m. 78) Francia (4- 4- 2) Coupet; Sagnol, Gallas, Thuram, Abidal; Ribery, Toulalan, Makelele, Malouda; Anelka (Gomis, m. 71) y Benzemá (Nasri, m. 77) Árbitro: Mejuto González (España) Amarilla a los rumanos Goian, Contra, D. Niculae y al francés Sagnol. Portugal Seguidores pagan por los entrenamientos Los entrenamientos abiertos al público de Portugal han sido los únicos de todas las selecciones presentes en la Eurocopa de Suiza y Austria en los que los aficionados han tenido que pagar una entrada (10 euros) para poder contemplarlos. Según la Federación Portuguesa de Fútbol, el Ayuntamiento de Neuchatel decidió cobrar esta entrada por la inversión realizada en el estadio ante la llegada de Portugal, ya que debió reemplazar el material sintético del terreno de juego por hierba natural. Alemania- Polonia La Policía detiene a 157 personas La Policía austríaca detuvo a 157 personas en la sureña ciudad de Klagenfurt, tras los enfrentamientos entre hinchas polacos y alemanes que habían acudido a animar a sus selecciones en el partido que disputaron ambos conjuntos. Ya durante el encuentro, ganado por Alemania (2- 0) hubo varios altercados entre las dos hinchadas, provocados principalmente por aficionados radicales germanos que empezaron a proferir gritos con referencias nazis contra los polacos. ENRIQUE YUNTA Difícil de digerir, una patada en el estómago y un fogonazo molesto para la vista. El Rumanía- Francia fue por momentos el partido más aburrido de la historia, con una primera mitad del todo vacía en la que no queda claro quién defraudó más y que tuvo continuidad en la reanudación, igual o más calamitosa si cabe. Fue un suplicio, un ejercicio de mediocridad en el que no hubo lugar para las ocasiones y en donde los porteros no intervinieron en ninguno de los dos bandos. Ni un remate peligroso entre los tres palos durante 90 minutos, dato lapidario que no admite discusión alguna. Sirvió la cita de Zúrich para dar el pistoletazo de salida a este grupo mortal, que efectivamente acaba con cualquiera si el nivel es tan pésimo como el de ayer. Asumió Francia el mando pero renunció a cotas mayores, demasiado temerosa ante una decepcionante Rumanía que ha llegado hasta aquí con un fútbol atractivo que se Makelele intenta cortar el avance de Nocolita ha debido perder por el camino. Los galos, que combinaron la experiencia de los Thuram y Makelele con el desparpajo de los Ribery y Benzema, se atascaron en la creación y anhelaron sobremanera la figura de un líder como Zidane, futbolista que ha marcado la tendencia bleu de los últimos grandes torneos. Ni siquiera pudo contar con Henry, aquejado en el banquillo de las molestias crónicas en su maltrecha espalda- -le suplió Anelka sin que apor- AP Thuram, récord de partidos en la Eurocopa El defensa francés de 36 años, que ha disputado nada menos que 140 encuentros con les bleus superó ayer a Zinedine Zidane y al antiguo jugador checo Karel Poborsky y se situó como el primer futbolista que participa en 15 partidos en fases finales de la Eurocopa. tara nada especial- En definitiva, un desastre colectivo del que será mejor olvidarse cuanto antes por el bien del fútbol y de la memoria de los sufridos espectadores. Mejuto cumple y se aburre UNA SUBASTA DE PRIMAS PARA MOTIVAR A RUMANÍA Tres importantes directivos, entre ellos el presidente del Steaua, Gigi Becali, han ofrecido cifras muy importantes como premio por llegar al menos a cuartos de final POR E. YUNTA Un punto ante Francia no es malo para Rumanía, caída en desgracia en un grupo terrible con tres oponentes superiores o con más nombre. Llegar a cuartos se presupone una quimera, aunque no será por ilusión y alicientes. Rumanía, país emergente en la Europa global, cuenta con el apoyo de unos magnates generosos que pugnan entre sí para demostrar quién pone más pasta para motivar al equipo. El propietario del Steaua, Gigi Becali, el presidente del Dacia Mioveni, Gigi Netoiu, y uno de los accionistas del Solidaridad Goles para las víctimas de las minas Por cada gol del torneo la Cruz Roja Internacional destinará 4.000 euros a las víctimas de minas terrestres en Afganistán. Steaua, Viorel Paunescu, han prometido primas millonarias a los jugadores rumanos si hacen un buen papel en Austria y Suiza. Los medios de comunicación local informan que Becali, suspendido por corrupción, se enorgullece de ofrecer a los futbolistas 500.000 euros si superan la fase de grupos, dos millones de euros si entran en la final y otros tres millones de euros si ganan la Eurocopa, lo que supone un total de 5,5 millones de euros. Pero para chulos Netoiu, que aseguró que él da más a los futbolistas que Becali para la fase de los grupos, es decir 600.000 euros, suma que también pone en juego Paunescu, uno de los nuevos ricos de Rumanía y accionista del Steaua. Con este panorama, el mejor de la tarde fue Mejuto González. Puestas todas las miradas rumanas sobre él y su mal fario, el colegiado español dio la talla y cumplió perfectamente en todas las jugadas conflictivas. Aunque quisquilloso en algún momento, como cuando mostró la tarjeta a Contra por desplazar el balón, el asturiano se llevó tres veces la mano al bolsillo y acertó. Por lo demás, no tuvo mayores contratiempos en un partido de guante blanco en el que ni siquiera hubo patadas. Él también se aburrió. Por un momento pareció que cambiaría el panorama en el segundo acto, pero sólo fue una ilusión, un espejismo. Siguieron los rumanos y los franceses contemporizando y ganando tiempo al tiempo, restando minutos para llegar al final y sumar un puntito que pareció contentar a todos. No se sabe cuánto valdrá este empate, pero quedó claro que ninguno de los dos equipos tiene pilas para más. Tienen el dudoso honor de haber firmado el peor choque de los que se han disputado en esta Eurocopa.