Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 10 s 6 s 2008 ESPAÑA 25 El BNG insta a la Xunta a que censure a ABC por su defensa del castellano Varapalo de la Real Academia Gallega al Bloque al estimar que Galiza no es un término oficial ni válido para referirse a esta Comunidad autónoma J. L. JIMÉNEZ SANTIAGO. Continúa la campaña de los socios de gobierno de Emilio Pérez Touriño contra ABC por su defensa de la lengua española. Ayer, el diputado nacionalista Bieito Lobeira solicitó al secretario general de Comunicación de la Xunta, Fernando Salgado, que se reconsiderara la entrega de subvenciones a este diario por su uso de topónimos en castellano dentro de informaciones redactadas en esta lengua. Lobeira tachó de injusto e incoherente que el diario ABC reciba ayudas por la promoción del gallego cuando deturpa esta lengua cargándose la toponimia legal vigente y, por el contrario, otras publicaciones que se editan exclusivamente en este idioma no son beneficiarias de ayuda alguna. El parlamentario del BNG comparó el uso de la toponimia en castellano con el del gallego no normativizado- -y por tanto no reconocido por la Real Academia Gallega- -de algunas publicaciones de corte nacionalista radical e independentista, para las que solicitó también la posibilidad de optar a estas subvenciones, algo a lo que Salgado se opuso, por no ser un idioma reconocido así en el decreto de 1994 que desarrolla estas ayudas. se produjo el día después de que se supiera que la Real Academia Gallega no acepta el término Galiza para referirse a la Comunidad, acabando así con uno de los iconos identitarios de los nacionalistas. Según publicó el periódico La Voz de Galicia el presidente de la RAG, Xosé Ramón Barreiro, informó por carta el pasado 28 de marzo a la consejera de Cultura, la nacionalista Anxela Bugallo, que la denominación oficial del país normativa y legítimamente hablando es Galicia una aclaración que viene a poner fin al uso discrecional que desde los departamentos del BNG se ha hecho del topónimo de la Comunidad. Lejos de acatar la decisión del máximo órgano regulador de la lengua gallega, Lobeira lamentó que la RAG abra este tipo de polémicas y le reprochó que no intervenga para la aceptación del llamado gallego reintegracionista próximo al portugués y estrechamente vinculado con grupos de ideología independentista y radical. No es la primera vez que Bieito Lobeira la emprende contra ABC por su defensa de la lengua común de todos los españoles. Ya arremetió contra este periódico el pasado 14 de mayo, cuando lo acusó de secuestrar al PP tras votar la oposición en contra de una pro- Lápidas, cementerios, dvd, muñecas, rótulos, apellidos... El currículum parlamentario de Bieito Lobeira en su defensa, a veces estrafalaria, del gallego, comienza a ser vox populi toda vez que los medios lo recuerdan con cada ocurrencia en materia de lengua que protagoniza este parlamentario. Suya fue la petición para el uso del gallego en las lápidas funerarias esgrimiendo el sólido argumento de que si ocurriera una hecatombe nuclear, la civilización que sobreviviese vería en las tumbas que el gallego era una realidad social como idioma propio de Galicia. La preocupación de Lobeira por la infancia es notoria, según se desprende de algunas de sus iniciativas de los últimos tiempos. Ya en enero del pasado año fue el autor de una proposición no de ley para que desde la Xunta de Galicia se fomentara la fabricación de muñecas que hablasen gallego y se tomaran todas las medidas que fueran oportunas para la galleguización de los juguetes y los regalos dirigidos a los más pequeños de la comunidad. Entre una y otra iniciativa, defendió la necesidad de impulsar la galleguización de nombres y apellidos, que estuvieran en castellano, para lo que conminó a rostros conocidos y dirigentes políticos a dar ejemplo, y contrarrestar así una tara de la que hizo responsable a la Iglesia y al devenir histórico Eso por no hablar de su petición para que los mensajes hablados de los teléfonos móviles sean en gallego o la serie de dibujos animados Dragon Ball se edite también en dvd en esta lengua. Reintegracionista El diputado Lobeira, en una intervención en la Cámara gallega M. MUÑIZ posición del BNG para que los comerciantes que rotulasen en gallego fueran recompensados con más ayudas públicas que aquellos que lo hicieran en castellano. En esta línea, censuró al Partido Popular por apoyar a los que combaten la identidad del país y de estar secuestrado por ABC, un diario al que ya se refirió cuando indicó que dice qué es lo que debe votar el Partido Plena, que cuenta que defendemos sanciones e imposiciones, cuando nosotros hablamos de derechos La iniciativa acabó siendo aprobada gracias a los votos del BNG y el PSOE. Ajustados a la normativa En su respuesta, Fernando Salgado consideró óptimo y razonable que los medios se deban ajustar a la normativa lingüística y concluyó que los poderes públicos deben atenerse a lo que establezca la Real Academia Gallega. En todo caso, explicó que a la hora de conceder las ayudas, la Xunta aplica con absoluta flexibilidad este requisito. Por último, el diputado denunció situaciones que no entendemos ya que a su juicio se está favoreciendo a medios que imponen el español o vetan el gallego en sus informaciones, traduciendo incluso las declaraciones de las fuentes que se expresan en gallego, frente a otros medios que sí trabajan en favor de la normalización del idioma según informó el BNG en un comunicado. Este ataque de Lobeira a ABC Alfredo Aycart EL CHEQUISTA OBSESIONADO l camarada Lobeira, el celebrado chequista aún portavoz del BNG, se retrató ayer en el Parlamento de Galicia con una de las piezas oratorias más irrisorias de la cruzada perso- E nal que sostiene contra el sentido común, en general, y contra ABC, en particular, para bochorno de los escaños propios y generalizada carcajada de los ajenos. Incapaz de entender que la lengua, en Galicia, ha sido siempre instrumento de concordia y comunicación, el chequista obsesionado dio ayer una nueva muestra de su ciego empeño en transformarla en arma política al sugerir al Gobierno autónomo que aproveche una supuesta errata para castigar a este periódico por la defensa que realiza a diario de la convivencia armónica de castellano y gallego en la Comunidad. Al menos, mientras dedica su tiempo a buscar erratas y husmear conspiraciones de ABC, el pintoresco parlamentario nacionalista no lo invierte en rebuscar en las lápidas de los cementerios para censurar a los deudos que las mandan escribir en castellano, o en perseguir a los floristas que se empeñan con atroz desenfado en usar la lengua de Cervantes en sus cintas. Pero por mucho que se desgañite el Torquemada gallego, sus diatribas inquisitoriales van a cosechar el mismo rotun- do fracaso que las bombas con que otros descerebrados intentan acabar con la libertad de expresión. Bieito Lobeira va a tener que convivir- -mal que le pese- -con un periódico que tiene a gala tanto el respeto al gallego como la cerrada defensa del castellano y, en cualquier caso, el rechazo de cualquier forma de coacción o discriminación por el uso de la lengua que compartimos todos los españoles, e incluido en ese todos los españoles -aunque le duela tal condición sobrevenida y mejor no analizar si merecida- -el propio camarada chequista.